Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]



Simple Minds: Retorno a "Le Zenith"

por César R. Castillo


Infinitas gracias, por su gentileza en las ilustraciones, a Jöelle Bonnet, Paola Marocco -alias "Paola*Bellatrix" y Pedro García Martínez, alias "Sotopecho".

" 'Belle'
Never turn your back
Great times attack
Inexpensive thrills

And I said 'Belle'
Of all the friends who care
Some should be seen
But never heard

Colours Fly and Catherine Wheels
Poor girls cry
In the beauty of both worlds

Catch a boy Fell Falling
Fall in love Fell Falling
Catch a boy Fell Falling
Fall in love Fell Falling
Catch a boy Fell Falling
Out the Sky

'Belle'
When the pulses rise
Love will tranquilize
Just before it kills

And I said 'Belle'
You turn them on
With your reflection
I know so well

Colours Fly (...)

Catch a boy (...)

Catch a boy(...)

Colours Fly and Catherine Wheels
Some girl cry
Over her boyfriend
When Colours Fly and Catherine Wheels
So when the colours fly
And when the Catherine Wheels..."

[SIMPLE MINDS: "Colours Fly & Catherine Wheels" (1982)]

Las líneas que desplegamos a continuación vienen, en no poca medida, a satisfacer cierta suerte de epílogo-desenlace en respuesta a todo un abanico de interrogantes que dejábamos sin respuesta -no la teníamos- en el artículo "SIMPLE MINDS: VIAGGIO IN ITALIA", publicado hace más de año y medio en nuestro e-zine (víd. Babab, nº 15), y que nos complacemos en calificar de gratamente recibido por nuestros lectores -sobre todo, los sufrientes y desatendidos, muy en especial en el área hispanohablante, seguidores de Simple Minds. En efecto, la otrora pujantísima banda de rock épico, y previamente electrónico y/o "afterpunk", nacida en Glasgow en 1977, había, hacia la primavera y verano de 2002, resurgido -hasta cierto punto- de sus (dignas) cenizas, por medio de un nuevo álbum de estudio "CRY" (Eagle Recs.) y su correlato, la refrescante -en más de un sentido- la gira europeo-norteamericana bautizada como "The Floating World". (Tal nombre procedía del último corte del disco, un algo chocante instrumental cedido por el augural exDepeche Mode Vince Clarke).

Quienes atendieran a aquel texto (que privilegiaba la información sobre un espectacular, catastático, y, en todo caso, más que especial concierto celebrado el 26 de Julio en el Anfiteatro Grecorromano de Taormina, Sicilia) recordarán tal vez nuestra insistencia en los interrogantes -¡esperanzadores y estimulantes, esta vez!- que se abrían en la carrera de la veterana -26 años- formación liderada por Jim Kerr y su fidelísimo cofundador y guitarra, Charles Burchill.

Pues bien, desde entonces las respuestas a tales "enigmas" (reductibles en parte a uno: ¿Habían reorientado Simple Minds al fin sus erráticos y preocupantes signos de desnortamiento, de, digamos, fin del S. XX?) han ido lloviendo tan regular, cumplidamente que aquí nos tiene el lector de nuevo dando buena cuenta de todas estas novedades -y algunas otras de signo incluso "prospectivo"- que separamos de inmediato en dos grandes subepígrafes: "La carretera..." (crónica, entre otros "ingredientes", de una de las más significativas actuaciones recientes en vivo de los glaswegianos durante 2003); "...y la manta" (repasillo a las sabrosas publicaciones de los Minds durante el mismo período). ¡Ah, disculpe el lector - que bien pudiera ser un creador musical- si maldita la gracia que le hace nuestra broma con la "manta" del pirateo callejero! En nuestro descargo alegaremos que, precisamente, Simple Minds, por su "retreta" en cuanto a éxito comercial, hace tiempo que no son "carne de cañón" de esta batalla. Ni aquí, ni en ningún lado, pero menos aún en España...



