Literatura Poesía

Cierta Belleza, el nuevo poemario de Teresa Ramos

Cierta Belleza de Teresa Ramos

“Leí del tirón Cierta Belleza. Hoy lo voy rumiando, poco a poco. Por ejemplo, cuando caminaba a por el pan, he recordado el título y su ambivalente sentido. Cierta por verdad, cierta por indeterminado. Es espléndido. Te ha salido un libro de amor enorme, aunque ese amor vaya dejando sombras ciegas, aunque ese amor esté en una habitación herméticamente cerrada. Y claro, el amor tiene más de pájaro que de mueble. Es muy difícil escribir sobre el amor a nuestra edad: el estereotipo manda, y tú lo has hecho de una manera certera. Además, intuyo, que algunos poemas son anteriores al pensamiento, me explico, se sienten antes. “Coseché la luz que rogaba la piel hambrienta. / Me encontré, sin embargo, aún más cerca de mí.” ¡¡!! Esa es la poesía que necesitamos, Teresa. La treintena de poemas que has escrito son únicos y vuelvo a decirlo, ciertos. Son distintos, en cuanto a imágenes, técnica, tono, mirada, campos semánticos, vocabulario, como una miscelánea rica, lo que permite acercarse desde la lectura desde distintos sitios, y eso ensancha el libro, lo hace espacio abierto y permite a más personas entrar en él. Enhorabuena, Teresa y muchas gracias. Es un libro impresionante.”

PABLO MÜLLER

VIVIRLO TODO
por Antonio Orihuela

Como quería Rilke, este es un libro atento, memorioso y preguntón, pero no busques en él, atento lector, respuestas. Busca mejor versos en los que apoyarte para huir de la palabra hueca, de la mentira repetida. Utiliza este libro como un lugar para meditar y  escudriñar la luz que nos debemos.

Cierta Belleza nos invita a indagar en lo íntimo y en lo social y, para ello, Teresa Ramos nos incita a entrañarnos y a extrañarnos, a romper con la costumbre, rechazar el orden y dejarnos atrapar por el latido del corazón y no del reloj, porque solo así accederemos al reino de la belleza, de lo asombroso, del desconcierto, de lo inesperado. Ese lugar donde el caos y el azar, el sentido y el sinsentido se pueden hacer carne a cada instante, con su verdad redonda y última llamando a nuestros ojos. 

De todo esto sabe mucho Teresa Ramos y mucho de todo esto se nos comunica en este hermoso libro hecho de amor, de sus rastros y sus huellas, de soledad, rumores, refugios frágiles, huidas imposibles, cuerpos que habitar y espacios del deseo que, sin embargo, se niega a morir en ellos, porque la vida sigue sin fin.

Teresa Ramos, en esta Cierta Belleza, ni deja que crezca el olvido ni que la herida cierre, tal vez porque es profunda, tal vez porque es lo que tiene para sentirse viva mientras encuentra las palabras que la hagan libre de ese dolor, de esas ilusiones despedazadas, de esa grieta, de ese miedo a abandonar la solidez de lo conocido y su sentido, aunque sea un sentido herido, ciego, vaciado.

No otro es el doloroso descubrimiento que Teresa Ramos nos ofrece en este libro singular, hecho del conocimiento y reconocimiento de que existimos porque nos nombran, porque somos para los demás, porque como seres sociales se nos hace insoportable la soledad, la fractura, la falta de los otros que nos completan. 

En efecto, porque este libro no solo se recoge en lo íntimo y lo personal, zarandeando a la poeta en tanto sujeto que desatar y liberar. También es un libro abierto sobre el mundo, donde Teresa Ramos denuncia la explotación, el trabajo esclavo, la infancia robada, los campos contaminados de transgénicos, los ancianos arrumbados, la violencia estatista y, en suma, el ecocidio y el genocidio en ciernes. Teresa Ramos denuncia nuestra inconciencia, nuestra ceguera, pero no busca culpables. Acepta el tiempo amargo y el paraíso arrebatado por la torpeza, acepta lo imperfecto, lo caduco, el miedo, la falta de sueño y la carencia de sueños. Lo acepta y sigue adelante segura de que llegará el fin del sufrimiento y el desvelo, la completa liberación donde poder anidar entre los iguales, hacer perfume de las palabras de los distintos, ley y compromiso en los que vivir en plenitud. 

Cierta belleza es, en suma, un libro de amor que abofetea a la mentira y pone cerco al desconsuelo abriendo el camino hacia la liberación de nuestro humano mejor. Estamos con la autora en que solo así será posible vivir la única vida que no nos damos cuenta que tenemos hasta que es demasiado tarde, aunque, como ella bien sabe, el canto de los pájaros siempre será canto para el que lo quiera oír y vivir en él cada instante.

Antonio Orihuela
En la vieja charca, 17 de febrero de 2020

MUSA / ARAÑA  

Baila primero, piensa después. Es el orden natural.
SAMUEL BECKETT

Deslizar mi cabello por tus páginas,

bailar por tus palabras, existir

en tus correos porque tú me nombras.

Crecer en el silencio que me dibuja,

sentir tus palabras araña enredándome

el alma. Dejar que me atrape tu tela.

Escuchar otra vez la música del laberinto,

responder a tu voz clandestina y su urdimbre,

sentirme estúpida y escupir sobre lo nuestro,

en defensa propia, decir que no y no poder,

no querer alejarme de ti.

Llorar otra vez, saber lo que me espera,

ocultar que soy tu musa, y tú mi universo.

Callar esta fiebre y este miedo

y regresar al paraíso de la luz

que nos convoca, con la música feliz

de los idiotas.


Texto cita © Pablo Müller, 2020
Texto “Vivirlo todo” (prólogo de Cierta Belleza) © Antonio Orihuela, 2020
Poema © Teresa Ramos, 2020
Todos los derechos reservados


Danos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.