Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]



Barrio Canalla III

por Santiago Arteaga

Hermilo Méndez decidió aprovechar que estaba en una cárcel en Texas para empezar los trámites de su divorcio. El problema era que no recordaba cómo se llamaba su esposa. Se casaron hace diez años en San Antonio tras un idilio de una semana, cuando Hermilo tenía 18 años, y el matrimonio duró ocho días. Tras una investigación en los archivos, unos funcionarios han informado a Hermilo de que su esposa se llama Violeta Sánchez Juárez y que aparentemente volvió a su México natal.

Uno no espera encontrarse en una colección de delitos a alguien cuyo problema sea amar demasiado, pero es que el caso de Luther Crawford es diferente: ha tenido por lo menos doce hijos con once mujeres diferentes, y ahora debe más de 74.000 dólares en pensiones atrasadas para el mantenimiento de los niños. Fue llevado a juicio en Kentucky y los abogados de las madres hicieron algo muy peculiar: le dejaron elegir entre ir a la cárcel o prometer que se abstendría sexualmente. Crawford escogió la libertad sin novias, pero el juez no estaba contento con este arreglo: no sólo es un trato anticonstitucional, sino que sería problemático comprobar que no se estuviese acostando con nadie, y tampoco está muy claro qué se podría hacer en caso de que no cumpliese su parte del trato y recibiese todavía más reclamaciones de paternidad. Pero por otro lado, mientras esté en la cárcel no puede pagar las pensiones. ¿Qué se puede hacer en un caso así? En una de las sesiones del juicio, el juez le preguntó a Crawford cuál era el nombre de la mayor de sus hijas, y no lo supo. Al cabo de dos semanas volvió a hacerle la misma pregunta, y esta vez dio una respuesta equivocada. Viendo que no tenía intenciones ni de pagar ni de nada, el juez desestimó el trato entre abogados y le condenó a un año de cárcel. "No se le puede obligar a ser un buen padre, pero la ley le obliga a mantenerles económicamente, y ha fracasado estrepitosamente", le dijo como explicación.

Las pensiones de maternidad no son un regalo que caiga del cielo a cambio de nada. Patricia Amos, de 43 años y madre soltera de cinco hijos, fue condenada a 60 días de cárcel (de los que sólo cumplió 28) por no impedir que dos de sus hijas hiciesen novillos. Las dos adolescentes, de 13 y 15 años, habían ido a clase un día de cada tres durante dos años. La madre incumplió una orden judicial que le obligaba a asegurarse de que las niñas fuesen al colegio, y tampoco se presentó a una audiencia ante el juez. La condena por esto podría haber sido una multa de 4.000 euros, pero el juez consideró más apropiado el castigo ejemplar de la cárcel, que ciertamente ha suscitado una gran polémica en Inglaterra. Ahora se avecina una larga lista de casos similares, tras la reforma de una ley del año 2000. El gobierno laborista está decidido a acabar con el absentismo escolar, y ha endurecido las penas contra los padres. De hecho, el Primer Ministro, Tony Blair, ha lanzado a debate la idea de endurecer todavía más las penas, retirando los subsidios públicos a las familias que consientan los novillos de sus hijos. Las dos niñas están yendo ahora a clase regularmente.

Veintisiete delincuentes comunes se han entregado recientemente en Inglaterra para cumplir condenas menores antes de que empezase el mundial de fútbol, que querían ver tranquilamente en sus casas.

El atraco más raro de abril ocurrió probablemente en Nepal, donde la expedición del norteamericano Raymond Coughron fue robada en mitad de la montaña por un grupo de revolucionarios seguidores de Mao Tse-tung. Los ladrones primero negociaron con sus víctimas qué propiedades se iban a llevar, y finalmente acordaron quedarse sólo con dinero. Luego les dieron un recibo contra "La Revolución" por el importe robado.

