Literatura Poesía

Poemas de Felipe Fernández Sánchez

Desde el campanario

Desde el campanario se vislumbra toda la ciudad.

En un día soleado apenas venteado.

Protegidos del frío con ropajes gastados.

Hay toques distintivos.

El toque de arrebato convoca a los vecinos al final de la calle Mayor.

Un incendio, acudid presto…

El nacimiento que esperabais ha sucedido…

Es niño, es niña.

Según el toque.

El sonido de voces extranjeras se confunde con las de gentes del lugar.

Unas reses ocupan la base del campanario, el de la ermita,

menudo cabreo se va a pillar don …

 

No todos

No todos los cuerpos tienen alma.

Algunos cuerpos la tienen y preferirían que no.

A otros, ya les gustaría.

Sé de algunos que les va y viene.

Cuando menos se lo esperan

en circunstancia aciagas,

en momentos difíciles,

en tiempos felices,

sin criterio.

Pasear a un perro en carrito.

Tener un afecto sin tener obligaciones.

Un animal sobre ruedas,

un calvo sobre un skate.

Un mundo desfigurado.

 

Vasija vacía

Cómo se llama el ánima vacía de un cántaro.

De una vasija.

De una tinaja.

De un barril.

De una cuba.

Antes de ser usado.

Tengo claro que dentro de mí no hay nada.

Cuando lo años se nos agolpan,

reconocemos a la vuelta de la esquina

la sombra de una guadaña.

Presientes que una mañana te costará despertar.

A veces me ataca un verso

y lo releo, lo releo

para inmediatamente perderlo

entre las circunvalaciones de una materia gris

sin capacidad de almacenamiento.

A favor de mi cerebro diré que se acuerda

de aquella belleza

Y desea volver a la emboscada de letras

en la que caí la primera vez

o la última.

 

En barco

Cuando las naves zarpen, partiré hacia mi destino,

bogaré con un tal Jasón, conspicuo navegante,

hacia otros lugares, buscando un origen, allá en el infinito.

¿Y luego?

Ahora.

Solo hastío.

Ser una excrecencia terrestre putrefacta,

al que le quedan algunos sueños en esta hora que se alarga,

se alarga, y nunca cesa.

Sé que las palas apenas nos desplazan.

Sé que mis años viajan conmigo.

Felipe Fernandez SanchezFelipe Fernández Sánchez. Vine al mundo en Madrid mediado el siglo veinte, por azares del destino terminé trabajando en el mundo bibliotecario. Sin motivo aparente, soy de los que disfrutan leyendo: al poco tiempo, con una chispa de ingenio a lo que soy proclive, me percaté de que eso era lo mío, aún me acuerdo cuando descubrí Bartleby el escribiente de Hermann Melville cuando lo colocaba en su lugar.
Pasado el tiempo me dio por escribir, fruto de ello es el blog Inverosímil_felipe en el que consigo comentarios amables de familiares y amigos. Item más, se me ocurrió lanzarme a Internet y han tenido a bien publicarme pequeños relatos en Sci-Fdi, Prosofagia, Planetas Prohibidos, Ariadna rc , Letralia Tierra de Letras, Palabras Diversas, Axxon, El coloquio de los perros, Monolito y Triadae.
Además han salido poemas en las revistas Ariadna rc, Almiar margencero, Destiempos, Palabras Diversas, Letralia: Tierra de Letras, Viceversa Magazine, Alhucema, Nagari, Sol negro, Archivos del sur y Babab.Colaboraciones en libros electrónicos:
Una colaboración en Doble en las Rocas en conmemoración de los 19 años de Letralia Tierra de letras. (Sigüenza)
El relato “El bibliotecario” para los veinte años de Letralia Tierra de letras.
En twitter: https://twitter.com/mediaorella
En facebook: http://www.facebook.com/felepeefe

Texto © Felipe Fernández Sánchez
Fotografía © Peter Bucks


Danos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.