Poesía

Néstor Barreto: [el] [mejor] poeta de Puerto Rico (una invitación)

Néstor Barreto

spacerPor Egberto Almenas

Néstor Barreto

1. Jerarquía y tabú (u obstrucción a la naturaleza)

esto es una invitación, responde el hoy por hoy [tal vez] [mejor] [uno de los mejores] poeta(s) de Puerto Rico cuando se le pregunta sobre “las contribuciones esenciales” de la poesía compueblana digna de “repercusión o reconocimiento internacional”. Néstor Barreto (1952) prescinde de los signos ortográficos: las contribuciones de mi país no son especiales o únicas pero sí auténticas y limitadas por el subdesarollo de los mercados condescendencias con lo mal famado la experiencia usoniana la colonialidad del poder. Pasa lista de algunos nombres, sólo algunos. Los poetas de mérito allí inflan la nómina, pero…, bueno…, que sirva el listado trunco de invitación. Una invitación más allá del supremacismo eurománico el nacionalismo la idea de propiedad intelectual [espiritual] la colonialidad del poder la vastedad la diversidad… Y sobre todo por encima del supremacismo arquista autoritario culturogénico.

Claro, jerarquizar a este poeta según el corchete comodín que al correr de su lenguaje nos depara opción cómplice trae a colación la validez del sentimiento como criterio guía para juzgar lo que nos gusta. Hasta ayer, aun la hermenéutica de iniciación y contagio desaconsejaba por norma fiarse de semejante facultad tabú. Las operaciones sentimentales disuenan con la crítica de rigor, sustentaba el Pierre Menard del maestro Borges. Hoy la consiliencia no peyorativamente reducible a la biología disipa mitos respecto a las repercusiones del cedazo llamado subjetivo sobre el mejoramiento humano. Por el mismo rasero, conviene diseccionarse y situar los “fenómenos del alma” en su complejo jerárquico a fin de que el gusto como razón no redunde en dogma.

Durante largo tiempo estos cabos al parecer irreconciliables entre lo subjetivo y lo objetivo, o más bien entre el sugerente basamento religioso de uno y científico del otro, se abandonaron a la suerte falsa de los magisterios no superpuestos. Ahora se puede precisar a través de la neuroestética empírica que el Yo gozante de lo humano en las artes despunta al pulso de lo que ha unos dieciocho siglos atinaba Yang Chu: “Lo que la mente quiere es ser libre, y la prohibición a esta libertad se llama obstrucción a la naturaleza”.

Néstor Barreto

Néstor Barreto
…independizarme de la independencia para poder acceder a la única libertad disponible
a los entes políticos hoy, la libertad separada.

 

La jerarquía en este caso representa una pirámide aproximada de poetas ajena al cómputo de sus lectores (factor non sequitur) cuyas obras desde último tercio del siglo XX ejercen una tracción límite de la libertad sobre el meme nativo. Desde entonces, Néstor Barreto se alza al vértice de los llamados a evolucionar el código. Este es el poeta de Eva, imago del sí legionario y del pánico, el de alas ocultas en la fantasía actual del [email protected] que nos allega a la salud del paraíso. En fin, una invitación…

2. Parejería y resíntesis (dobles desdoblados)

El narrador en el “El copartícipe secreto” (1910) de Joseph Conrad halla encarnado bajo la quietud de la noche marina un doble suyo, un segundo Yo todavía vaporoso que en su desvelo lo asedia y del tal fortuna azuza su propio designio y crecimiento interior. Joserramón Che Melendes, anticipado a la gramática futura de los poetas orgánicos, abona en torno a la urgencia de esta “parejería” en el “interenyado” que titula Dobles de Elizam Escobar (2002):

el doble es una emanasión necesaria cuando la soledá se qiere apoderar de nuestra consiensia, i esta consiensia ni se engaña ni se conforma con el yo repetido, con la pareja condesendiente—o contradigtoria—, con el siqiatra ni otra alteridá (alteridá plus), no se adormese con sicosis, ni cree en el despertar de paranadas. La consiensia se enfrenta, afronta la nada pura de la soledá, sin subterfujios: ¡i entonces emana el doble! Como el jenio de la boteya, como el alma del cuerpo, el exoplasma del soma, i múltiples películas de siensias diberjentes, dramatisan con metáforas.    

A este uno-binario a la usanza del Doppelgänger se intima el Zaratustra proverbial de Nietzsche. En el más afortunado de sus turnos, la conciencia lectora completa el gesto del otro en el sentido originalmente derivado de Platón, el del pensamiento intrínseco a ultranza. Imaginemos que de un soplo aleatorio un leño todavía difuso en alta mar llega a las manos de un náufrago. Si luego éste, del leño flotante abrazado, encalla en algún atolón desierto, le nace con mayor angustia configurar sobre la mejor piedra un dios que lo obligue a pensarse en la multitud de su ser, o en los modos varios de su propia existencia. El sobreviviente duda y gestiona. Termina así el primer acápite de los todavía inéditos noemas: tratado frenoteratológico de Néstor Barreto:

y si un lema, uno [aunque] [de] [por] [si] [por] garruloso lo gestionaste tú contra todo augurio ¡creo que te conozco, pero no sé!

Contra todo augurio sobrenadaba la acepción clínica del vocablo imago en el Webster Collegiate Dictionary, quinta edición no falaz de 1947, cuando este sibilino lo alcanza. En su Imago: sicoramas, mensajes y aforismos (1986) traduce la definición para reiterarel doble desdoblado en la resíntesis: Imagoimagen mental idealizada de cualquier persona, incluyendo la de sí. También significa insecto casi siempre alado en su fase madura, posterior a la metamorfosis. Anteponía la clave en el “Despliegue” de este libro-de-artista suyo, ilustrado de su propio puño:

(…) Por un momento vas a sentir cuan Deseable es a ambas de nuestras Idio-sincracias encarnar en seres bajos para / entretener el de Fuera, Ese prodigio que no cambia, cuando todo el resto lo está haciendo, como buen / Matador del Creador Intestino. Y descifrar el porqué nosotros estamos tan acostumbrados a la magia, aunque la / mayoría del tiempo pensemos como Negativistas.

