Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]





Amanecer en la tierra del sicario

por Leo Zelada


Aquí estoy. He llegado hasta aquí desde Panamá. Medellín, tierra de los paísas, gente alegre y hospitalaria y también a contrapartida santuario de los sicarios, heraldos infalibles de la parca. Aquí las peleas callejeras suelen acabar fatalmente, me dicen los lugareños. Pelearse con un natural de esta inefable urbe viene a ser en la práctica una batalla final. Me cuenta un compatriota mío con el cual cene en un restaurante de casualidad la noche anterior, que él un par de días estuvo tomando con un amigo suyo, y como buen peruano habitante de las zonas marginales de Lima, una vez consumido inmensas cantidades de alcohol, se le ocurre "hacerle la bronca a un paisa cuñao, en eso salen afuera, la gente se empiezan a colocar alrededor de nosotros, Cesar —el peruano— a pesar de estar ebrio es un conchasumadre para las peleas y en un dos por tres, después de zamparle una patada en los huevos y un cabezazo certero en la frente del paisa lo tira la suelo y ¡zas! Allí lo terminaría rematando a patada limpia, cuñao. De pronto me doy cuenta que la gente no se mueve de su lugar, algo anda mal, "la pelea no ha terminado" —alguien entre el tumulto exclama— y la gente nos comienza a mirar feo compadre y de pronto el paisa cojeando, no sé cómo se levanta y diciendo que "el no es un boxeador", le arroja 7 tiros a quemarropa cuñao... —el peruano se queda callado y acota amargo—... ¿tu crees que alguien dijo nada?".
Salgo del lugar confundido. He comprado mi boleto de bus para Bogotá. Mas el bus sale a las 6 de la mañana y aquí recién empieza la noche. Me dicen que dormir en el terminal es exponerse a que lo asalten a uno o sabe dios que peores maldades. Me voy a dar una vuelta cerca del terminal para hacer que las horas avancen.

Se me ha acabado el dinero que gané de las ventas de mis libros de poesía. Aún me quedan varios libros que llevo en mi pequeña e inseparable mochila negra, mas en este momento no tengo casi efectivo. La noche me encuentra vagando por las calles violentas y hurañas de Medellín. Es tarde y no tengo ningún peso colombiano encima, salvo una ubérrima suma para comprarme una cerveza o una cena barata. ¿Ahora que hago? "No me alcanza siquiera para alquilarme un miserable cuarto".
He decidido sobrevivir como sea hasta mañana en que me va llegar un depósito de dinero enviado por un familiar a través de Western Union. La verdad es que tengo frío y hambre. Aquí la gente no tiene el rostro de ser muy solidarios que digamos. Todas las capitales se parecen al fin y al cabo, sus gentes son bestiarios desconfiados e indiferentes como aquellas lejanas gárgolas griegas que veía en los libros medievales de arte.
El frío fuerte de la madrugada me hace ingresar a un bar recóndito. Ayer con suerte he comido algo y he dormido cansado en un hotel de mala muerte. Hoy en este bar gris, lleno de luces multicolores y ebrios cantando melancólicos vallenatos me he sentido como un gato desprotegido en medio de Medellín. Siento frío, mi corazón felino se inunda de la tristeza indeleble del aserrín de los pisos. Tengo que llegar al amanecer en esta bar —pienso— es mi única oportunidad.

Una mesera mulata se me acerca y me dice luego de media hora de estar sentado anónimo aquí, sí se me ofrece algo
-Una cerveza por favor —digo
-a la orden —dice ella
Ella me trae la bebida y yo procedo a entregarle lo último que me alumbra.
-Dígame por favor, ¿este bar esta abierto toda la noche?
-Claro, por supuesto —aclara la mesera
-gracias, solo quería saberlo
Son la una de la madrugada, tengo que hacer durar esta cerveza todo el tiempo posible en este lugar. Me sirvo en el vaso sin tomar mucho. A lo lejos se escucha el coro intermitente de un lastimero vallenato que dice:

"los caminos de la vida
Son muy difíciles de andarlos
difícil de imaginarlos
y yo no encuentro la salida"

Esta será la cerveza más larga que he tomado en mi vida. Contemplando a los ebrios pelearse, gritar y llorar por la mujer amada, veo transcurrir las horas. Contemplando al detalle sus paredes rosas, sus cuadros costumbristas, los posters de mujeres desnudas, cronos avanza imperturbable:

"los caminos de la vida
son muy difíciles de andarlos
difícil de imaginarlos
y yo no encuentro la salida"

Por momentos el sueño me vence y cabeceo sobre la mesa de madera vieja. Me he sentado estratégicamente en uno de los rincones menos visibles de este bar, por ello poca gente me ve, tengo la secreta esperanza de que la mesera tampoco. Tengo temor de que me roben o que en defensa de mi honor tenga que enfrentarme a otro en una "contienda final". A lo lejos unos tipos se agarran a golpes entre el bullicio de la música y las espirales de humo, mas ello ya deja de importarme, el cansancio hace presa de mi, se me cierran los parpados mientras veo sombras entrelazándose en una espiral difusa a lo lejos...

