Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]



Antonin Artaud en Argentina.

por Ana Lema


Entre el 27 y el 30 de noviembre del año 2002, se llevaron a cabo en Buenos Aires, las VIII Jornadas Nacionales de Teatro Comparado acerca del tema Antonin Artaud en la Argentina. Las mismas tuvieron lugar en el Auditorio del Centro Cultural Ricardo Rojas, dependiente de la Universidad de Buenos Aires.
Lucas Margarit, Licenciado en Literatura Inglesa y profesor de la Cátedra de Literatura Inglesa de la Facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad de Buenos Aires, fue uno de los panelistas convocados para el evento.

Para la ocasión, Margarit recorrió las diferentes etapas atravesadas por los textos de Artaud durante su participación en el movimiento surrealista. Para ello, se centró en los inicios del mencionado movimiento comprendido entre los años 1924 a 1929, período que estuvo determinado por la aparición de la publicación La Révolution Surréaliste, revista fundada por André Breton, Pierre Naville y Benjamin Peret y que fue el órgano de difusión de los manifiestos, proclamas, textos poéticos, pinturas y juegos de los primeros años del mencionado grupo.

BABAB: A comienzos del año 1925 aparece el segundo número de la revista donde se anuncia la creación y la inauguración de la "Bureau de recherches surréalistes" cuyo objetivo era reunir documentos, experiencias y textos sobre las formas que podía adquirir la actividad inconsciente del espíritu. Artaud es presentado como su director y Breton es partícipe de este proyecto. Sin embargo tiempo más tarde, éste lo acusa a Artaud de querer hacer de aquella oficina (Bureau de recherches surréalistes) una especie de readaptación de escuela de la vida. (Esta serie de proyectos son expuestos, más tarde en el número tres de la revista).

Lucas Margarit: Si lo vemos a la distancia podemos pensar, en realidad, que lo que sucedió fue lo inverso. La vinculación de Artaud con los poetas del grupo, como podemos ver, tuvo diferentes momentos y fue una relación con distintos grados de discusiones y apoyos por ambos lados 1. Los textos de Artaud, cuyo tono era sumamente vehemente, combativo y tenía ciertas aristas místicas, provocaban cierta inquietud en Breton2.

BABAB: Cuando mencionás los escritos que Artaud publica en el segundo número de la revista La Révolution Surréaliste aparece un texto de escritura automática, inspirado en una pintura de Andre Masón, que es la respuesta a una encuesta sobre el suicidio, el cual desata una carga erótica violenta donde el individuo aparece separado de su "yo".

L.M.: El primero de estos textos comienza "Le monde physique est ancore là"3 el individuo se muestra como separado de su entorno y señala la división entre un espacio exterior y una percepción interior, casi onírica que describe un mundo quebrado donde el "yo" recompone su identidad espiritual y sexual, mental y material. De este modo el exterior se transforma en imagen a través del "yo" que construye el texto. Las imágenes de este texto artaudiano nos muestran un mundo que se dispersa en sangre y fuego, en hielo y trombas de leche. El abandono de la razón permite destacar una inusitada violencia erótica que permite vislumbrar la oposición hacia un sistema social, la cual será elaborada en los escritos posteriores. Esta posición también puede ser leída en la respuesta que propone Artaud a la pregunta "¿Es el suicidio una solución?". El suicidio forma parte de la realidad, por lo tanto autoriza a Artaud a dudar y pensarlo como una "hipótesis", oponiendo, así, la idea de muerte a la del "no ser". Artaud busca descubrir el otro lado de la existencia, donde cuerpo y espíritu no manifiesten una duplicidad. Tal como dice también en un manifiesto escrito y publicado ese mismo año y dedicado a su compañero de andanzas dramáticas Roger Vitrac, "Manifeste en langage clair"4:

"Si je ne crois ni au Mal ni au Bien, si je me sens de telles dispositions à détruire, s´il n´est rien dans l´ordre de principes à quoi je puisse raisonablement accéder, le principe même en est dans ma chair".

