Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]



Music-a  



DIZZEE RASCAL - Boy in da Corner
[CD, XL Recordings]

Por Dave Roozendaal

Dizzee Rascal, que sólo tiene 19 años, ha causado conmoción entre los críticos y los amantes del UK garage, ragga y hiphop. Desde hace meses se escuchan susurros febriles sobre su álbum de debú Boy in da Corner, después del exitazo de su primer single I Luv You. El disco salió hace meses en Inglaterra, ahora parece que le toca al resto del mundo.

Dizzee es miembro de Roll Deep, un garage crew del tipo So Solid o More Fire, pero en Boy in da Corner adelanta a sus amiguetes por el lado izquierdo y a velocidad alucinante. La música está basada en el UK garage, que se nota principalmente por los graves que no paran de atacar los intestinos, y por la actitud del mismo hombre, pero los beats vienen de la escuela de hiphoperos vanguardistas como Antipop, Mike Ladd o Def Jux. También hay sonidos típicos del ragga, y temas como Sittin' Here, Wot U On? y Brand New Day suenan casi asiáticos por los teclados.

Se podría decir que Dizzee Rascal es un género en sí. La producción es austera pero áspera: los beats suenan duros y quebrados, los bajos super secos. Y esa voz - Rascal suena como el friki melenas de las películas Police Academy bajo la influencia de speed.

Pero tal vez el aspecto más importante de su música es lo textual. Como Mike Skinner de The Streets o Simon Franks y Tom Dinsdale de Audio Bullys, Rascal rapea sobre la vida callejera de una manera en la que los supuestos gangsta rappers americanos sólo pueden soñar; su crudeza es real, su dolor es verdadero, y cuando dice que la chica que le acusa de haberla dejado embarazada es una puta que chupa pollas a diestro y siniestro, te pones a gritar con él. Dizzee lo ha visto todo, las drogas, las peleas, los embarazos de adolescentes, las armas, el racismo, las fiestas terminadas en tragédia, pero también la diversión que a pesar de todo hay en todo aquello. Dizzee Rascal observa desde su rincón y lo cuenta, con gran seriedad pero también con humor.
Boy in da Corner es uno de los discos del año.

Enlace: http://www.dizzeerascal.co.uk/


subir




______________________
 



BROADCAST - Haha Sound
[Warp Records, 2003]

Por Eric Gamboa

A mediados de los ochenta Dublín, Irlanda, parió una leyenda que marcó una pauta enorme dentro de la historia del rock, y no estoy hablando de los displicentes U2, porque de hecho ese conjuntito yuppie nació a mediados de los setenta, me refiero a My Bloody Valentine, esos míticos fundadores de la legión de shoegazers que conquisto el mundo entero. Si esta agrupación hubiese sido formada apenas hace unos años, es muy probable que su nombre fuese Broadcast.

Desde los bosques mágicos de Snowpony; las garras filosas del kraut-rock de Neu; las islas exóticas de Stereolab; las playas más ardientes y rocosas de los californianos De Facto; los carritos de hot-dogs del vecindario de Sonic Youth; las lecturas anti-poéticas y las pasarelas top fashion de Blonde Redhead; ha salido Broadcast a clavar su bandera sobre la cúspide del susodicho avant-garde. Este quinteto de Birmingham, Inglaterra es el punto en el que convergen las diversas eufonías del post-rock; las capas de reverberación pura del invaluable dub; los sonidos pastosos del jazz más urbano; el interminable eco de las olas etéreas del dream pop; y las estridencias tenues de la electrónica más frívola y altamente vanguardista.

Dentro de los temas que sobresalen del disco está "Pendulum", pista que además de haber sido utilizada como preludio a este álbum en un EP, es sin duda uno de las canciones que pone en alto sus influencias a través de la utilización de capas de sonido espesas y ruidosas, pericia que hasta hoy caracteriza rotundamente al rock alemán en la era de su transición tecnológica. Dentro de su nueva producción editada por Warp Records, también podemos encontrar baladas como la estupenda "Before We Begin", "Ominous Cloud", y "Hawk", un par de cortes deliciosos que seguro os harán bailar al ritmo del vals con vuestra pareja y recordar aquellos tiempos en los que os sonrojaba coger vuestras manos, sólo que al recordar se verán vestidos y situados dentro de un escenario extraído de alguna novela de William Gibson. Pero eso no es todo, este disco titulado de una manera tan soberbia, no sólo está compuesto de rock extrañamente cálido y cortes proto-post-punk ruidosos, sino que también contiene seudo-villancicos astrales como "Valerie" y piezas jazz hoteleras como "Minim", "Distortion" y "Lunch Hour Pops" que inmediatamente aluden a Stereolab, o en el peor de los casos, al Hawai más destrozado por las bombas nucleares que seguramente explotarán ahí en el 2016.

