Literatura Narrativa

El tiempo cifrado, de Matías Escalera

Matías Escalera

spacer

Una novela necesaria

El tiempo cifrado: alumbramiento y transición, de Matías Escalera Cordero (Amargord, 2104), que presentaremos el próximo día 10 de octubre, es “una novela para los que piden algo más a la novela o han dejado de leer novelas”, que ofrece, además, una visión distinta de la Transición y de los años de la Movida.

El tiempo cifrado es de 1996, pero fue gestada unos años antes en Ljubljana (Eslovenia), durante el último año de la estancia del autor en la antigua Yugoslavia, justo antes de que empezase la guerra que acabó con ese país; fue revisada y reescrita, en parte, a comienzos del nuevo siglo, tras la finalización de Un mar invisible (novela publicada en 2009). Y, si esta primera señaló, según la crítica, la aparición de un novelista distinto y maduro que lograba novelar esa burbuja social, ideológica, económica y política que nos anunciaba la catástrofe que la mayoría no quería ver; e Historias de este mundo, la colección de relatos publicada en 2011, confirmó a Matías Escalera como una de las voces claves de esa nueva realidad que emergió simbólicamente del campamento de la Puerta del Sol en aquel mayo histórico; El tiempo cifrado nos confirma definitivamente todo esto y nos ofrece, además, un retrato del origen mismo de lo que somos a través de una historia dramática, distanciada y grotesca, a veces, pero siempre emocionante, en la que un padre y un hijo, que representan acaso la España que muere y la que surge, se encuentran y se despiden, en esos años liminares que van del inicio de la Transición al año 1986, en los que se da el tránsito a este capitalismo salvaje que acabó y arrumbó los sueños y las ilusiones acumuladas durante décadas de lucha y durante unos pocos años, tras la muerte del Dictador, en los que todo parecía, o nos pareció, posible.

La trama principal de El tiempo cifrado: alumbramiento y transición se localiza en un año clave por el simbolismo que arrastra, 1986, cuando, en medio de promesas de modernización y de riquezas sin cuento (OTAN, Comunidad Europea), una oleada imparable de voraces “nuevos ricos” alumbra y cimientan sobre el barro y la arena de la codicia y de un hambre atrasada de siglos el país que hoy ha entrado en quiebra. Aunque también se hacen incursiones retrospectivas a los años setenta, en los que se fragua la denominada Transición, ese enorme esfuerzo de cambio, finalmente frustrado, en el que el protagonista de la novela, un profesor universitario que abandonó el país, a su mujer y a su hijo, a principios de los años sesenta, por la sensación de auténtica asfixia de aquella atmósfera viciada, participa junto a otros actores reales e inventados.

El relato se organiza en forma de collage o de mosaico, de modo que todas sus teselas o fragmentos tratan de explicar por qué un profesor de la “Universidad Central de Madrid”, intelectual reputado y respetado de la lucha antifranquista y de la Transición, ha matado tan salvajemente a un hombre, que apenas conocía, y ha bebido su sangre. En el transcurso del mismo, además, por las conversaciones que mantiene en la cárcel con su hijo, al que apenas conoce, el protagonista le va transmitiendo la suma de su experiencia, de su tiempo y de su memoria, explicando y explicándose, a un tiempo, cómo alguien como él hizo lo que hizo, abandonarlos, a él y su madre; y cómo ha llegado a hacer lo que ha hecho, matar a un hombre de esa manera, y a sentirse tan extraño en una España y una realidad que ya no reconoce y de la que se siente expulsado.

El tiempo cifrado - portada

 El tiempo cifrado se presentará en Madrid el próximo 10 de octubre en María Pandora.

Danos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.