Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]



Motivos

por Javier Sáez de Ibarra




La poesía es el más inútil de los géneros literarios. Los poetas también.
El prestigio que podrían tener por su manejo magistral de la palabra hoy no supera los pequeños círculos. Los poetas hacen su historia al margen.
Sin embargo, la poesía es esencial en estas cuestiones:

- como expansión de la capacidad humana de decir;
- como expansión de la capacidad humana de experimentar.

La historia marginal de esa expansión es fundamentalmente gozosa, porque reúne el gozo del descubrimiento (una verdad o una posibilidad del pensamiento) y el de la forma adecuada;
Cualquier persona que se acerque a esa historia paralela puede recibir la influencia de la doble expansión.

En mi libro Motivos:
Yo busco un decir significativo, profundo, que se dirige al lector como pregunta y, cuando es una afirmación, se ofrece a que lo discuta.
Evito sobre todo que la poesía se convierta en ruido y mercancía. No quiero que sea banal: insignificante o indiscreta. Hablo sólo de lo que me preocupa. Me nace y se dirige a la razón como a la sensibilidad.
A veces en el poema aparece mi espíritu; a veces otros. Posibilidades de mi verdad.
Quiero un decir claro, incitante, declarativo y sugerente. De goce y compañía para el que quiere leer.



Motivo de la bailarina

A la joven actriz le toca la escena del baile.
El director, con mano sabia, le da un cachete:
      - ¡Hay que desinhibirse!

La joven empieza a moverse, coja por dentro.




Motivo del éxito

Alcanzar el éxito es ejercer violencia.

Pues el que triunfa ya tiene la razón.

Mejor:
No decir esos nombres.
Caerse un poco.
Pensar en el futuro.




Motivo de la verdad

Mirándose a los ojos en un espejo
sin desviarlos
durante ocho o diez minutos
—según los casos—
antes de que resulte aburrido, tonto o fastidioso
hay un instante
en que uno puede descubrir si es feliz.

Ése es el momento del cataclismo.

Luego
años más tarde
o un sólo segundo después
podemos:
      sostener la mirada
      o
      caer en el olvido.




Motivo de lo cotidiano

Hay una poética en el hombre que cruza en verde,
en la mujer que elige una bufanda porque refresca,
en el abuelo que se sienta al sol:
      el delicado amor a seguir viviendo.




Motivo de la querencia

      Lo que quiere el enamorado es la verdad.
      El mar que busca el marino lo bañará de azul.

No hay nadie en el espejo del hombre que no ama.




Texto, Copyright © 2006 Javier Sáez de Ibarra.
Todos los derechos reservados.


 


Babab.com
Para contactar con nosotros entra aquí
Última actualización: agosto 2007

Copyright © 2000-07 Babab
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.