La carretera vuelve a pasar por "Le Zenith"

"New Gold Dream
She is the one in front of me, the siren and the ecstassy
New Gold Dream
Crashing beats and fantasy, setting sun in front of me
New Gold Dream
And the world goes hot
And the cities take
And the beat goes crashing
All along the way

She is your friend until the ocean breaks
And when you dream, dream in the dream with me
And when you dream, dream in the dream with me
81-82-83-84

New Gold Dream
Sun is set in front of me, worldwide in the widest screen
New Gold Dream
Burning bridge and ecstasy, crashing beats and fantasy
Dream in the dream with
And the world goes hot
And the cities take
And the beat goes crashing
All along the way

She is your only friend until the ocean breaks

And when you dream, dream in the dream with me
And when you dream, dream in the dream with me
81-82-83-84
81-82-83-84

New Gold Dream (...)"

[SIMPLE MINDS: "New Gold Dream (1981-82-83-84)" (1982)]

En efecto, tras un verano repleto de "bolos" de los que ya no nos ocuparemos por su lejanía en el tiempo, la banda que ahora componen, además de Kerr y Burchill, el veterano Mel Gaynor (batería), el joven Eddie Duffy (bajista) y Andy Gillespie (teclados) se ha embarcado por una gira que les ha llevado por ciudades de media Europa, dejando esta vez fuera totalmente a España.

En todo caso, lo cierto es que unos muy diferentes Simple Minds retornaban ¡17! años después, con un considerable descenso de popularidad -incluso durante la promoción de "Cry", no era infrecuente la pregunta de si SM seguían existiendo- de su único -¡y cuánto no ha sido lamentada esta circunstancia por los seguidores de la banda!- l.p. (como los llamábamos antes...) en vivo: Live (In the City of Light) (1987), un pequeño gran fiasco que, bajo la dudosa batuta de Bruce Lampcov, se empeñaba, como ya señalábamos el año pasado, en reunir bajo un disco de normal duración la exquisitez subliminal de los mejores Minds con la grandilocuencia algo inicua de la gira "Once Upon A Time" (nada comparado con lo ya directamente vacuo del siguiente paso en cuanto a giras se refiere de la banda, "Street Fighting Years" -víd. el vídeo "Verona"-). En todo caso fue todo un hito en la discografía de un grupo que había encadenado "Don't You Forget About Me", "Alive & Kigking" y "Sanctify Yourself", entre otras, y que, para escándalo de la crítica más exquisita... se había vendido al capital. Nada más lejos de la realidad: En nuestra modesta opinión, habían tenido todo lo que tenían decir para la época -NO POCO- su líder -NO musical, pero, lo que es más importante, CEREBRAL), Jim Kerr, se hallaba completando toda una transformación personal (hasta en lo familiar) y el sonido de la banda, si bien evolucionando CON COHERENCIA ya NO volvería a ser el mismo: De la mentalidad decadente, neorromántica en el mejor de los sentidos, se pasaba al eurosoul -primero rock aparatoso y políticamente comprometido, en "Street Fighting..."- de masas sin más pretensiones que el entretenimiento refinado. A esto se unía que uno de los baluartes del mejor sonido SM, el teclista Mick McNeil, ya debía por entonces pensar en hacer las maletas, lo que, tras la marcha del insuperable bajista Derek Forbes dejaba doblemente coja la parte estrictamente compositiva de, tal vez, la mejor banda del mundo en vivo (y así se formulaba en no pocos foros en su tiempo). Esta parte, la compositiva, quedaba en manos de un guitarra simpático, incluso un muy buen guitarra, eterno aspirante a guitar hero, virtuoso y pulcro fan de Todd Rungren, pero definitivamente NO un visionario compositor. ¡Cómo se nota esto en los discos siguientes, y en general los de los noventa! Y, ¡cómo iba la crítica de qualité conceder su arrogante aprobación a semejante giro estilístico! Véase el video de "Promise You A Miracle" que promocionaba esta misma gira. Estéticamente, s-o-b-e-r-b-i-o (en serio): Pero, ¡qué tufillo destilaba ya, forzadamente, a banda-del-mejor-New-Romantic-intentando-parecerse -no-ya- a- AC/DC, sino,- ¡horror!-a- Bon-Jovi (o algo así)! Ya en "Once Upon A Time" se dieron los primeros síntomas, sólo que se trataba de un disco comercial tan apabullantemente bueno ("reóigasen "All The Things She Said" o "Come A Long Way") que el pato lo pagaría un disco en directo donde lo más salvable son la portada (¡!) y el libreto. Un auténtico paso atrás en la trayectoria de SM, pero un entrañable recuerdo.