Si con The Noise Made by People este quinteto se había consagrado, ahora con Haha Sound, a Broadcast el susodicho respeto de la escena de culto neoyorquina y la elite esnob de Inglaterra le viene pequeña.


subir




______________________
 



RICHARD X - X Factor Volume 1
[Virgin, 2003]

Por Dave Roozendaal

Richard X empezó su carrera musical como bootlegger, mezclando dos o más canciones para sacar una nueva, cosa que los belgas 2 Many DJ's han popularizado y "legalizado" hace unos años en su famoso disco As Heard on Radio Soulwax. También X, que por aquel entonces trabajaba bajo el nombre de Girls On Top, pasó del underground a los cuarenta principales cuando las chicas de Sugababes re-grabaron y editaron su versión de Freek Like Me (fusionado con Are Friends Electric? de Gary Numan) con él.

Otras colaboraciones (entre otros con los teenyboppers británicos de Liberty X) siguieron, y ahora está aquí su primer álbum entero. Como quizás era de esperar, el disco está lleno de elementos robados de buena manera. Su versión de Ain't Nobody de Rufus & Chaka Khan se titula Being Nobody y es cantada por Liberty X. Es fiel al original, aunque eso sí, con un sonido electro-hip que es totalmente de hoy. El tema es uno de los puntos culminantes del disco, también porque de por sí es una excelente canción (uno se puede preguntar si hoy en día se siguen escribiendo canciones de tan alta calidad). Otro corte que destaca es You Used To, cantado por Javine Hilton, que hace no tanto fue expulsada por los telespectadores del programa Popstars The Rivals de la cadena británica ITV, por lo que no pudo formar parte del grupo Girls Aloud. Hilton canta con mucho soul sobre una melancólica base de música electrónica ochentera, que de hecho está omnipresente en todo el álbum. El tercer clímax es el single actual de Richard X, Finest Dreams, con la voz de la cantante americana Kelis. Finest Dreams es tiene reminiscencias de la música de Cameo y GAP Band. Aparte del mencionado Freek Like Me hay otro tema que destaca, y es quizás el mejor de todos: Into You, con Jarvis Cocker y Mazzy Star. Con el ritmo perezoso, la guitarra acústica y las tristes teclas podría haber sido una murder ballad de Nick Cave y alguna estrellita de una telenovela australiana.

Aparte de estas joyas hay colaboraciones con Caron Wheeler, la cantante de Keep On Moving de Soul II Soul (en el tema de electro-funk Lonely), Deborah Stickland Evans y sus Flying Lizards (primero en la versión de Walk on By de Burt Bacharach, que aquí es presentada como pop mutante con la voz computerizada, haciendo sonar la canción aún más desolada; después en Lemon Lime, que es casi puro electro), y el canadiense Tiga (en You Better Let Me Love You que parece de Human League y en el último tema, End). Además hay un pequeño papel para el locutor de la BBC Radio 1 Mark Goodier, y dos cortes bastante normalillos de electropop de Richard X en solitario (Rock Jacket y Just Friends).

Con una duración de poco más de 45 minutos X Factor Volume 1 es un excelente disco de pop que cabe perfectamente en la tendencia ochentera de hoy sin caer en ningún momento en el agujero negro que es el retro.

Enlace: http://www.richardx.net/


subir




______________________
 



THE CLIENTELE - The Violet Hour
[Merge, 2003]

Por Eric Gamboa

Con una gran variedad de EP's en el camino, reaparece The Clientele con su segunda larga duración titulada The Violet Hour. Un disco que parece haber sido sacado de algún baúl de los años sesenta, acompañado de esas terribles fotos viejas en las que modelan paisajes tropicales nostálgicos, con nuestros padres y tíos en la vestimenta de aquellos tiempos, sonriendo, besándose, haciendo bromas entre sí, corriendo sobre una playa naranja sin parar de reír. Recuerdos ajenos a nosotros pero que sin duda alguna nos provocan una sensación de alegría paradójicamente triste.

Esta agrupación londinense formada en 1997, ya nos había presentado Suburban Light, un álbum que mantenía de igual forma la misma esencia que The Violet Hour, pero esto no es algo de que preocuparse, porque más allá de tratarse de una aislamiento absoluto dentro del pop de los sesenta podría ser considerado como un estilo de vida, como el que llevan aquellos que se inclinan por los sonidos cómicos del rock-a-billy, el surf y el swing, de tal manera que la música de Clientele se percibe más bien como un breve lapso en el que la mente se traslada a un pasado no tan lejano, en el que los hippies eran igual de burdos que ahora pero su música no. Sin embargo The Clientele no es todo porros, sexo, y alcohol. Ellos también vienen de una escuela llamada Galaxie 500 que vino a cambiar el sonido del indie rock a mediados de los ochenta, y es que esta banda de Boston afectó de manera contundente a sus seguidores. Tal vez no es culpa de ellos, sino de Velvet Underground que fueron los precursores de todo este movimiento de nostalgia pura.