Me he quedado dormido sobre mis brazos recostado sobre la mesa. Me duelen los huesos y las articulaciones de las rodillas. En el bar veo algunas personas seguir tomando aún y yo no he acabado todavía la pequeña cerveza Bavaria que he pedido. Horas de soledad y hastío. Esta ciudad es arisca y peligrosa. Dice la gente que a partir de las primeras horas de la noche es mejor no salir de sus casas. A partir de las 7:00pm son horas de la sangre y barbarie en extensas zonas de Medellín y más aún esta zona roja, considerada así por estar cerca del terminal. Estas son las horas más extensas de mi vida...
Morfeo me ha salvado de la angustia. He despertado de un letargo infinito y etéreo. Afuera ya se divisa los primeros resplandores del amanecer. Soñoliento pero feliz he caminado de la periferia a la puerta del infierno, recitando con ironía el comienzo de los dos poemas en ingles de Borges:
"El amanecer inútil me encuentra en una calle desierta. He sobrevivido a la noche".

Incólume, salgo a tomar el bus.

__________________

Leo Zelada

Nació en Lima - Perú el 6 de enero de 1970. Su nombre verdadero es Braulio Rubén Túpac Amaru Grajeda Fuentes. Estudió filosofía en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.
Actualmente es el director y docente del Taller permanente de poesía y narrativa "Carpe Diem" bajo el auspicio del Instituto Nacional de Cultura peruano, el cual también se dicta a través de Internet. leozelada@yahoo.com.
Miembro fundador del Grupo Neón. Ha publicado el libro de poesía Delirium Tremens, edición completa, Lima-Perú (1998), y el poemario Diario de un Ciber-punk en la Editorial Moctezuma, DF. México, 2001. Su ensayo Nueva cultura política fue publicado en Perú en 1999 y acaba de publicar su Novela titulada "American Death of life"con la editorial Zignos (2004).
Poemas suyos se encuentran en las revistas españolas: The Barcelona Review, Luke, Realidad Literal, Mundo Cultural Hispano ,Los Lobos de Omaña, Mundo Poesía,, El Viejo Faro, EOM, Cognosco, El Catalejo, Portal de poesía, Libro de notas, Ariadna, Margen Cero, entre otras y en La Resonance (Francia), Triplov(Portugal)Café Berlín (Alemania), Ciber-ayllu (USA.),Lucero(Universidad de Berkeley), El Ateje (USA),Baquiana (USA), www.lospoetas.com (USA), Cuadernos de la Aldea (Argentina),El interpretador(Argentina),El gato con botas (El Salvador)),La casa del asterión(Colombia),La revista Azul(Colombia) y Scaner(Chile).
Entrevistas y notas periodísticas sobre su obra han salido en los diarios Españoles El País, nueva España, diario de Tarragona, El Heraldo de Aragón; en los diarios El Universal, el Suplemento Arena del diario Excelsior ,en el diario El Norte de México; en los diarios Clarín y Pagina 12 de Argentina; en los diarios Latinos en USA: New Paper de Texas, La Estrella de Puerto Rico, Semanario Claridad y diario Primera Hora; en el Semanario Universidad de Costa Rica, en los diario La Republica y el Heraldo de Costa Rica; en el periódico Panamá América de Panamá; en los diarios El Tiempo y El Espectador de Colombia; en los diarios El Comercio, La Hora y Hoy de Ecuador; en los Diarios El Comercio, La Republica, Expreso y La Revista Caretas de Perú; en el diario Aurora de Israel, en el diario Hedayah de Arabia Saudita entre otros.
Su obra ha sido reconocida por los principales medios y crítica literaria de América Latina, Estados Unidos, España y Francia.
En la actualidad es periodista-colaborador del diario "El Peruano". Recientemente, le ha sido concedido el primer premio del I Concurso Internacional de Poesía 0rpheu, Brasil, 2001. Compilador de la antología "Poesía peruana contemporánea"(2003) y "Nueva Poesía Hispanoamericana"(2,004) y Poéticas desde la posmodernidad: poesía española contemporánea (2005).



Texto, Copyright © 2005 Leo Zelada
Todos los derechos reservados.


 


Babab.com
Para contactar con nosotros entra aquí
Última actualización: enero 2006

Copyright © 2000-06 Babab
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.