Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]



Mis esquinas neoyorkinas.
1WSV 2F 10012NY(NY) USA, Feria de Autógrafos, o la New York Free Press

por Nacho Toro


Recién salido de la feria de autógrafos auténticos, que incluía miles de auténticas firmas, certificadas, de (obviamente) nada importantes personajes de la farándula famosera americana, me decido a variar mi idea primera para esta, que será la última por el momento Mi Esquina Neoyorkina por inminente traslado, y no hablar de la feria en sí, sino utilizarla para reflexionar sobre el individualismo americano y su personalidad, más ampliamente y, de modo un tanto taimado, destinar las líneas que han de narrar experiencias en una esquina concreta, según lo acordado con vos, lectores idolatrados, en salto con doble tirabuzón, a mi paso por las páginas de la prensa, y los media en general, del lugar. No es, de todas formas, menos virtual este paseo que el primer descarte para este artículo, que no busca ser una elegía: una descripción de mi edificio residencial a través de mi fascinante dirección postal, 1WSV 2F 10012NY(NY) USA, y desde una anécdota no por típica menos real: mi mujer china y yo fuimos a un quiosco en busca de un mapamundi, pedimos un mapa del mundo y nos dieron... uno de los Estados Unidos de América. Si la acronimia de mi dirección aportaría suculentas reflexiones sobre la virtualidad del alma americana, la anécdota, real, del mapa serviría no más que como útil introducción, dotada como estaría del enorme realismo que la virtualidad de su aplastante tipicidad y topicidad (realista) le otorgaría, de modo que crearíamos una interesante y efectiva estructura pleonástica en combinación con mi dirección en ese tal mundo muy adecuada para un esquinero artículo. Pero no, dos descartes, un encarte.

Encarte.

De modo que, antes de convertir el propio artículo en su tema, partamos de esta feria del autógrafo en la sociedad del mito ágrafo para reincidir en las categorías que desde el siglo diecinueve han identificado mundialmente mejor a los estadounidenses: el individualismo, la consecuente defensa a ultranza de la propiedad y su derivación actual en la paranoia de la (in)seguridad. Es un mundo, y un mundo necesitado de mapas por su afán en diseñar callejones sin salida, en el que una firma de un jugador de baloncesto vale mucho más que el trabajo de un mes, o un año, de un empleado hacendoso, y no por lo inescrutable de demostrar que el tal baloncestista sabía en realidad escribir, sino porque la firma acarrea el nombre, y el nombre, como el sudor del caballo mongol victorioso tras una carrera, porta la energía del mito, el poder del individuo y, de hecho, como individuo define a la persona. Sin embargo, los caballos que llegaron más tarde a la meta también sudan. Pero su sudor es diferente.

Si el propio nombre del rico y poderoso es dinero y por ende poder, cómo no va a serlo su representación gráfica. Desde que la Biblia hizo a Dios verbo y hombre y en Nueva York hay más de un millón de judíos, no podía ser de otra forma. Dios se hizo verbo y tiene decenas de nombres, aunque no puedan decirse, ni escribirse. Los judíos ortodoxos nunca escriben Dios, God, sino G--, como el americano medio no escribe mierda, shit, sino s--- o la sustituye por uno de los miles de eufemismos que en torno al sexo y sus zonas de nacimiento —Inter faeces et urinam nascimur, aportó San Agustín— han inventado. Mi favorito es "la palabra de cuatro letras". Nacho tenía cuatro letras antes de que algún cretino ordenador le usurpara una.

Todo tiene dueño y por tanto está en venta en Estados Unidos. Un nombre, La escritura de un nombre. Un cubo de basura.


No es que haya bandas de usurpadores de tochos de basura, ni una metáfora de la historia americana, una incesante serie de latrocinios inacabada, ni habla del precio de la basura en este país; es que la paranoia nacional por la seguridad no tiene límites. Pero podría, pudiera ser que se temieran ladrones de basura en venganza por los robos constantes que nos hace la gran Basura; o que algún indigente ahorre tiempo llevándose el cubo en vez de hurgar en él. Ya se le dan bastantes facilidades al pobre llenando las calles de montañas de bolsones negros para que escoja; no hay que descuidarse, que la moral no es buena amiga de la miseria, y menos en un país donde ser pobre es en sí inmoral y fruto de una bajeza espiritual.

El pobre, persona, estado, país... lo es porque así lo quiere, o como mínimo porque Dios así lo quiere, lo cual no quiere asimilar al pobre a Dios, por Dios, no. De igual modo, la riqueza tiene un valor moral en sí. El que es rico merece respeto y admiración, y su dinero. En Las Vegas venden gigantescas agujas de metacrilato por donde entra toda una manada de camellos, y lo que fuera en el original, sin errores de interpretación/traducción, que debía caber por donde se dijera en hebraico; hacen bujeros a medida.