Aquí es donde retomamos nuestro hilo: El muy vendido -quizá para mal- "directo" fue grabado en una carismática sala de la Ciudad de la Luz -como reza su subtítulo-, LE ZENITH (París), y tal fue el escenario donde varias generaciones de "simpolmainderos" situábamos nuestras fantasías de unos Simple Minds de una grandilocuencia innegable, pero que en algunos cortes -"Big Sleep", pongamos por caso, o la cuasiirreconocible versión final de "New Gold Dream" que, pese a perder "pegada" rockista, rozaba, esta vez sí reconozcámoslo, lo sublime- dejaba sitio en su intención abrumadora a lo tenso y delicioso.

"Le Zenith" se sitúa en medio de una especie de "complejo cultural" en el corazón de una de las barriadas más populosas -y populares- de la Ciudad de la Luz, Pantin. Quizá no tenga tanto encanto para un concierto de los Minds como Bercy -a orillas del Sena, y no hay que olvidar que uno de los hitos imprescindibles de los (un día) escoceses, "Waterfront", está consagrado a un río urbano y a un puerto fluvial, el Clyde y Glasgow respectivamente-, donde se dieron los conciertos más masivos en los tiempos más alambicados, pero se mantendrá siempre como un templo para los fans por la circunstancia antes señalada. Los cibernautas habían elegido ésta como una de las citas "clave" de la gira otoñal-invernal (junto a, tal vez, y vaya vd. a saber por qué, Hartford, Londres, Dusseldorf y, naturalmente, Glasgow, y esto se notó en la respuesta de la audiencia: Y en el repertorio, con tres agradibilísimas novedades (del glorioso y oscuro pasado, claro) y en las ausencias más clamorosas: La inefable y muscular "Love Song", de "SONS AND FASCINATION" (1981) -para el gusto de este redactor, la mejor canción escrita nunca por Simple Minds-; y , por vez primera, uno de los temas más descollantes de los decadentes noventa, "She Is A River" ("GOOD NEWS FROM THE NEXT WORLD", 1995). Menos sorprendente, por su disonancia con la obra más reciente del dúo Burchill/Kerr, es la desaparición de Belfast Child" ("STREET FIGHTING YEARS", 1989), basada en la tradicional "She Moves Through The Fair".

