Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]



Cuentos inocentes

por Jaime López


 

Una decisión inteligente

Las pavesas ascendían elevadas por la corriente de aire caliente.
Las enormes llamas se veían desde toda la ciudad.
Los bomberos intentaban, en vano, sofocar el terrible incendio.
El sudor se juntaba con las lágrimas en los rostros de los numerosos vecinos que, desconsolados, se abrazaban unos a otros sin atreverse a mirar como el fuego les devoraba toda una vida.
Alejandro, desde el otro lado de la calle, observaba la catástrofe con una enorme sonrisa iluminada por las llamas mientras sostenía un fósforo aún humeante.
Por fin, se había librado del maldito perro de la vecina.


subir  

Un recuerdo con historia

PERDIDA, en Hotel Baraka de Sant Lumont, durante viaje de novios con mi amada Rossaline, a quien conocí bajo la mesa de billar del café Friska, mientras nos escondíamos ambos del Profesor Marcoll, responsable del curso obligatorio de tricosofía en la facultad de ciencias fótricas; cartera de piel de medusa, ganada, a mi compañero de trabajo durante mi última guardia nocturna como vigilante jurado en una obra, en apuesta sobre si hay en el mundo más chinos o vehículos con ruedas.

Se gratificará, con dinero adquirido en un local de juego ilegal durante despedida de soltero con amigos del orfanato, a quien la haya encontrado y tenga a bien devolverla.


subir  

Hay cosas que no cambian

Mi padre nació ya con gafas y bigote. Por eso parece que siempre ha tenido la misma edad. "¡Qué bien te conservas!" le comentan siempre, pero no se conserva ni mejor ni peor que el resto de la gente, es sólo que engaña.
Cuando, al nacer, le vieron mis abuelos, al principio se asustaron un poco, pero luego pensaron que qué hijo tan moderno les había salido. Sin embargo ahora, como lleva las mismas gafas y el mismo bigote que hace sesenta años, parece un poco anticuado. Es cierto que tiene un toque retro que le favorece en parte, pero es sólo a primera vista, cuando te fijas, te das cuenta de que en realidad está anticuado. Es posible que dentro de veinte años le queden mejor, los sesenta es una edad un poco crítica.
En fin, ya veremos.


subir  

Cerebrelde

Arto pregunta "¿y esto tiene cura?". El doctor Raski, amigo suyo desde niños, responde "es pronto para saberlo", pero lo hace por escrito, porque, desde hace unas semanas, Arto no entiende las palabras; en su lugar oye música clásica, una pieza distinta en cada conversación. Su oído funciona perfectamente, pero su cerebro es incapaz de interpretar las ondas sonoras. A cambio, ofrece una versión alternativa, musical y totalmente subjetiva.

Raski acerca una taza humeante y escribe: te sentará bien. Arto bebe. "Está rico este gazpacho".
"¿Gazpacho? ¡Pero si es té!" grita Raski.
Pero Arto, sólo oye a Mozart. Sonríe, suspira, bebe… "Delicioso".


subir




Texto, Copyright © 2003 Jaime López.
Todos los derechos reservados.


 


Babab.com
Para contactar con nosotros entra aquí
Última actualización: sábado, 1 de noviembre de 2003

Copyright © 2000-03 Babab
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.