Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]



Percusión cerebral y ritmos étnicos.

por Ana Lema


El grupo de percusión Terrestr3s toca en función a una célula rítmica, denominada de los Tres Golpes. Horacio López, quien la descubrió y la puso en práctica, afirma "la misma actúa sobre los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro, activando así los centros intelectual-intuitivo y emocional-motor, y proporcionando el bienestar corporal"

Horacio López, músico de sesión, compositor y docente, conforma el grupo de percusión Terrestre3s, en 1990.

Los percusionistas, sus voces, y los acordes de piano, bajo, guitarra, pads de batería electrónica y teclado, se unifican en una célula rítmica que afecta los dos hemisferios del cerebro, provocando el bienestar corporal", explica el director de este grupo porteño que trabaja fusionando ritmos, tales como jazz, blues, tango y "candombe urbano", como prefieren denominarlo ellos mismos.

La banda, lleva editada una producción independiente, grabada en vivo durante su primer show, el mismo que reunió a casi 600 personas, y al cual estuvieron invitados dos dj´s. Esta conjunción dio origen a la denominación ciberétnica.

Su música es alegre y esconde un trasfondo, casi místico "En 1986 descubrí esta técnica conformada por una célula rítmica, basada en Tres Golpes. Fue a través de un sueño en el que se me apareció un brujo indio y me reveló -lo único que hace falta en el mundo para equilibrar el bien y el mal, son solo tres golpes-, luego se arrodilló y tocando sobre sus rodillas me mostró como ejecutarlos. Cuando desperté, tomé un papel y una lapicera, y comencé a componer en base a lo que el brujo me había transmitido.

Tiempo más tarde, estudiando la técnica, comprendí que reúne la célula básica de toda la música étnica conocida en el mundo", expone López. "Incluso Piazzolla la utilizó en sus composiciones sobre tango, claro que incorporándole algunas variaciones propias de dicho ritmo", agrega.

La idea de equilibrio corporal es un de las premisas básicas de la mencionada técnica musical "El activar ambos hemisferios cerebrales, hace que nuestra música se perciba como una secuencia de ritmos en la que el público se va adentrando. Sería algo así como un mantra". Las palabras del director se hacen evidentes al escuchar la forma de cantar los temas, por ejemplo "La Casa de Tere", título que constituye la letra del tema, el cual repica a lo largo de toda la canción.

De la misma manera, repican sobre el papel las líneas apiladas de los símbolos del I- Ching, que se entremezclan con los símbolos o notas de las partituras tradicionales. "En 1994, me encontraba dando clases de percusión, en un centro cultural, de Buenos Aires. Ya había empezado a implementar la técnica de los Tres Golpes, pero se me hacía difícil transmitírselo a mis alumnos ya que, no todos captaban esta célula rítmica, de manera auditiva. Por ese entonces, llegó a mí un libro sobre el I Ching, empecé a estudiarlo, y encontré que los símbolos de este sistema de adivinación coincidían exactamente con la técnica que venía trabajando. De modo tal que comencé a componer partituras fusionando los símbolos de la música tradicional, con los símbolos del I Ching. Desde entonces, todos mis alumnos pudieron leer lo que tocaban".

En 1999, el grupo integrado por los percusionistas Ernesto De Vera, Alejandrita, Flavia Kinisberg, Flavia Martínez, Gisela Trica, Horacio Freire, Javi, Javier Kullock, Julia Marconi, Marcelo Lázaro, Marcelo Riva, Mariana Moyano, Natalio López, Pablo Angulo, Pablo Sandoval, Valeria Peroni, Sebastián Bistolfi, Yamila Paula y Alejandro Rapetti, incorpora bajos, guitarras, teclado, piano y batería electrónica. Entonces, Nicolás Gonzáles Gotilla, Matías Gonzáles y Pedro Haedo se unen al proyecto.

Actualmente López lleva escritos algunos libros que transmiten esta técnica de Tres Golpes, sin embargo asegura "no creo en la propiedad privada, mucho menos en lo que hace al arte. Ya demasiado tenemos con que todo esté delimitado en este mundo como para, además, delimitar los conocimientos artísticos. Por otra parte, creo que todo el conocimiento sobre las cosas del mundo, se hallan en el interior de cada ser humano, son parte del inconsciente colectivo. En mis alumnos encuentro un ejemplo concreto sobre esto, por ejemplo, cuando alguno de ellos comprende un tema y comienza a ejecutarlo, también comienza a sentirlo en su propio interior, de alguna manera esto demuestra que el conocimiento estaba previamente el él, solo que no lo había descubierto aún. Lo mismo ocurre con todo, yo tuve la suerte de que esta técnica me fuera revelada, sin embargo no la siento como propiedad mía. Todos los seres humanos podemos acceder al conocimiento del universo, cada uno lo hará por su propia vía, solo está en nosotros estar abiertos como para percibir dichas experiencias y hacerlas tangibles".




Texto, Copyright © 2003 Ana Lema


 


Babab.com
Para contactar con nosotros entra aquí
Última actualización: marzo 2003

Copyright © 2000-06 Babab
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.