Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]



Mucho cuidado con Juana Molina, puede ser adictiva

por Raul E. Romero


El sur del contienente americano nos tiene acostumbrados a sorprendentes aventuras musicales y literarias y cuando hablo de América del sur me estoy refiriendo a ese espacio mítico-geográfico que se extiende desde Venezuela hasta Chile...

El subcontinente siempre nos hace recordar las voces y las almas de Soledad Bravo, Susana Baca, Violeta y sus Parras, todos los brasileños posibles desde Joao Gilberto, pasando por Milton y Caetano hasta esa otra Gilberto, la Bebel... Todo el tango, toda Argentina desde Gardel pasando por Rinaldi, Eladia, Nacha , Soda Estereo y por supuesto Piazzolla.

Ahora nos llega, muy despacito, muy tranquilita,(pero feroz y perspicaz), muy "mosquita muerta" como Libertad, (la amiga pequeña de Mafalda), otra joya continental: Juana Molina, una ex-comediante que hace música y que se aparece en la escena musical argentina con una ironía tanto musical como lírica que la convierten en el producto más interesante de la esfera alternativa musical de ese país.


Molina, más sensual que Bebel Gilberto... más niña fresa-urbana que la Julieta Venegas y sobre todo menos agresiva y emocional que la Ely Guerra, es sin duda heredera total de esos grandotes del rock argentino, el Fito, Spinetta y sin duda el intemporal Charly Garcia.

Musicalmente Juana Molina nos ofrece un horizonte completamente novedoso, es como una "rough guide" musical por Buenos Aires...casi sinestesica, casi, casi coloquial, con ese humor corrosivo,político, oscuro à la Quino y ese lenguaje iridiscente que ilumina e incomoda a la vez. Al principio no lo agarras, pero luego se te hace adictivo...

Hay mucho color, calor y humedad en Molina... Hay una cualidad casi metálica en su voz y una nostálgica violencia en sus imágenes musicales. Molina es tan urbana como las amplias calles y los oxidados tubos de los "colectivos" de Buenos Aires, es como caminar por la Santa Fe y doblar en Anchorena, pasear por Recoleta, llegar a la Avenida de las Heras, comprar baratijas en el Once, o hacerse el "trendy" en "Las Cañitas", pero al mismo tiempo evoca las mañanas soleadas de una quinta de las afueras de la ciudad, con verjas (no blancas ni recien pintaditas) mas bien corroídas y un poquito desvencijadas... Hay cierta dejadez en su manera de cantar y es esa dejadez original, ese maravilloso desdén lo que ofrecen a su voz esa misteriosa fuerza que la hace adictiva y cariñosa a los oídos amaestrados por la magia sonora de Alejandro Franov, su cómplice en este crimen premeditado de música, poesía e inteligente visión.

Juana Molina no teme repetirse, no teme -casi- hipnotizarnos en su logrado album Segundo con melodías como "El pastor mentiroso" y "El Zorzal". Su disco del 2003 se ha convertido en objeto de culto para muchos melómanos en los Estados Unidos y en Argentina, aunque su visión y su misterio son mucho más palpables en su disco anterior: Tres cosas, con irónicos temas como "Sálvese quien pueda" y "El cristal" donde la ex-actriz se desplaya poética y musicalmente.

Puedo terminar esta semblanza-introducción-análisis sobre la persona obra que es esta cantautora argentina diciendo que no siempre las sorpresas llegan vertiginosamente y que esta cantante que es más Fernanda Porto que Bebel y más Bjork que P.J. Harvey ha llegado a la escena musical para quedarse y hacernos sentir inconfortablemente relajados en este "viaje" de colores, poéticas urbanas y esperanzas .

__________________

Raul E. Romero, es profesor de Literatura y lenguas portuguesa y española en John Jay College de la Universidad de la ciudad de New York. Sus ensayos y críticas aparecen regularmente en diferentes publicaciones de Europa y América.



Texto y fotos, Copyright © 2004 Raul E. Romero.
Todos los derechos reservados.


 


Babab.com
Para contactar con nosotros entra aquí
Última actualización: viernes, 7 de mayo de 2004

Copyright © 2000-04 Babab
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.