Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]



Entrevista con Amon Tobin.

por Dave Roozendaal



El pasado mes de octubre, Amon Tobin sacó uno de los discos más aterradores del año: Out From Out Where. Su cóctel característico de virtualmente cualquier tipo de música suena más sucio que nunca, más futurista, más amenazante. Decidimos llamar a este brasileño, y el resultado fue una breve pero agradable conversación sobre bandas sonoras, drogas, software y la importancia de las notas de prensa...

BABAB: Out From Out Where suena como la banda sonora de una peli de ciencia-ficción muy aterradora.

AMON TOBIN: Jeje, sí, bueno, quería hacer un disco muy denso, más que nada; buscaba un sonido estridente. No me apetecía hacer algo jazzy suave, creo que ya hay bastante de eso. Pero tampoco tenía ningún concepto fijo. He estado trabajando en el disco durante un año más o menos. Hice el disco tema por tema, y escribí los temas en muchos momentos distintos. La verdad es que hice un montón de temas y agrupé los que creía que sonaban bien juntos.

B: El sonido es bastante "triposo", también.

A. T.: Bueno, cuando empecé quería hacer un disco electrónico psicodélico. Obviamente la imagen que tengo de la música psicodélica es estereotipada, ya que ni siquiera había nacido cuando la gente empezó a hacer toda esa música en los sesenta. Así que acabé experimentando con lo que yo creo que es música psicodélica.

B: ¿Has tomado alguna vez alguna substancia alucinógena?

A. T.: No. Fumo mucha hierba, pero nunca he tomado lsd o algo así. Bueno, he tomado hongos alguna vez, pero la verdad es que eso no es una fuente de inspiración para mi música. Así que de hecho, ni siquiera estoy facultado para hacer música psicodélica, ahora que lo pienso. Simplemente es mi idea de ella, y por muy manufacturada que sea, sigue siendo una idea. Me fascina cómo la gente de diferentes culturas toma elementos de otras culturas y los incorporan en la suya. Como por ejemplo la gente de Bollywood, cómo cogen el sonido de la música disco y lo meten en sus bandas sonoras, haciéndolo sonar completamente distinto; o cómo los grandes estudios de Hollywood hacen su propia versión de la música oriental. Es su interpretación de la música de otra cultura. Me parece muy interesante.

B: ¿Crees que la gente no se espera la música que haces tu siendo brasileño?

A. T.: A veces sí. Dicen cosas como 'Ah, eres de brasil, seguro que te han criado con batucadas' pero claro, son tonterías. Estoy influenciado por todo lo que oigo. En mi opinión la cuestión de las raíces está muy sobreestimada. Me parece aburrido siempre hablar de donde vienes y la influencia que tiene o no. Has nacido donde hayas nacido, no creo que puedas tomar los créditos para eso, ja ja. Claro que influye, pero como ya dije, todo lo demás influye también.

B: Escuchando tu música, uno no puede evitar tener la impresión que te gustan mucho las bandas sonoras. ¿Has considerado alguna vez hacer una?

A. T.: Y tanto. He tenido mis rollitos con el mundo de las bandas sonoras ya, pero la cosa está un poco complicada. Es un mundo bastante cerrado y resulta difícil realmente establecer algo. ¿Sabes?, un director te pide hacer algo, se lo das y le gusta. Entonces se lo enseña a su jefe, y a ese le gusta, y al jefe de ese también. Entonces ese se lo lleva al gran jefe que dice '¿Amon quién? ¿Y ese quién es? ¡Dame a Limp Bizkit!' Así que es complicado; estás tratando con gente que quiere vender una película y quieren un recopilatorio con un montón de grupos populares para la banda sonora. Es una pena y una vergüenza, la verdad. En mi opinión la banda sonora es una parte muy importante de la película. Por ejemplo, las películas de Hitchcock con sus bandas sonoras hechas por un solo hombre, Bernard Hermann, o las de Sergio Leone con la música de Ennio Morricone — ¡me encantan! Son muchísimo más fuertes que las recopilatorios de hoy en dia.

B: Y ¿qué tipo de películas te gusta?

A. T.: Me gustan David Lynch, Dario Argento, Polanski, los hermanos Coen. Las películas de David Lynch me han influenciado mucho.

B: ¿No has intentado contactarle alguna vez?

A. T.: Me encantaría trabajar con él, pero tienes que pelearte con toda esa maquinaria. No quiero perder mi tiempo intentándolo. Yo lo que quiero es hacer música. Lo de las bandas sonoras es un mundo loco y la verdad es que no me apetece enrollarme en ello.

B: Volvamos al álbum. Dices que has estado trabajando en ello durante un año.

A. T.: Si, pero no todos los días. Cuando terminé el anterior, Supermodified, tenía que hacer un montón de cosas, como irme de gira, y mientras las hacía empecé a escribir material nuevo. Creo que he trabajado en las canciones como un mes en total. Todo salió muy bien. Hombre, hice algunas que resultaban horribles, temas que fracasaron completamente. Mi problema es un poco que quiero fijarme en una idea durante demasiado tiempo. A veces tengo una idea y empiezo a trabajar con ella durante dias, semanas, meses, incluso sabiendo que es una pérdida de tiempo. Hasta fastidiarlo completamente. [risas]

B: ¿Eres un perfeccionista?

A. T.: No creo. Depende de como lo veas; no me importa el sonido perfecto, o la producción perfecta. Sólo quiero que mi canción salga como yo quiera.

B: Entonces ¿cómo haces tus temas?

A. T.: En general empieza con una idea, obviamente, una melodía que oigo en mi cabeza, o un sonido que oigo por ahí y que quiero usar. O una combinación de ambos.

B: En la nota de prensa dicen que has vuelto al sampleo tradicional en vez de crear tus propios sonidos.

A. T.: ¡No tengo ni idea de donde han sacado eso! [risas] Ya ves, esto prueba que no deberías hacer caso a las notas de prensa. La música está basada en samples como siempre ha sido el caso. Lo que pasa es que igual no uso los discos obvios para samplear. No me interesan los breaks raros — ya sabes, los discos de coleccionista. Prefiero los discos muy malos que nadie quiere ni escucha, pero que tienen un break bueno. Cojo el sample y lo hago mío, por decirlo de alguna manera. Me lo curro, lo transformo en otra cosa totalmente diferente.

B: ¿Has estudiado música?

A. T.: No, pero me gustaría. Es que soy un entusiasta de la música. Probablemente es mi mayor cualidad. Me encanta hacer música, escuchar música. La experimentación forma gran parte de lo que hago. Para la próxima gira tengo algo nuevo; voy a usar software nuevo. Se llama Final Scratch, te deja usar archivos de música conectando el ordenador con dos platos [tocadiscos] y una mesa de mezlca. Así puedo hacer nuevas versiones de mi música y la de otra gente en directo. Será una mezcla de una sesión de DJ y un directo. Voy a usar mucho de la música que ma ha influenciado, cosas que he sampleado y, claro, mi propia música. No toco con ningún grupo ni nada, porque mi música está hecha por mi, así que no veo ninguna razón para formar una banda. Me sentiría como si estuviera engañando a la gente. [risas]

__________________

 

Texto, Copyright © 2002 Dave Roozendaal. Todos los derechos reservados.
mariapandora.com

 


Babab.com
Para contactar con nosotros entra aquí
Última actualización: miércoles, 1 de enero de 2003

Copyright © 2000-03 Mañana Es Arte A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.