Desasosiegos

INDIGNADOS AL SOL

Por Teófilo Menta

 

Afortunadamente la vida sigue regalando sorpresas, vueltas de tortilla o golpes dulces que hacen tambalear las mesas macizas del pesimismo y de la mediocridad. La Puerta del Sol de Madrid  ha sido el primer escenario, hay muchos más. En Valencia, Barcelona, Sevilla, Quito, París o Jerusalén se alzan los brazos y se agitan las manos con el mismo ritmo y se entonan las mismas letras.

Miles de jóvenes –de edad o sentimiento-  han decidido decir que ya está bien, que han visto el plumero de los políticos, de los banqueros, de los mandamases en general que han conseguido hacer del mundo un entramado demasiado particular.

La rebelión comenzó el 15 de mayo, justo a tiempo para remover el contubernio electoral que se celebrará el día 22, rebasando el estado de “ilegalidad” dictado por la Junta Electoral Central,  acobardando a los partidos gerifaltes que no han tenido otra que achantarse, esconder sus dientes policiales y aguantar el chaparrón para no perder aún más votos, más prestigio, más poder, más privilegios.

Los rebeldes no tienen armas. Tienen brazos y manos. En alto y abiertas.

Los rebeldes no gritan, no arrasan, no ofenden,  apenas hablan.

Los rebeldes están indignados y tan sólo susurran ¡Basta!

La revolución propuesta es de esencia romántica, imposible, idílica… como cualquier revolución que se considere seria debe ser.

Y ganará.

Aunque pierda, está condenada a ganar. Porque tiene la evidencia de la razón,  por sincera, por natural.

Por tranquila, y generosa.

Recuerda a la de abril del 74 en Portugal. Un sueño de flores y de solidaridad.

Sin aspavientos.

Y pasará lo que tenga que pasar. Lo importante importa ahora, el sueño de una sociedad nueva con hombres nuevos y valores nuevos vive ahora.

Rebosa de moralidad, tiene la conciencia en alto y crece hablando idiomas, llevando a las nuevas gentes a las viejas plazas del mundo. La Puerta del Sol de Madrid ha sido el primer escenario, a cada rato  hay muchos más: Bilbao, Londres, Buenos Aires, Berlín, Reikiavik.

Y siguen creciendo.  Bruselas, Boston, Montreal, Bangladés, Méjico, El Cairo, Bogotá…

El sueño es eterno en su inmensa brevedad eterna.

Después del próximo asalto electoral en del día 22 vendrá posiblemente el Tío Gañán con sus “rebajas” y  ya no les importará tanto guardar la ropa porque tendrán tiempo para lavar su imagen mientras llegan las siguientes elecciones. Defenderán sus trastos, sus cuentas, sus cortijos. Actuarán y terminarán pensando que de nuevo han ganado.

¡Serán infelices!

En la plaza de BABAB lo tenemos claro. No nos gustan los que viven sin vivir en sí. Ni los que cuentan su felicidad en billetes, ni los que desean privatizar el viento de Poniente ni los que no quieren dejarnos un hueco en su barco de mentira.

En BABAB también estamos indignados.

Pacíficamente indignados.

Indignados al sol.

 

Mapa de las acampadas en todo el mundo

[nggallery id=6]

 


Copyright texto y fotografías © 2011 Teófilo Menta
Todos los derechos reservados.


1 Comentario

Danos tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.