La gozada da comienzo con un "Book Of Brilliant Things" -versión, precisamente, "1986", más ampulosa y melódica. A nosotros, la verdad, nos gustan ambas por igual, y es una magnífica ocasión para que Jim Kerr, más fresquito, vuelva a ser lo que fue como prodigio de front-man: Ya sabe el iniciado, acrobacias en el aire, posturas carismáticas y complicidad con "el mejor batería del mundo" (sic), Mel Gaynor. Un acierto proseguir con el mismo tema que en el histórico "SPARKLE IN THE RAIN" (1984), la romántica y sugerente "Speed Your Love To Me". Charlie Burchill se pone entre funkey y bucólico y el resultado es eso, una delicia. Dos "sets" entonces para los noventa: Ese pedazo de canción llamada "Hypnotised" -con su mesmerizante y machacona base rítmica- y la quizá demasiado "sinfónica" "Real Life". Los años dorados vuelven con el segundo single de "SONS & FASCINATION/SISTER FEELINGS CALL" (1981), "The American" sonó casi subversiva -créanme. Estamos en pleno corazón de la velada, y ahora viene la mejor racha del evento: Para empezar, "Hunter & The Hunted", joya perdida -no figuraba en el repertorio desde 1991- de "NEW GOLD DREAM (1981/2/3/4)", seguido de... lo nunca visto... por este redactor (que se incorporó a las huestes de fans de Simple Minds mediados ya los ochenta): "Premonition", de "REAL TO REAL CACOPHONY" (1979), para lucimiento del sinuoso bajo del joven Eddie Duffy. Lo mismo cabe decir de la segunda gran sorpresa del concierto, la tensa y sublime "Sweat In Bullet", alejada del repertorio desde tiempo inmemorial. Los Simple Minds políticamente comprometidos -y, hay que decirlo, dinosáuricos- regresaban al stage con "Mandela Day" y -ésta sí bien repescada, es una emocionante balada- "Street Fighting Years". Alardes de Charlie Burchill y el delirio con un "Ghostdancing" que incluyó estrofas de "Gloria" y "Light My Fire". Tras el inevitable, pero siempre cálido "Don't You (Forget About Me)" (en Internet ya están discutiendo si "jubilar" a la más célebre, si bien ajena, tonada de SM) un recuerdo para lo inmediato (el último CD, de 1992) con la evocadora "One Step Closer" y con "Cry" (el tema). A continuación, la g-r-a-n sorpresa de la noche, una (al principio, irreconociblemente remozada) "Chelsea Girl", segundo single de la historia de los glaswgianos y tema más antiguo que este redactor ha podido disfrutar en directo. Los clásicos y tonitronantes "Waterfront" y "New Gold Dream (1981/2/3/4)" y (primer) descansito para reponer fuerzas.

El primer encore, compuesto de tres sets, recuperó la magnífica idea de una versión en directo del espléndido instrumental "Theme For Great Cities", a la que siguieron dos composiciones obviamente favoritas del grupo y no tanto del que esto suscribe, "See The Lights" y "Sanctify Yourself".

Y fin de velada con, sucesivamente, la para mi gusto meliflua y prescindible "Let It All Come Down", la clásica "Someone Somewhere In Summertime", la espídica "Promised You A Miracle" y el "himno generacional" "Alive & Kicking". Parece que con el tiempo -veinticuatro sets, ¿hay quien dé más?- Kerr & co. han aprendido a darle a cada sector de su, en el fondo, no tan homogéneo público una dosis. A cada uno lo suyo y todos a casita.



2001-04: Aluvión de reediciones y novedades discográficas

"Today I saw a film going backwards
Thirty frames a second
Was a man I recognized
Say who you are

I lost my job
Security
Self confidence
Bank-account
Identity

The league of youth
Coming backward at me
Thirty frames a second
Say who you are

Go back to father
'Father where's my food?
'Your food is on the table
'That can't be food
It's dirt!

Say who you are

Look at my skin
Look at my face
Look at my arms
Getting younger
Going backwards
Thirty frames a second
Say who you are

I crash my car
Collapse in town
Young immigrants
And legionaires
Fighting back back backwards
Thirty frames a second
Say who you are

Some friends of mine
I thought were dead
Are coming back
'What are you doing coming back Jack?'

Say who you are
Feel I'm going backwards
Thirty frames a second"

[SIMPLE MINDS: "Thirty Frames a Second" (1979)]

"Early Gold" (Virgin, 2003) ofrece de entrada un atractivo -¡por fin!- envoltorio, una preciosa aunque sencilla cubierta con unas cuantas fotos cuasiinéditas de los años dorados. Aunque huele de lejos a parte del tributo trapicheado entre Virgin y los Minds (de inmediato nos referiremos al contubernio "Our Secrets Are The Same") complementa de modo óptimo las carencias del citado "The Best Of...": Con "Early Gold" el oyente se encuentra con aquellos Minds centrales, gélidos, entre lo ténebre y lo glamuroso, herederos directos de Ultravox y Roxy Music pero bajo el "padrinazgo" evidente del Bowie de la "trilogía de Berlín". La colección impagable, incluye 15 temas de los cuales solamente tres - "Factory", llena de ecos de los Roxy Music más "brianenanos"; la muscular, electrizante y de góticas letras "Thirty Frames A Second"; y el himno, poderoso y vigorizante, "New Gold Dream (1981/2/3/4) son los únicos que NO fueron singles. Por lo demás, están aquí reunidos todos los sencillos, desde del debut con "Life In A Day" hasta "Someone Somewhere In Summertime", del periodo 1979-1982, esto es, de los seis primeros álbumes de los (cada vez menos) glaswegianos.

