Textos de Emmanuel Navarrete Díaz

Gorrión

Lucio y yo estamos sentados a orillas del río, descalzos, los pantalones de mezclilla doblados a media pierna para meter los pies en el agua.