En Denver, una mujer tuvo que llamar a los bomberos para que la rescatasen. Estaba atrapada dentro de su casa por una razón exótica: el viento había acumulado contra su casa miles de plantas rodantes, hasta alcanzar una altura de cinco metros.

En Gualaca, Panamá, una mujer asesinó a su marido, le descuartizó, y dejó un saco de miembros enfrente de la puerta de la casa de la mujer que él llamaba "mi novia".

En Inglaterra, un anuncio ha suscitado una gran polémica porque aparecen perros apareándose en posturas antinaturales - es decir, posturas humanas. En este anuncio, de un minuto de duración, una chucha mira a una pareja humana haciendo el amor y luego se va de vacaciones sexuales a España, donde practica todo lo que ha visto con mastines, caniches y pastores. Para rodar las escenas, unos mamporreros sujetaron a los perros y los menearon; luego las imágenes fueron tratadas digitalmente para borrar las huellas de la manipulación. Para conseguir otras tomas, se recurrió a ponerles comida a los actores en lugares estratégicos. El anuncio fue producido para Club 18-30, una agencia de viajes que ya antes había recurrido al sexo como incentivo para irse de vacaciones a sitios exóticos. En su campaña de 1995 usaron frases como "Beaver Espagna" o "Girls, can we interest you in a package holiday?" al lado de fotos de hombres en calzoncillos; las 500 protestas recibidas entonces hicieron que esos anuncios apareciesen sólo en revistas. El anuncio para televisión de 2002 se puede emitir sólo en horario restringido, para que no lo puedan ver los niños. Esto no parece importarle a los anunciantes, que se dirigen a mujeres entre 18 y 24 años. "Cuando un grupo de gente joven se va de viaje, el sexo ocurre", ha declarado un portavoz. "Es simplemente que nadie habla de ello, pero en Club 18-30 no tenemos miedo de ser honestos y decir 'esto es lo que pasa; de esto tratamos nosotros.'" Una sociedad protectora de animales ha canalizado las protestas; según ellos, el anuncio es ridículo, indigno y explotador, y ha sugerido que los 15 millones de ingleses propietarios de perros pueden encontrar ofensivo este uso de animales y, consecuentemente, dejar de viajar con esta compañía. Por su parte, el director de la agencia publicitaria que rodó el anuncio ha aclarado "Nunca pensamos en usar gente en vez de perros; eso habría sido obsceno y no tendría humor."

Una pareja de Nueva York ha sido acusada de poner en peligro a un menor por alimentar a su hija con una dieta estrictamente vegetariana. Nunca le dieron leche ni fórmulas infantiles, sino que la alimentaron con nueces molidas, zumos, infusiones, judías y, curiosamente, aceite de hígado de bacalao. A los 16 meses de edad la niña pesaba cinco kilos, y una vecina denunció el caso a la policía. Ahora tiene 20 meses y pesa 11 kilos, está viviendo temporalmente con una familia adoptiva, y los médicos dicen que su crecimiento ha quedado dañado irreversiblemente.

En Tri-City, Estados Unidos, Jeannette Standard se puso a dieta y perdió nada más y nada menos que 385 kilos de peso. Sin embargo, le quedó una tripa rebelde que se negaba a desaparecer. "Tenía que levantarla para lavarme debajo, y luego me tumbaba en la cama para que mi hija me secase. El olor era atroz," ha declarado. Así que decidió operarse para eliminar la barriga. Los cirujanos le quitaron 50 kilos más.

Podría parecer cruel que se le prohibiese a un condenado a muerte que se lleve a cabo su última voluntad, pero el caso se ha dado en Richmond, Virginia. Daniel Lee Zirkle fue ejecutado por el asesinato de dos niñas de 4 y 14 años, las hijas de la mujer con quien vivía, y una de ellas, su propia hija. Daniel pidió que sus cenizas fuesen esparcidas sobre las tumbas de las dos chicas, pero ahora un juez ha prohibido a su familia que se acerque al cementerio.