Esta falta de creencia en un sistema maniqueo continuará en toda su producción que lo llevará a poner su fe en su propia carne y a tomar la existencia desde la desesperación, que se afirma en la propia proyección del cuerpo en la letra, un estado que no se "puede ajustar a las palabras" y por ello escapa de la lógica y de la sintaxis, incluso de la misma literatura 5. Es por esta posición que podemos afirmar que Artaud atraviesa el surrealismo, que, pese a que comparte con los miembros del grupo ciertas fuerzas motoras contra la sociedad, su recorrido va a alejarse de los nuevos sistemas que "ordenen" la creación poética y la participación política de los acólitos de Breton. Esto último, también sea quizás otro elemento a tener en cuenta en la discusión con los surrealistas, quienes más allá de presentar el arte unido a la vida, no se percataban que seguían, más allá de la ruptura, cierta tradición que separaba la propia existencia del poeta a su obra, es decir, retomando las palabras de Aragon, no se atrevieron a entrar en el mar. Artaud, así, expone su cuerpo.

BABAB: Existe un texto Llamado al mundo escrito por los surrealistas en el que se apela al hallazgo de una nueva realidad, a un cambio en las formas del pensamiento. En base a este texto Artaud escribe una serie de cartas, ¿qué podés decirnos al respecto?

L.M.: En un texto de 1925 publicado en la Nouvelle Revue Français, "Position de la chair":

"J´imagine un système où tout l´homme participerait, l´homme avec sa chair physique et les hauteurs, la projection intellectuelle de son esprit"5.

Este número de la revista se presenta bajo el título: Fin de l´ere chretienne [Fin de la era cristiana], lo cual ya nos está presentando el matiz que los textos incluidos presentarán. La publicación se abre con un manifiesto sin firma, "A Table"6 [A la mesa], lo que podemos suponer que se trata de un texto colectivo, sin embargo, sabemos por lo mencionado anteriormente que su autor es Artaud. Hay un documento que pertenecía a Génica Athanasiou que nos confirma esta hipótesis, es una versión manuscrita anterior de este texto titulada "Appel au monde" [Llamado al mundo]. El texto comienza con una crítica a la metafísica occidental para instalarse luego en un espacio opuesto a la lógica imperante. Es un llamado al abandono de las comodidades que ofrece el mundo en busca de otra existencia y de un nuevo lenguaje. La mirada surrealista en este texto se presenta por el encuentro con la verdadera realidad. Nos encontramos con un sujeto que se proyecta "hacia cierta eternidad, surreal". El tono de este llamado es provocativo, no se dirige sólo desde una postura estética, sino desde una posición vital, lo cual reforzaría el énfasis en la lucha contra ciertas formas de pensamiento. Artaud, de este modo, busca una liberación absoluta del individuo. Esta controversia se va a presentar desde diferentes textos en este mismo número, donde se publica una serie de cartas dirigidas a diferentes personalidades relacionadas con el poder sobre el pensamiento. Cada una de ellas ocupa una carilla, y se encuentran distribuidas a lo largo de toda la revista. La primera de estas misivas es la que está dirigida a los rectores de las universidades europeas 7, en ella continúa la diatriba en contra de la división entre pensamiento y espíritu y hace responsable a quienes está dirigida la carta. Luego le siguen las dirigidas al Papa, al Dalai-Lama y a las Escuelas de Buda8. Artaud propone un trastrocamiento, rechaza la estructura del cristianismo para abrazar la cosmovisión de oriente, donde rescata la idea del espíritu sin hábitos y lejos del sufrimiento. Es interesante que en la composición de la revista la "Adresse au Pape" y la "Adresse au Dalaï Lama" se encuentran enfrentadas. Artaud, director de este número, sin duda buscaba enfatizar la oposición entre estos dos personajes, es más, esto está remarcado por el hecho de que el Dalai-Lama es llamado en varias oportunidades Papa. Una crítica similar se plantea en la última carta presentada en este número, "Lettre aux Médicins-Chefs des Asiles de Fous"9. La defensa por quienes son considerados "locos" y la expuesta crítica a la institución "asilo", descrito como una cárcel, nos lleva nuevamente a considerar la necesidad de Artaud por la liberación total del espíritu. Tenemos que tener en cuenta que Artaud con estas cartas, no sólo está amonestando ciertas instituciones, sino que está también rescatando las zonas veladas del hombre en la cultura occidental, lo cual en una primera aproximación lo asociamos a las premisas del surrealismo. Breton comienza su primer manifiesto con la siguiente idea:

"Tanta fe se tiene en la vida, en la vida en su aspecto más precario, en la vida real, naturalmente, que al fin esta fe acaba por desaparecer".

