Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]



La Traviata de Verdi retorna al Estadio Luna Park de Buenos Aires

por Ana Lema


La Traviata de Verdi retorna al Estadio Luna Park de Buenos Aires, bajo un formato renovado que combina su lirismo clásico con el arte multimedia.


El origen de la ópera

Giuseppe Verdi escribe La Traviata en 1853 y de este modo, cierra la trilogía que iniciara con Rigoletto y que continuara con Il Trovatore. La trama de esta ópera cumbre del Romanticismo Lírico está basada en la obra de Alejandro Dumas: La Dama de las Camelias. La Traviata fue traducida a todos los idiomas y representada en una innumerable cantidad de Teatros Líricos y espacios alternativos de todo el mundo.


La Traviata en Argentina:
Desde 1856 hasta la actualidad

Esta ópera considerada una obra cumbre del Romanticismo Lírico llega a Argentina en junio de 1856. Desde entonces, se representa en varias oportunidades en Teatros y espacios al aire libre, por ejemplo durante las temporadas de verano que ofrece el Teatro Colón de Buenos Aires, entre los años 1934 y 1960. Las mismas alcanzan un promedio de cuarenta y cinco funciones, entre conciertos, óperas y ballets. Y en el ámbito específico de la ópera, opereta y zarzuela se ofrecen un promedio de veintisiete funciones de ocho títulos diferentes. La Temporada 1953/1954 marca un hito en la historia por la cantidad de representaciones, ya que se ofrecen cuarenta funciones de once espectáculos líricos distintos, entre ellos: Rigoletto; Il Trovatore y La Traviata.

El actual resurgimiento de la lírica que protagoniza Argentina lleva la ópera al Estadio Luna Park. El espacio estuvo durante años reservado a actividades deportivas y posteriormente fue abierto a diferentes manifestaciones artísticas. Sin embargo allí se representaron varias óperas durante la década del cuarenta, entre ellas La Traviata.


Trama:
Entre Eros, Tanatos y las pantallas de vídeo

Dos temas aparecen centrales a la hora de repensar La Traviata de Verdi: su temática de amor y muerte en lazo indisoluble y la insuperable libertad de su estructura formal. El amor es periódicamente amenazado por la sífilis, tuberculosis, o su sucedáneo contemporáneo: el sida, son las armas renovadas o el precio exigido de la ominosa balanza.

Violeta pierde pétalo a pétalo su vida durante los tres actos de la obra y sin embargo es llama de vida, mucho más ardiente que la de los "sanos" de la historia. Extraña paradoja: la vida breve es más intensa, rica y quizá también más alegre...

El otro tema apasionante para quienes nos acercamos al Verdi temprano es el de la extraordinaria libertad en la manipulación del tiempo y el espacio. Verdi quiebra tiempo y espacio en lo que algún ingenuo sospecha de inmadurez o hasta capricho.

La convención es el gran arma del Arte, la materia incorrupta que separa la obra del mundo transitado. Quizá haya que llegar al cine que con sus zooms nos acerca a un detalle que ignora todo el conjunto o con sus travellings nos produce rápidos viajes en el espacio, para comprender estas obras libérrimas en donde el gran Verdi se demora larguísimos minutos en un dúo que interrumpe una fiesta sin otra intención que acercarse a lo esencial en todo momento.

No es necesario recurrir al concepto de "obra abierta" para adentrarse en el mundo verdiano, por cuanto su universo es de por sí inconmensurablemente ancho e irreductible a un modelo predeterminado

expone Daniel Suárez Marzal, régisseur, cuya trayectoria internacional como director se extiende al ámbito del teatro lírico nacional y europeo.


Escenografía:
Murales de la precisión

La sencillez y la monumentalidad caracterizan la escenografía de esta ópera cuya Dirección de Arte es responsabilidad de escenógrafo y arquitecto teatral checo Milan David.

Intento olvidar las producciones realizadas anteriormente. La Traviata, como Madame Butterfly (mi anterior producción), son obras muy conocidas que sufren de un mismo problema: están cargadas de decorados y costumbres raras, que no permiten que se exalte a un primer plano su condición de tragedias, casi shakesperianas. Por esto mi único objetivo es siempre crear un espacio simple, imaginativo y, si es posible, metafórico, que contenga todo lo necesario y esencial.
En el Luna Park, incluí una escalera enorme que ofrece su arquitectura de estadio que, además, dependiendo de su uso puede cambiar de significado y oscilar entre un paisaje, un interior, una pasarela, cuando no contribuye a crear una imagen hospitalaria muy sugestiva.


Música:
Escritura orquestal: preludios y pasión

La Traviata y su mundo se construye en la delicadeza extrema de la escritura orquestal, en los detalles de articulación y la intensidad de los diálogos entre la voz y la orquesta y en las relaciones entre los tiempos musicales y los psicológicos planteados por la escena, donde la coherencia no es sólo una búsqueda estética sino una profunda necesidad dramática. Todo esto realizado con nuestros artistas y en nuestro medio se conjuga con el desafío que supone un espacio como es el del Luna Park que exige incorporar elementos que, como el sonido, lejos de transformarse en escollos deben resultar aportes que enriquezcan al espectáculo. La versión que hoy presentamos se integra a la búsqueda íntima e insoslayable de llegar a Verdi buceando en su estructura e interpretarlo a través de sus sugerencias; y al mismo tiempo, de potenciar el drama multiplicando, a través de las características únicas y originales del ámbito, las posibilidades de gozarlo.

expone Mario De Rose, su Director de Arte. quien estrenó varias obras de cámara y dirigió prestigiosas orquestas de Argentina.


El resultado:

Durante las siete funciones realizadas, asistieron al acto la nada desdeñable cantidad de 25.970 personas.

Vestuario elegante y colorido, imágenes multimedia y subtituladas al español; la genialidad de la orquesta, el coro, los sopranos, barítonos y tenores y una detallada labor técnica reveló el éxito de combinar el lirismo clásico con el arte multimedia.

Una vez más, el talento creativo de Giuseppe Verdi venció los límites del tiempo.

 

Texto, Copyright © 2002 Ana Lema. Todos los derechos reservados.
mariapandora.com

 


Babab.com
Para contactar con nosotros entra aquí
Última actualización: viernes, 1 de noviembre de 2002

Copyright © 2000-02 Mañana Es Arte A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.