Según un estudio, la mitad de las noticias sobre descubrimientos médicos que aparecen en la prensa no llegan nunca a la literatura científica. ¿Cómo es esto posible? Los congresos científicos están organizados para que los investigadores se conozcan, debatan e intercambien ideas, pero no para anunciar al público descubrimientos de eficacia comprobada. Sin embargo, la tentación de escribir notas de prensa es irresistible: el público tiene deseos de conocer las últimas novedades, los organizadores de los congresos quieren publicidad, los investigadores quieren promocionarse, y los periodistas encuentran noticias interesantes con facilidad. De aquí que con frecuencia se presenten al gran público trabajos muy poco fiables. Por ejemplo, el 21% de los comunicados de prensa analizados en este estudio exponían resultados provisionales efectuados con menos de 30 pacientes. Muchos otros "descubrimientos" anunciados son defectuosos por otras razones, e incluso falsos. Los autores del estudio le siguieron la pista a los anuncios efectuados en cinco congresos médicos internacionales del máximo prestigio, y se encontraron con que al cabo de tres años la mitad de esas notas de prensa no habían sido publicadas en revistas médicas donde los artículos son revisados por expertos. Esto hace que los pacientes reciban esperanzas infundadas, que busquen pruebas no comercializadas, o que quieran recibir tratamientos que llegan a ser peligrosos. Los autores del estudio también han encontrado que las notas de prensa son demasiado optimistas: con frecuencia se anuncian los avances médicos sin mencionar sus efectos secundarios, incompatibilidades, etc.

Sesenta invitados a una boda en Nueva Delhi murieron electrocutados porque el autobús en el que viajaban transportaba en el techo unas bicicletas que hicieron contacto con unos cables de alta tensión. Los novios sobrevivieron porque iban en otro vehículo.

En Sudáfrica está extendida la creencia de que se pueden usar órganos humanos para hacer ciertos tipos de magia; los llamados asesinos "muti" se encargan de proporcionar órganos de calidad a los hechiceros. En mayo apareció otro cuerpo con signos típicos: decapitado y apuñalado varias veces. La policía, sospechando el móvil, consiguió detener al asesino en Krugersdorp, cuando intentaba vender la cabeza. Lo que ha distinguido a este caso es que el asesinato no se cometió por encargo. Lo normal es que primero los hechiceros tengan un cliente, y luego un asesino "muti" mate a alguien para obtener el órgano necesitado. Pero el tráfico de cabezas humanas ha llegado a ser tan estable que este joven de 23 años decidió aprovechar una oportunidad fácil de matar a alguien.

También en Sudáfrica, la policía ha detenido a seis personas acusadas de cometer una estafa conocida como "el e-mail nigeriano" o "el fraude del 419", dado que es la sección 419 de la legislación nigeriana la que trata con este tipo de crímenes. Este timo adopta varias formas, pero en esencia se trata de convencer a un extranjero para que colabore en una evasión de capital de Nigeria, y se le dice que para poder sobornar a los funcionarios necesarios hace falta que deposite ciertas cantidades de dinero en varias cuentas de bancos. Algunas víctimas en los Estados Unidos han denunciado pérdidas de varios cientos de miles de dólares, y la estafa ha alcanzado tal magnitud que el gobierno nigeriano ha creado una oficina en Londres para ayudar a acabar con esta plaga.

El 7 de diciembre pasado se detuvo en Camboya a Pheach Phen, de 20 años de edad y seropositivo, acusado de haber matado a un chico para beber su sangre. Según su testimonio, un brujo le convenció de que se curaría del SIDA si bebía sangre de gente matada por él mismo. En Sudáfrica está generalizada la creencia de que acostarse con una virgen cura el SIDA, de forma que las violaciones de niñas se están haciendo frecuentes. El mismo remedio se usó en Francia en el siglo XVIII para curar las sífilis.