BABAB: Los textos de escritura automática parecieran no tener coherencia, sin embargo existe detrás una coherencia que alude a una postura del pensamiento casi teológico o metafísico...

L.M.: Encontramos a lo largo de sus manifiestos un proceso de desmantelamiento de las coordenadas lógicas y morales, de allí las continuas referencias a la infancia, al azar, a los juegos, lo que resultará más adelante el "cadáver exquisito", "lo uno en lo otro", la escritura automática, las experiencias con la hipnosis, etc. En la definición que nos ofrece Breton de Surrealismo podemos leer:

"Automatismo psíquico puro por cuyo medio se intenta expresar, verbalmente, por escrito o de cualquier otro modo, el funcionamiento real del pensamiento. Es un dictado del pensamiento, sin la intervención reguladora de la razón, ajeno a toda preocupación estética o moral"10

Artaud descubre inmediatamente las posibilidades que ofrece esta desarticulación de la lógica, por ello se une al grupo y esboza las críticas más crudas al sistema social, lo que se refleja en este número de La Révolution Surréaliste que él dirige.

BABAB: Sobre el final de tu charla, planteás la posibilidad de degradación del sujeto en el continuo proceso de aprendizaje sobre sí mismo. ¿Cuál sería la respuesta que darías a este interrogante?

L.M.: Podemos responder esta pregunta diciendo que la lucha planteada con el mundo ¿lo otro? Produce este desgaste. La introspección que propone Artaud nos llevaría a reconocer nuestra falta de capacidad de recompensar una nueva estructura para el espíritu. De allí que sea necesario -a partir de la búsqueda- elaborar un lenguaje que nos retrotraiga a un estado anterior a la articulación.11

__________________

Notas:
1. Breton, André, Entretiens (1913-1952), París: Gallimard, 1969, Capítulo VIII.
2. Jean Louis, Biografía de Antonin Artaud, Barcelona: Anagrama, 1972, pp. 57 - 58. [Les anuncio la aparición de un nuevo dictador: Antonin Artaud es quien se ha arrojado al mar. Ahora asume la tarea inmensa de dirigir cuarenta hombres que quieren serlo hacia un abismo desconocido, donde se abraza una gran hoguera, que no respetará nada, ni sus escuelas, ni sus vidas, ni sus más secretos pensamientos].
3. "El mundo físico está todavía allí" Traducción de Aldo Pelegrini, Antología de la Poesía Surrealista, Buenos Aires: Fabril, 1971, pág. 73.
4. Lo que plantea A. Pelegrini "La obra de Artaud es inclasificable. No existen pautas para definirla. Sus textos ocupan el lugar de la literatura, peor no son literatura; simplemente la desplazan". En "Artaud enemigo de la sociedad" y en "Artaud, Van Gogh el suicidado por la sociedad", Buenos Aires: Argonauta, 1971, página 7.
5. Aurtaud, Antonin "Position e la chair", Nouvelle Revue Francais, n # 147, Diciembre 1925, en Antonin Artaud Ouvres completes Vol. I. París: Gallimard, 1970, página 351. ("Imagino un sistema donde todo hombre participe, el hombre con su carne física y las altura, la proyección intelectual del espíritu").
6. La Révolution Surréaliste, página 1.
7. "Lettre aux Recteurs des Universités Européennes ", en La Révolution Surréaliste Nº 3, pág. 11.
8. "Adresse du Pape", "Adresse au Dalaii Lamaa" "Lettre aux écoles du Buda", en la Révolution Surréaliste N # 3 pág. 16, 17 y 22 , respectivamente.
9. La Révolution Surréaliste, # 3, pág. 29.
10. Breton, André: Ibidem, pág 44.
11. Pellegrini, Aldo, "A. Artaud el enemigo de la sociedad" en op.cit, p.50.

 

Texto, Copyright © 2002 Ana Lema. Todos los derechos reservados.
mariapandora.com

 


Babab.com
Para contactar con nosotros entra aquí
Última actualización: miércoles, 1 de enero de 2003

Copyright © 2000-03 Mañana Es Arte A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.