Antes de eso, Virgin Records ha lanzado una nueva edición remasterizada y con un formato diferente -aunque el art-work sea idéntico- de todo el catálogo que le pertenecía es decir, hasta "Good News From The Next World" más el "NEAPOLIS" que los Minds publicaron en 1998 con el sello Chrysalis. Esta reedición fue produciéndose a lo largo del año pasado, pero los ejemplares "españoles" han llegado a las tiendas con escandaloso retraso.

Más controvertido aún es el asunto del que en nuestro artículo de septiembre de 2002 denominábamos irónicamente "disco blanco de Simple Minds": El álbum maquetado por Jim Kerr, Charlie Burchill y una larga lista de colaboradores en 1989, y que no pudo ver la luz entonces por problemas legales con el sello histórico de los Minds, Virgin Records. La situación, vista desde aquí, resulta desconcertante. Teóricamente, "OUR SECRETS ARE THE SAME" (2003) es un CD ya a la venta, pero todo parece indicar que la distribución ha sido calamitosa. (La promoción, nula, claro...) El caso es que existe un CD, con su correspondiente art-work y todo, pero desde aquí todo se antoja fantasmagoría. Aunque la, insistimos, maqueta está, a través de Internet, perfectamente extendida por todo el "mundillo simpolmaindero", aquí nos abstendremos de emitir un juicio, a la espera de conocer arreglos, producción, etc. Esto sí, ahí va la lista de temas que componen este, insistimos, fantasmagórico "OUR SECRETS ARE THE SAME":

1."Swimming Towards The Sun"
2. "Jeweller To The Stars"
3. "Space"
4. "Death By Chocolate"
5."Waiting At The End Of The World"
6. "Neon City Cowboys"
7. "She Knows"
8. "Hello"
9. "Happy Is The Man"
10. "Sleeping"


Por fin, Virgin también "acaba" -a nuestros efectos de españolitos- de publicar un lujosísimo -y carísimo- estuche con dos DVDs, el primero de los cuales recoge lo que muchos de los fans de SM siempre habíamos deseado: TODOS los video-clips del combo de Glasgow, desde "Love Song" hasta los dos de "NEAPOLIS". Cierto que un poco cutres, "Sweat In Bullet" o "Glittering Prize" reflejan toda la grandeza estética que los escoceses alcanzaron un día. Pero esto no es todo: El CD se completa con dos antediluvianas actuaciones ante las cámaras de TV: "Life In A Day", "Chelsea Girl", "Factory", "Changeling" y "Premonition" para The Old Grey Whistle Test (The Hurrah Club, NYC, USA) en 1979; y "I Travel" para The Oxford Road Show, el 21 de enero de 1983.

Más peros hay que ponerle al CD2: ¿Por qué Virgin Recs.no ha optado por rescatar full tilt a los Simple Minds prehistóricos y a los brillantísimos "centrales", y, en además de aburrirnos con el periclitado -mal montaje de una gira mediocre, aunque mastodóntica, como la de "Street Fighting Years" en 1989- video "VERONA", dirigido por Andy Morahan, se contenta con distribuir sólo los seis temas ya conocidos del legendario concierto grabado en el City Hall de Newcastle (UK) el 20 de noviembre de 1982 (otra delicia para los sentidos)? Preguntas que no obtendrán respuesta...




Texto, Copyright © 2004 César R. Castillo.
Todos los derechos reservados.


 


Babab.com
Para contactar con nosotros entra aquí
Última actualización: viernes, 7 de mayo de 2004

Copyright © 2000-04 Babab
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.