Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]



Albacete, marzo de 2003: tercera muestra "Documentales Y Fotografías De América Latina"

por César R. Castillo


"Abuelos Lumière
Abuelos Meliés
Abuelo Edison
Reciban
Como la diversidad
Este nuevo cine latinoamericano
Uno en la diversidad
Diverso en la unidad.
Un entero continente
Expresa su visión
Su delirio
De magma y nieve
De indignado temblor
Pongamos la cámara a la altura
Del ojo de un hombre
Su transfiguración."


(FERNANDO BIRRI: Manifiesto de los 30 años
del Nuevo Cine Latinoamericano
, 1995)

En el próximo número de "BABAB", el correspondiente a los meses mayo-junio, repasaremos en profundidad el desarrollo de la edición de este año -la 3ª- de la ya consolidada Muestra "Documentos y Fotografías de América Latina", que, organizada por la Asociación Prodocumentales Cine y TV -en colaboración con la Fundación Cultura y Deporte de Castilla La Mancha y el Excmo. Ayto. de Albacete-, se desarrollará en la ciudad manchega del 21 al 29 de marzo.

Más de ochenta documentales, así como 140 fotografías, serán presentados en un evento de carácter eminentemente solidario, que se complementará con diversos actos musicales, espectáculos infantiles, exposiciones artísticas, etc.

La "celebración de la diversidad", dando "a conocer las realidades, los sueños, la sabiduría y las estrategias de vida de los latinoamericanos allá donde estén", es el lema de una empresa cuya organización prevé la concurrencia, para intercambiar experiencias e ideas, de realizadores y fotógrafos procedentes de Cuba, Ecuador, Uruguay, República Dominicana, Puerto Rico, México, El Salvador, Venezuela, Chile, Costa Rica, Brasil, Argentina, España, Francia, Suiza y los Estados Unidos de Norteamérica.

En particular, a los Seminarios bautizados como Aula Abierta y Peregrina Fernando Birri están invitados profesores de nivel internacional como Octavio Cortázar (Cuba); Cristián Calónica y Margarita Suzán (México); Lola Millás y Joan González (España); Ramón Almodóvar (Puerto Rico); Iván Argüello (Nicaragua), entre otros que restan por confirmar.

A destacar que todas las actividades son de entrada libre y gratuita.

Para más información, el interesado puede dirigirse a:
www.prodocumentales.org,
documentales@prodocumentales.org

En exclusiva, nuestra redacción se ha puesto en contacto con los dos máximos responsables de este evento desde sus comienzos, sus directores Alicia Fernanda Sagüés Silva y Agustín Furnari Alonso de Armiño, que gentilmente respondieron a nuestras preguntas:

BABAB: Las muestras "Documentales y Fotografías de América Latina" son sólo la expresión más pública y visible de la Asociación Prodocumentales Cine y TV: ¿Podríais hablarnos brevemente de vuestro trabajo al frente de la misma, de carácter suponemos más general, así como de sus orígenes?

RESPUESTA: Esta Asociación ProDocumentales Cine y TV surge de la necesidad de dinamizar y sistematizar la exhibición y la producción del documental, en Iberoamérica, así como también la formación y otros aspectos relacionados con los problemas de producción y distribución (recursos humanos y técnicos, traducciones, transcodificaciones, etc.). Ahora, estamos abocados a la 3ª Muestra, que es la primera que se realiza en Albacete y que tiene estas dimensiones: allí estamos con las exhibiciones, pero también con formación y producción, con el intercambio y el conocimiento mutuo que genera un encuentro de estas características.

B: Aparentemente, corren buenos tiempos para el documental -en España y Europa, al menos. Más allá de tratarse de una moda -reconocimiento institucional al instituirse premios nacionales, mayor producción y mayor acceso (o menos precario) a las salas comerciales-, se diría que, de forma poco menos que milagrosa, y pese a las obvias y casi inherentes dificultades, de unos años a esta parte el documental va encontrando su legítimo lugar entre los géneros cinematográficos. Esta es una interpretación posible, pero también podríamos asomarnos a la Historia del Cine para apreciar un cierto fenómeno pendular, como en tantos otros contextos. Nos referimos a que el documental, como no podía ser menos, vive una primera edad áurea cuando el Cine aún buscaba sus rudimentos lingüísticos -Griegson, Flaherty, los maestros soviéticos del montaje-; luego, y sin desaparecer nunca por completo, no vuelve a recibir un empuje notorio hasta que renace bajo la sombra benéfica de los grandes revulsivos de los sesenta -nouvelle vague, neorrealismo italiano, free cinema y demás: De ahí descuellan Jean Rouch y muchos otros, o, en el ámbito que nos interesa, el propio Birri, Miguel Littín y otros especialistas en el documental dentro del Nuevo Cine Latinoamericano. Ahora, como decimos, parece existir un nuevo auge, con sus propias características. Por ejemplo, en esa era anterior el sesgo político, principalmente de inspiración marxista, era marcado, en tanto que ahora, en consonancia con los tiempos, se aprecia una cierta desideologización: ¿Os parece saludable este cambio? Y, volviendo al argumento antes desarrollado, ¿con cual de las dos lecturas os quedáis? Es decir, ¿pensáis que el documental ha encontrado por fin su público, de forma poco menos que definitiva, o que, por el contrario, sufrimos al ser optimistas un cierto espejismo, propiciado tal vez por el fenómeno de las subvenciones públicas, entre otros factores?