Néstor Barreto

Néstor Barreto
Epoché. es ver cuánto puedo quitar y aún retener sentido. signos ortográficos,
los mínimos. los griegos antiguos leían en bustrófedon sin puntuación
sin minúsculas. jerarquía por concepto no por señalización.

 

la Creación es una función de la Escasez en esta Isla de Vista, donde la negatividad ulula y las cosas siguen pasando a pesar de nosotros, observa en otro poema del mismo libro, “El jardinero y su estado”.Despabila a quien llama testigo profesional, al de afuera. Unos amigos le piden que defina su poética. En el croquis conceptual mínimo de Alas de perro cocido (1995), edición artesanal de culto destinada a los creadores, les vacía el saco, con glosario (espléndido) de neologismos y bibliografía inclusive. El firmante se propone crear un País alteRno cuya supervivencia estuviera en juego, tratando de no caer en chovinismos simplistas o bucólicos y evitando las fórmulas derivadas de la tradición o la moda. La premisa de este tomo, pues, es la existencia de una guerra sucia, brutal, invisible, que toca todos los aspectos de la vida de sus agonistas pero que ninguno acepta como real. Aquí también la metáfora furtiva de la alteridad se enfrenta al trance y la elación.

Sus trance-elaciones asumen el doble, bien al pie de la letra, o biencon liberalidad optativa. El poema titulado “yo y julio abajo, por el patio de la escuela de paul simon” traduce a guisa de artefacto readymade-a-lo-Duchamp una de las canciones doggerel (coplas de ciego) del famoso cantautor pop estadounidense Paul Simon. He aquí las líneas de cierre en “El sistema” del “poeta vivo más importante” de Estados Unidos, John Ashbury:

Texto original:

(…) is the time we have now, and all our wasted time sinks into the sea and is swallowed up without a trace. The past is dust and ashes, and this incommensurably wide way leads to the pragmatic and kinetic future.

Trance-elación:

(…) es el tiempo que tenemos ahora, y todo nuestro tiempo perdido se hunde en el mar y es tragado sin rastro. el pasado es polvo y cenizas, y ésta inconmesurablemente [email protected] [vía] [senda] [camino] [sendero] [carretera] [conduce] [lleva] al pragmático y kinético futuro.

 

3. Belicismo y belleza (bellum / bellus)

Néstor Barreto declara la polifrenia (muchas almas en una) como recurso escénico donde pugna todo el mal y el bien de sus adentros. En la catarsis apalabrada, deja vencer a los mejores espíritus, siempre los del gesto extremado. A este triunfo tras el drama raigal de su obra, cual shock del performance porno que supura el desangramiento de Hermann Nitsch en su María-Concepción-Acción, se resiste la cortedad moralizante: todos se niegan a meterle el diente ya sea por compleja por incomprensible por íntima por inclasificable por venir de un yuppie [esta es una (excusa) clásica] por no conocer sus fuentes, por inquina o por no sé qué más. Ese no sé tiende otra invitación a los primeros versos de “Comprensibilidad vs verdad” en Alas de perro cocido:

¿Qué es lo que yo resiento, la estructura jerárquica o no ser considerado parte de ella? ¿Qué soy, la forma en que vivo o la forma en que pienso? ¿O ni siquiera eso es la forma en que he consignado lo que digo haber pensado?

El erotema apresa la impostura de las disyuntivas. Bien lo sabe el hablante, quien no se fía de ninguna señal. …Soy práctico. Espero en el regazo de alguien. Desconsiderarlodesecha la virtud del poema como [instrumento] [artefacto] [enser] [herramienta] [máquina] para la creación y elevación del ser. método epistemológico y docente. bitácora registro y divulgación del ente posibilidad única de trascendencia. tono. si es posible es necesario.

Néstor Barreto

Néstor Barreto
…la guerra permanente por la afirmación de lo obvio [familiar], es… posiblemente
una de las mayores pérdidas de energía óntica a la que se somete al sujeto colonial.

 

¿Por qué más, entonces, no se lo considera? Porque todo lo que visibilice la guerra invisible en el hiPeRpaís también agita la espantada del imbécil etimológico (im-bellum, el no apto para la guerra). Dígase en alusión redimible de quienes desoyen al anticristo nietzscheano: “¡Debéis buscar vuestro enemigo, debéis conducir vuestra guerra, y por vuestros pensamientos! ¡Y si vuestro pensamiento sucumbe, vuestra honestidad debe incluso gritar triunfo por ello!” ¡Citones tecos de la “sabiduría llorosa”, lo imperdonable es no citar el asco del überpoeta “al perruno que en seguida se echa panza arriba” ante cualquier índice apuntado hacia el suelo!

En el país virtual se impone la Ocencia (antónimo de inocencia; beligerancia) y el Fante (antónimo de infante; que dice las verdades). No cesa de repoblarlo así este [tal vez] [mejor] [uno de los mejores] poeta(s) de Puerto Rico. O este alótropo multiplicado que desde la punta jerárquica del género concita contra la obstrucción a la naturaleza, y guerrea y embellece (bellum / bellus) por lo que la mente [alma] [espíritu] [ser] [genética] realmente quiere y puede.


Texto © Egberto Almenas 2014
Todos los derechos reservados.


Danos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.