Seamos honestos, muchos de los cortes de este disco se parecen entre sí y los que más destacan son graciosamente los que van apareciendo al final del disco, como esas películas en silencio filmadas en 8mm, que empiezan todas lindas pero al final todos los familiares que aparecen en ellas dicen adiós. Ahí tenemos "Haunted Melody" que advierte la excelsitud y alegría ácida de las horas violeta, después aparece "Prelude", pista compuesta a base de piano, ahogada en la tristeza más fría y sombría de la noche. También tenemos a "The House Always Wins" que a pesar de ser un finísimo tema, parece ser un tributo a los románticos de Luna y además de todo el solfeo que utiliza Alasdair MacLean nos recuerda a "Emptily Through Holloway" uno de sus trabajos previos, pero eso no importa porque se trata de una canción hermosa. Quisiera poder decir que The Violet Hour es un buen disco, pero por esta ocasión tendré que decir que es cosa de gustos. Esta larga duración es sólo para seguidores. Lástima.


subir




______________________
 



LARGE NUMBER - Spray On Sound
[CD, The White Label]

Por Dave Roozendaal

Después de la separación de su grupo Add N To (X) Ann Shenton se ha metido en un estudio llevándose un Moog, un Korg MS20, un theremin y una caja de ritmos para grabar su debú en solitario, Spray on Sound. Lo hizo en 1814400 segundos, según la hoja de promo que acompaña el disco. El resultado es un sabroso disco de 2296 segundos lleno de curiosas canciones de pop electrónico, mini-soundscapes y cortas explosiones de ruido. Shenton va sin complejos del krautrock al electro pasando por John Barry, el folk, Jean-Jacques Perry y Ennio Morricone, junto al batería Rob Allum (también ex-Add N To (X)), el banjista Robert Weston, el guitarrista David Guez, el percusionista Jackie Freeworld y el bajista/teclista/cantante Pierre Duplan, y con una buena dosis de ironía. Ella es la jazz freak en Pink Jazz, canta una especie de parodia de Nancy Sinatra y Lee Hazlewood en Crazy (una canción de country mutante que se transforma en electro), y habla sobre las ventajas de un micro que sólo le costó 99p. en el folky Lexical Synesthesia.

Pero Shenton también sabe cómo confundir al oyente: la canción Emotional Life of Animals es una pequeña locura arrítmica llena de samples de perros, ovejas y vacas, y tanto Spring on Electris como Autumn on Electris parecen piezas de krautrock tocadas por Attilio Mineo, que hizo la música revolucionaria para la Expo de 1962 en Seattle. Love in the Asylum es simplemente conmovedor, mientras el tema final The Earth Has Shrunk in the Wash es krautrock en la mejor tradición de Neu!-/Silver Apples.
Spray on Sound no es fácil de digerir, pero muy intrigante.

Mail: whitelabelonline@hotmail.com


subir




______________________
 



RADIOACTIVE MAN - Booby Trap
[CD, Rotters Golf Club]

Por Dave Roozendaal

Keith Tenniswood, alias Radioactive Man, es la mitad de Two Lone Swordsmen (la otra mitad es Andrew Weatherall). Bajo el nombre Radioactive Man sacó en 2001 su primer disco de larga duración en el sello Rotters Golf Club, y después de una larga y excitante serie de remezclas para artistas como Dot Allison, Percy X y Tipper entrega ahora su segundo álbum: Booby Trap.

En este álbum deja la calma relativa del predecesor y busca la pista de baile con los crujientes samples y sonidos, oscuros beats de electro y terroríficos graves que le caracterizan. No ha dejado del todo los ambientes tranquilos y melancólicos (véase See You Next Tuesday, Bug In Me System y Airlock), pero a partir de Kik Yerself la temperatura empieza a subir seriamente. En Suitybloke están las únicas voces del disco, aunque se limiten a una anunciación maquinal de aparatos que están listos para usar. En Ruby Rage y Twistyboomklart la velocidad se incrementa más aún, para culminar en Eat 'Em All, cuando el cuentakilómetros ya está acercándose a territorios junglistas. Con el último corte del disco, Fed-Ex To München, la calma y también la melancolía vuelven para poner fin a 60 minutos de pura energía.

Enlace: http://www.rottersgolfclub.co.uk/


subir





Texto, Copyright © 2003 Eric Gamboa y Dave Roozendaal.
Todos los derechos reservados.


 


Babab.com
Para contactar con nosotros entra aquí
Última actualización: lunes, 1 de septiembre de 2003

Copyright © 2000-03 Babab
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.