Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]



Cuentos Inocentes: Hasta el final, Letra mareada y Así es la vida

por Jaime López



Hasta el final

Demostró que la constancia es una virtud luchando hasta el final para conseguir sus objetivos. Utilizó su propia muerte para cumplir su último deseo. Sus compañeros del círculo de ingenieros, reunidos en la biblioteca, leyeron atónitos su voluntad. Después, siendo fieles a su palabra, se dirigieron a la mesa de billar y, tras un último recuerdo, esparcieron sus cenizas sobre el verde tapete.

Tras este acontecimiento los socios acordaron por unanimidad la compra de un tapete nuevo.

Al fin lo había conseguido.


Letra mareada

Mi última novela la escribí por casualidad. Me gusta sentarme a escribir en el pequeño balcón de mi casa, y tenía sobre la silla un taco de folios y una estilográfica, todo preparado para empezar, pero antes fui a la cocina a por un café. En ese momento, pasó por la ciudad un pequeño tornado que absorbió de mi balcón el papel y la pluma.

Esa noche me llamó mi madre, que vive en una casita de campo en mi misma provincia, y me contó que un pequeño tornado, al paso por su jardín, había dejado un taco de folios y una estilográfica. Los folios estaban escritos y la hojas numeradas y colocadas por orden (excepto las páginas 138 y 154 que estaban intercambiadas). Mi madre decía haber empezado a leer el manuscrito e insistía en que parecía mi estilo y mi letra.

Supongo que la casualidad hizo que la pluma, revolviéndose en el interior del tornado, fuera rozando el papel y, poco a poco, la novela se escribió sola.

Lo que no sé es cómo se quitó la tapa de la pluma, porque va a rosca.


Así es la vida

Podían haberse conquistado. Podían haberse disfrutado. Podían haberse odiado a ratos y amado el resto. Podían haberse acompañado en el camino. Podían haberse visto morir.

Con un simple "hola", podían haber sido la razón de seguir, haber compartido el despertar, la música y la lluvia.

Podían haberse dado calor.

Podían haberse descubierto, pero... tomaron ascensores distintos.




Texto, Copyright © 2004 Jaime López.
Todos los derechos reservados.


 


Babab.com
Para contactar con nosotros entra aquí
Última actualización: jueves, 1 de julio de 2004

Copyright © 2000-04 Babab
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.