Cuatro jóvenes fueron detenidos en Orihuela, Alicante, por profanar una tumba e intentar cometer una agresión sexual al cadáver de una mujer enterrada pocas horas antes. Tres de los arrestados ya se vieron involucrados dos años antes en un caso similar, en el que se llegó a consumar el abuso.

El 22 de mayo hubo que suspender una representación teatral en Oldham, Inglaterra, porque a causa de un fallo técnico no se podía ver al Hombre Invisible. Para poder hacerse visible cuando lo exige el guión, el protagonista de esta obra se cubre con unas vendas especiales y es iluminado con unos focos ultravioleta. El problema fue que estos focos se estropearon inmediatamente antes de la obra, con lo cual nadie podía ver al protagonista.

La guerra civil en Uganda continúa. En los 80, Alice Lakwena capitaneó una fuerza rebelde llamada Espíritu Santo, cuyo objetivo era sustituir la constitución ugandesa por los diez mandamientos. Antes de los combates con las fuerzas gubernamentales, Alice ungía con crema de cacahuete a sus soldados para hacerles inmunes a las balas del enemigo. A pesar de esto, los guerreros del Espíritu Santo fueron derrotados en 1991, y entonces un primo de Alice llamado Joseph Kony tomó el relevo. Kony ha hecho numerosos cambios; asiste a los combates con rastas y vestido con ropas de mujer, y su nuevo movimiento se llama Ejército de Resistencia del Señor (sus siglas inglesas son LRA). Este ejército está formado por unos 15.000 niños raptados en el norte de Uganda y obligados a trabajar como soldados. La edad preferida para su reclutamiento forzoso es entre los 11 y 14 años, cuando los niños son más fáciles de adiestrar. Las niñas también son raptadas, y entregadas como esposas a los jóvenes soldados. A pesar de lo que pudieran sugerir sus vestimentas femeninas de combate, Kony tiene más de sesenta esposas, muchas de ellas extremadamente jóvenes. Algunos de los actos de guerra de estos niños soldados son atar perros a las espaldas de sus amos y meterles hierros al rojo por el culo a los canes hasta que, enloquecidos por el dolor, matan a sus amos a dentelladas en el cuello. Las crucifixiones son rutinarias, los bebés son agarrados por los tobillos y volteados contra árboles, los viejos y enfermos son quemados vivos dentro de cabañas. En abril de este año, unas tropas del LRA se toparon con un funeral de la religión equivocada y obligaron a los sesenta miembros de la procesión a cocinar el cadáver que iban a enterrar con sorgo; tras forzarles a comérselo, les ametrallaron. La brutalidad del LRA se disparó a partir de la muerte de uno de sus líderes espirituales, Rwot jok, que afirmaba haber conseguido la comunicación directa con Dios y aprobaba todas las acciones de los soldados de Kony esparciendo agua bendita sobre ellos. El gobierno ugandés dice que mata en combate al menor número posible de niños, pero los soldados del LRA parecen demasiado dispuestos a morir; de hecho, sus tácticas de combate son más bien suicidas, con lo que consiguen que sus enemigos estén aterrorizados. La situación se complica porque, como represalia por el apoyo de Uganda al SPLA, ahora el LRA está recibiendo ayuda de Sudán; este país consiguió su independencia en 1955, pero ha estado en guerra civil ininterrumpida desde 1954. Recientemente Uganda ha cambiado el uniforme de sus soldados para obligarles a vestir con pantalones. Antes solían llevar armas escondidas bajo sus mantos y causaban todo tipo de incidentes, pero los residentes de Kotido siguen sin estar contentos: ahora se han quejado al ejército ugandés porque dicen que cuando los soldados se emborrachan no saben quitarse los pantalones y se hacen sus necesidades encima. La guerra no tiene visos de acabar pronto.

 

Texto, Copyright © 2002 Santiago Arteaga. Todos los derechos reservados.
mariapandora.com

 


Babab.com
Para contactar con nosotros entra aquí
Última actualización: domingo, 30 de junio de 2002

Copyright © 2000-02 Mañana Es Arte A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.