Narrativa

“El Proyecto SINTRON”, de Elizabeth L.

El Proyecto SINTRON

NOTAS DE LA AUTORA

“El Proyecto SINTRON” muestra un futuro inmediato en el que el avance de la tecnología nanorrobótica abre un mundo de posibilidades a la mente humana, en el que los protagonistas poseen ciertos dones y habilidades mentales como la telekinesia, la capacidad de mover objetos con la mente, volver en el tiempo y congelarlo, etc.

Se trata de una historia enmarcada en el género de la ciencia ficción, pero con tintes muy realistas ya que los grandes avances tecnológicos que se han producido en los últimos años nos permiten hacer creíble un futuro en el que los coches no vuelan, ni los escenarios están sobrecargados con neones y carteles japoneses, sino que se muestra una ciudad totalmente actual y son los personajes los encargados de dar una visión fantástica y a la vez verosímil de la historia.

Acostumbrados a que la gran mayoría de películas y novelas de este género se enmarcan en escenarios de ciudades estadounidenses, hemos llegado a asumir el hecho de que solo en estos escenarios puede tener lugar una catástrofe natural, la invasión de los alienígenas o la creación de un virus capaz de volver a una persona cualquiera un superhéroe dotándolo de super poderes, por eso la historia de “El Proyecto SINTRON” se desarrolla enteramente en una ciudad moderna, la ciudad de Madrid, cuyo centro histórico nada tiene que envidiar a otras ciudades más internacionales como New York o Chicago. Soy totalmente partidaria de la idea de que para exportar al mundo la belleza y las posibilidades culturales que nuestras ciudades y pueblos poseen, es imprescindible hacerlas protagonistas en nuestros libros y nuestro cine y, sobre todo, en aquellos que pueden tener más proyección internacional que, sin duda, son los que envuelven historias fantásticas y de ciencia ficción, lo cual ha quedado demostrado en el éxito en taquilla de este tipo de películas y, por supuesto en los millones de beneficios que la venta de libros de este género ha dejado en el mundo editorial.

La novela “El Proyecto SINTRON” se divide en 17 capítulos conectados entre sí, siguiendo una misma línea argumental y temporal. Cada capítulo sitúa la historia en un escenario distinto, en el que se van desvelando los enigmas planteados al principio manteniendo al lector en una constante tensión fruto de la curiosidad despertada por descubrir la identidad del malo y cuáles son sus intenciones, lo cual se desvela en el capítulo 16, mientras tanto, el lector es testigo de la elaboración de distintas teorías haciéndose partícipe de las mismas y llegando incluso a elaborar algunas propias basándose en los datos que la historia le va aportando (Esto son comentarios de varios lectores, algunos cercanos y otros no, que han leído el escrito), lo cual garantiza el suspense a lo largo de toda la narración y mantiene al lector interesado hasta el último párrafo, pues continuamente se van sucediendo giros inesperados en el argumento.

Al estar inmersa en la magia del cine, he escrito “El Proyecto SINTRON” de una forma muy visual, es decir, imaginándome cada secuencia de la novela en la gran pantalla, por eso la historia está repleta de impresionantes peleas y enfrentamientos entre los protagonistas en las que se utiliza la mente como arma lanzando coches, muebles y otros enseres, y congelándolos en el aire, así como parar el tiempo, la capacidad de los protagonistas para introducirse literalmente en su propia mente o en la de los demás y hacerse partícipe de los recuerdos, intentando esclarecer las incógnitas que se van planteando y que relacionan todos los sucesos.

A pesar de tratarse de un thriller repleto de suspense, giros inesperados del argumento e impresionantes enfrentamientos llenos de efectos especiales, no falta el personaje que aporta ciertos tintes de humor blanco gracias a una personalidad idealista y correcta y, por supuesto, tampoco falta una intensa historia de amor-odio en un triángulo amoroso que intensifica aún más la percepción sensorial del lector al unir una buena dosis de carga emocional a una historia de intrigas y lucha para garantizar la supervivencia humana, poniéndolo en una tesitura en la que se erige juez para juzgar los hechos y ciertas decisiones de los protagonistas, basándose en sus propias experiencias en la vida, por tanto, se garantiza que cada lector llegue a una conclusión u opinión distinta al finalizar la lectura de la obra.

El Proyecto SINTRON

CUESTIONARIO

¿Cómo surgió la idea para desarrollar “El proyecto SINTRÓN”?

La idea del libro surge tras conocer el éxito de novelas como “Crepúsculo”, “Los hombres que no amaban a las mujeres”, etc. Me di cuenta de que este éxito era debido en gran parte a la inclusión de personajes complejos y que evolucionan constantemente. Por supuesto, la película fue decisiva, actores jóvenes y atractivos representando una historia con la que los lectores se identificaban o querían identificarse. Así que tomé las ideas más relevantes de todas ellas y construí una historia que todavía iba más lejos, un triángulo amor-odio, relaciones complicadas entre los protagonistas, aspectos relevantes de la vida de cada uno que van descubriendo a medida que avanza la historia, una poderosa  amenaza contra la humanidad, los héroes que tienen que detenerla a pesar de poner en juego sus vidas, sus valores y sus sentimientos, utilizando el poder de la mente para protagonizar numerosas escenas de espectaculares enfrentamientos, inmersiones en mundos virtuales y en las mentes de los propios personajes, en un  argumento lleno de suspense y giros inesperados que conseguirán atrapar al lector desde el principio.