El pobre ha de pedir perdón por ser pobre, ha de apollogize. Fíjate que to apollogize, pedir perdón, tiene el mismo origen que apología, apologia en inglés: a defense especiallz of one´s opinion, position or actions. Para los anglos, pedir perdón es defenderse, en un a la vez agudo y prefroidiano análisis psicológico del ser humano y a un tiempo humanista-individualista visión del hombre en lo social y terrible visión cruel de Dios en lo religioso... No conocen la piedad, sino únicamente la compasión.

Pese a lo que se diga, la culpa es católica, no protestante; por ello, gracias a los protestantes, aunque la Iglesia sea más visible —la Católica— y más fácil echarle culpas, se acabó con Dios. Los judíos hacen de Dios su verbo, como mencionamos, y no pueden eliminarlo sin eliminarse a sí. No paran de pedirse perdón, y de ahí su neurosis paranoica de persecución. Los puritanos supieron volver a la esencia de las escrituras y construir su propia paranoia persecutoria. Solo han precisado de un pequeño impulso ahora para recrearla y acompañar sin desmerecer la de los judíos americanos —un millón solamente en Nueva York— con recobradas fuerzas. Esta nutrida combinación de individualismo y protestantismo militante bien apoyado por las otras representaciones religiosas con poder en la capital del Mundo Libre han posibilitado mi deleitada lectura de la prensa local y nacional en estos meses por estas Esquinas. La Ley americana y su aplicación nacen, como en todo Estado de Derecho de su Filosofía de la Justicia.

Por desgracia, tardé en poder ver con cierta asiduidad la televisión en Estados Unidos, y poco puedo glosar su encomiable esfuerzo por universalizar el espíritu paranoico al que se debe a través de constantes amenazas y paseos en la picota de supuestos delincuentes. Pero la prensa escrita se sobra y se basta, y a la inversa también.

Agosto. Un anciano es enchironado por pasarse en diez minutos del toque de queda en un parque del noreste de Manhattan. El viejo, Mr. Peters, habitaba en la zona, que es la más cara de la isla, así que asumimos que era blanco y por consiguiente, respetable. Aun así, es noticia porque estuvo entrullado durante más de 24 horas (40 horas) sin acusación formal, ni abogado ni mariconadas europeas, excediendo el día que la ley establece ad hoc. Un tercio de los detenidos pasa por lo mismo, aunque solamente casos como los cientos de manifestantes capturados durante más de dos días por protestar contra la Convención Republicana sin acusación suelen llegar a los medios.

Febrero. Un profesor de un colegio de Brooklyn, acusado de ataque sexual en primer grado por poner en peligro la salud de los infantes por "tocarles el trasero a tres niñas", dos de ellas en el pasillo, lo que nos puede dar una idea de la magnitud de los tocamientos.

Enero. Ocho jóvenes son detenidos en el Metro cuando participaban en Improvisación por Doquier1, la quinta celebración de este evento de actuación improvisada, con el título de No Pants! Subway Ride (Viaje en Metro sin Pantalones), por ir en calzoncillos. La foto de Associated Press nos muestra a un joven con gorro, chaqueta, jersey, camisa, zapatos, calcetines y calzoncillos largos conducido por un policía a la trena. Verdaderamente escandaloso. Scott Stapp, antiguo líder del grupo Creed, sale en los cotilleos por haber sido arrestado cuando se iba de luna de miel por ser visto borracho en público (el arresto, no la luna). Esta noticia me recuerda a aquella de Pensilvania según la cual los detenidos por borrachera habrían de portar en adelante un brazalete/pernalete que detecta si vuelven a beber alcohol.

Marzo: Los fumadores neoyorquinos que hayan comprado tabaco a través de Internet con el consiguiente ahorro en impuestos estatales en los últimos años serán contactados para que paguen, según dijo en Ayuntamiento, lo que hubieran desembolsado de haber comprado los cigarrillos en Nueva York. Es de suponer que se aplicaran los intereses correspondientes. También han denunciado a las compañías que proporcionaron la venta en línea.
Una mujer de Denver, culpable de mantener a una indonesa como esclava durante cuatro años, condenada a una multa de 20.000$ y una pena de hasta un año de cárcel por los hechos.

Abril: una famosa. Una bellísima y rubísima profesora de 25 años, acusada de acostarse repetidas veces con uno de sus estudiantes, de 15, cuando ella contaba con 22, ha sido condenada a 3 años de libertad condicional y 7 de inhabilitación por un juez de La Florida por los hechos. Convienen los analistas en que el culebrón mediático, que ha durado meses, ha afectado bastante más al muchacho que las relaciones con la diosa, y que lo que ha posibilitado una pena menor para la docente no es su género, sino lo bien que lo lleva, lo hermosa que es. Hace dos años, un profesor de Nebraska, por un cargo similar, sólo que acostóse con una mujer alumna suya de 16, que no 15 años, fue condenado a ... sí, a ... 45 años de cárcel.