R: Es justamente lo que dices, "aparentemente". Desde el nacimiento del Cine, el Documental ha tenido su lugar, su público, pero la realidad es que las exhibiciones de los documentales, que siempre se produjeron (al menos en América Latina, en cantidades y calidades extraordinarias), han dependido de los vaivenes políticos de sus países. Los documentales comprometidos con la realidad de los pueblos que representan, no han sido siempre del gusto de los gobernantes, por ello, no siempre cuentan con la cuota de pantalla (ya sea de cine o TV) que es de esperar en relación con la producción. Desde el advenimiento del vídeo, la tecnología al fin ha pasado a estar del lado de los que menos recursos tienen, y ha sido posible realizar en forma más masiva, sin perder la calidad técnica ni narrativa. En América Latina, los años sesenta y setenta, formaron tanto a los realizadores como a los espectadores, y muchos de ellos se transformaron con los años en las nuevas generaciones de realizadores, que sabían qué querían decir y cómo decirlo.
Ni entonces ni ahora, al menos en el caso de América Latina, los documentales han podido desideologizarse: el compromiso con la realidad y la diversidad social y cultural de nuestros pueblos, se manifiesta sin tapujos en estas producciones, mayormente independientes. Las luchas se siguen llevando a cabo, aunque el sistema las quiera acallar, o las ignore: Venezuela, Argentina, México, Bolivia, Puerto Rico (con el caso de Vieques), y muchos otros países y Pueblos Originarios que superan las fronteras nacionales actuales, y se expresan en el trabajo de fotógrafos y documentalistas.
Y el público, al que escasamente le llegan estas producciones, por la falta de espacios independientes y no censurados o no controlados por la maquinaria de la ficción estupidizante, es el público pensante, crítico, reflexivo, ávido de aprender de la diversidad y de la sabiduría de otros, de comprometerse también con las necesidades de los otros; es el público que no es pasivo, es la gente que se manifiesta. Tal vez, el contexto actual, del hartazgo que ha generado este sistema evasivo e individualista es el que predispone a más gente a ver documentales, a aprender con ellos, a sensibilizarse con la realidad, propia y ajena.
Y queremos aclarar que las subvenciones ni son tantas ni son para tantos; muchas incluso, parecen paliativos para el reclamo masivo que de ellas se hacen. Después, el problema es el de siempre, aunque haya recursos para producir, los documentales se quedan en casa del realizador, en cuatro festivales, y 2000 personas que han tenido la ocasión de verlos en 10 años. Abrir premios a los documentales, nos suena al cuento de los espejitos de colores que le daban a los indios, porque cuántos documentales se hacen o se pueden "inflar" para ser exhibidos en salas comerciales? ¿Cuántos documentales independientes se pasan por las televisiones públicas, privadas, abiertas o de pago?
Por esta también es esta Muestra, que esperamos con el tiempo se convierta a la vez en un mercado de espacios reales de difusión.

B: Visitando vuestra página web de entre las secciones y propuestas, casi a modo de "buque insignia", destaca la inspiradamente nombrada "Aula abierta y peregrina Fernando Birri", con el subepígrafe: "Un espacio abierto para la reflexión sobre el audiovisual y la vida". Además, en vuestra segunda edición, el año pasado, dedicásteis un monográfico específico al cineasta argentino. ¿Qué parte del espíritu del autor de Los inundados, Mi hijo el Che o El siglo del viento os movió a ello: su polifacetismo, su compromiso político, su dedicación al documental como expresión independiente...?

R: La elección del Maestro Fernando Birri, uno de los más importantes de América Latina, corresponde tanto a su compromiso con la realidad, como con el CINE en sí. Su capacidad crítica, su creatividad, su apertura a propuestas nuevas y su capacidad de estar en donde haga falta. El A ula, pretende seguir ese espíritu siempre ávido de aprender, de crecer y de construir en equipo, con el compromiso que da la independencia y el respeto por los demás.

B: ¿Cuales vienen siendo vuestros criterios selectivos en cuanto a formato, temática, etc.?

R: Los criterios son muy difíciles de establecer, pero básicamente no hay limitaciones de formato, soporte o temática. Lo importante es que, se tengan con los recursos que se tengan, haya una buena calidad de imagen y sonido.

B: Como ya ocurriera con las dos ediciones celebradas, la 3ª Muestra "Documentales y Fotografías de América Latina" anuncia su itinerancia a través de España, América Latina y Europa: ¿Alguna fecha confirmada ya a tales respectos?

R: Está previsto que en Abril llevemos la Muestra a Las Palmas de Gran Canaria, a Lanzarote y a Fuerteventura. En mayo, está pedida de Madrid y Barcelona, y a partir de junio, en Argentina, Chile y Uruguay. La verdad es que no dejan de llegar pedidos de presentación, y en cuanto se concretan los ponemos en nuestra web.
Vamos allí donde nos lo pidan, para cumplir el lema de proyectar estos documentales y exponer estas fotografías, para que cada vez más público se acerque a estas realidades.




Texto, Copyright © 2003 César R. Castillo.


 


Babab.com
Para contactar con nosotros entra aquí
Última actualización: marzo 2003

Copyright © 2000-06 Babab
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.