¿Cómo una periodista, acostumbrada a narrar la realidad, se atrevió a desarrollar un mundo de ciencia ficción y futurista? En el libro, la existencia de un ser supremo acaba dando miedo a sus propios creadores, quienes no saben cómo podrán limitar su poder. ¿Crees pasaría algo parecido en el mundo real? ¿Una posible supremacía, las virtudes del otro dan miedo a los que manejan el mundo? ¿No deja de ser esta idea una metáfora?

El proyecto SINTRON, desgraciadamente, no representa la ficción, sino la cruda realidad, por eso, en la novela el futuro que se representa es totalmente posible. Es decir, no quise dibujar un escenario futurista al más puro estilo “Blade Runner”, donde las calles están repletas de pantallas y leds luminosos con letras japonesas, coches voladores y una vestimenta inspirada en los astronautas del espacio. Por otra parte, me inspiré en el documental “Inside Job”, en el que se muestra perfectamente cómo un reducido grupo de hombres codiciosos de Wall Street consiguen poner en jaque, no solo a un poderoso país como EE.UU, sino al mundo entero, provocando una catástrofe económica mundial y, por increíble que parezca, son estas mismas personas las encargadas de restablecer el equilibrio económico en el planeta. Por tanto, contestando la pregunta de si es posible que pasase en el mundo algo parecido a la historia de “El proyecto SINTRON”, la respuesta es que ¡Ya ha sucedido! El Proyecto SINTRON refleja ese mismo símil, solo que, en este caso, no se utiliza la economía como arma sino la tecnología.

¿A qué público va dirigido “El proyecto SINTRÓN”?

El proyecto SINTRON está escrito en un lenguaje llano y comprensible, sin términos rebuscados y frases enrevesadas, por tanto la comprensión del texto  es muy sencilla, incluso para un niño. Por otro lado, la historia engloba el suspense, la lucha por el amor, grandes peleas y enfrentamientos, un mundo de tecnología nano robótica lleno de posibilidades para la imaginación, además del respeto a ciertos valores morales y éticos y un humor blanco gracias a uno de los personajes que siempre luchará para hacer lo correcto. Por tanto, es una novela que abarca un público muy amplio ya que además de los jóvenes y adolescentes, es un libro también para padres, madres, hermanos, tíos…, en definitiva, para todo aquel amante del suspense y la ciencia ficción.

¿Habrá una segunda novela de Elizabeth L.? ¿Cuáles son tus próximos proyectos literarios?

Ya tengo algunas ideas para la segunda parte de “El proyecto SINTRON”, aunque aún no he definido el argumento, sé que el siguiente libro tiene que ser más impactante, en el que el concepto de imaginación creativa tenga un papel importante. Sin embargo, vuelvo a incidir en mi principal idea: La película. Estoy convencida de que este libro puede protagonizar un boom de ventas igual o superior al que ya protagonizaron las novelas que cité al principio, con la salvedad de que ahora no se trata de autores ingleses, estadounidenses…, ya que pareciese como si ellos tuviesen el monopolio de las novelas de este género, sino que sería un producto “Made Spain”. Es por ello que ya tengo terminado el guion de la novela, sin duda, una apuesta segura para la literatura, pues lejos del antiguo cliché que decía que siempre era mejor leer el libro que la película, parece ser que hoy en día, el libro y la película se complementan perfectamente.

Entre mis próximos proyectos, además de la segunda parte de “El proyecto SINTRON”, doy vueltas a otro guion cinematográfico, también de estética futurista y ciencia ficción, que ya está en una fase avanzada y me estoy planteando realizar un experimento con él. Es decir, escribir primero el guion y después la novela para ver si puedo enriquecerla o no siguiendo este nuevo patrón.

SINOPSIS


El doctor Paterson, jefe del laboratorio de TRIACOM, una multinacional dedicada al desarrollo tecnológico, crea el SINTRON II, un chip de tecnología nanorrobótica que, una vez insertado en el cerebro, tiene la capacidad de multiplicar e integrar sus nano robots en el resto del cuerpo a través del torrente sanguíneo aumentando las capacidades mentales del receptor como la telequinesis o la capacidad de parar el tiempo, además de regenerar las células dañadas en el organismo y generar otras nuevas. Sin embargo, lo que en principio parecía un milagro de la ciencia, pronto se convierte en una amenaza contra la humanidad, el Cibot. Serán Sony Paterson e Izan Conwrel, dos jóvenes científicos hijo y ahijado del doctor Paterson, Lily Watanabe, la hermana de Izan, una niña de 11 años con un gran poder mental, junto con Yokota Masamoto, presidente de TRIACOM, Suka Masamoto, su hija, y el inspector Martín Ventura, los encargados de detener a la amenaza, para lo cual tendrán que desvelar una serie de incógnitas como su identidad, el motivo por el que pretende dominar a la raza humana y cómo piensa hacerlo.

En el camino, todos los protagonistas van descubriendo sucesos de sus vidas que desconocían y que terminarán enfrentándolos y haciéndolos desconfiar unos de otros, protagonizando escenas de fuertes peleas cargadas de efectos especiales, intrigas, celos y desconfianzas, haciendo frente a situaciones que acabarán llevándolos al límite y a tomar decisiones cruciales que pondrán en peligro su sentido de lo correcto y sus propias vidas.

Danos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.