Otra más famosa aún. Brian Doyle, alto cargo del Departamento de Seguridad de la Patria (Homeland Security Department) es acusado de tener conversaciones sexuales a través de Internet con una chica de 14 años. Es arrestado y encarcelado sin fianza. Fuera de la ley en sí, que no nos vamos a parar a discutir, no por falta de ganas2, el acusado de enviar fotos propias sin contenido sexual a la muchacha así como extractos de películas porno (suponemos que sí sexuales y no propias) e instrucciones sobre cómo realizar la palabra con efe (tanto en inglés como en español; pista: la acepción segunda en español en el diccionario de la RAE es Soltar una ventosidad sin ruido) tiene las de perder ya que sus conversaciones internáuticas están registradas... porque... en realidad, la niña de catorce años era ¡un detective del FBI! Es decir, que el señor Doyle, que fue personalmente vapuleado por su jefe, George Bush, perderá su empleo y pasará duros y muchos años en la cárcel, previsiblemente, por enviar imágenes pornográficas ajenas a un detective de cuarenta años camuflado en una identidad ficticia y, suponemos, sugerente; que no por hacerlo desde el ordenador de su oficina (que se ve que es su oficina en las fotos que envió a la adolescente).

Terminaremos esta nada exhaustiva serie en pos de la brevedad obviando demasiadas notas en la prensa para centrarnos en el no va más, al hilo de la anterior:

Los delitos han descendido en un 38% este año en el Metro de Nueva York. El nuevo jefe de la oficina de transportes de la Policía de Nueva York, James Hall, dijo en una reunión del Comité de Transportes de la ciudad que la policía se está centrando en el uso de señuelos. (...)
El pasado mes de febrero, la Policía dejó una bolsa de mano con alimentos y una cartera en una estación del metro. La gente que trató de llevársela fue inmediatamente detenida con cargos de robo. (...) En la zona este, se incrementó la vigilancia de los torniquetes para que nadie se colara. Deteniendo a los saltatorniquetes se aumentaron las capturas por posesión ilegal de armas y cuchillos3.

En efecto, será difícil vivir sin esta ciudad que preside Libertad, eso sí, en su isla que da a Europa. Sin sus delincuentes esposados por los suelos. Sin sus cubos de basura encadenados por los suelos. Sin sus suelos más sucios y más caros que todo lo demás, salvo, tal vez, los delincuentes, ya casi todos. Sin sus ratas, sin su Metro con carteras-trampa. Sin sus ratas saltando al paso por los raíles del convoy del Metro como las niñas españolas saltaban la goma negra entre canciones y ritos enroscados a las piernas. ¿Qué cantarán las ratas en sus túneles húmedos bajo el Hudson? ¿Sabrán silbar blueses a los nuevos inquilinos claros de Manhattan?

El metro de NY es todo verde, pero no por lo lúbrico de sus pasajeros o del metro en sí, ni por lo ecológico. Veo por todo Brooklyn un póster con la cara de un sujeto obtenida de una cámara de seguridad que informa de que puede que sea un guarro porque una muchacha dice que le tocó el culo un día en esa área. Seguro que es culpable, el cabrón.

El metro de Nueva York es todo verde porque se asemeja a la línea verde del Metro de Madrid: goterosa, en todos los sentidos, sucia, saturada, ruidosa, maloliente. Bueno, nunca vi ratas jugando al tute en el Metro de Madrid. Ni montañas de basura posando para la postal. Pero a todo llegaremos. Siguen ampliando la línea verde de la Capital. E inventando leyes a la neoyorquina. Será cosa de volver en cuanto se pueble también de dulces ojos rasgados y batidos con perlas de tapioca a la taiwanesa.

__________________

Notas:

1. Improv Everywhere´s 5th Annual No Pants! Subway Ride en el original inglés.

2. Mencionaremos, no obstante, un recorte suculento a propósito, firmado por el periodista Michael Clancy en mayo. Se calcula que hay 5000 menores prostituyéndose en Nueva York; cada vez más son menores de 14 años. Cuando un menor es detenido por prostitución por la policía, es acusado del delito de prostituirse, aunque el hecho en sí de tener sexo es ilegal para el menor, en teoría por ser inocentes y píos. Sin embargo, son encarcelados por viciosos/as cuando la misma ley protege sus almas blancas y condena a los que las usurpan, en vez de ser tratados como víctimas.

3. Extraído, como la mayoría de las noticias, del diario AM New York.




Texto, Copyright © 2006 Nacho Toro.
Todos los derechos reservados.


 


Babab.com
Para contactar con nosotros entra aquí
Última actualización: agosto 2007

Copyright © 2000-07 Babab
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.