Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]

Literatura | Música | Imagen | Sabidurías | Desasosiegos | Foro | Biblioteca



Djavaneando con Djavan

por Raúl E. Romero


"Djavanear" es un verbo que se comenzó a utilizar allá por Alagoas, Brasil, en los años 50 del pasado siglo, cuando nació Djavan Caetano Viana, uno de los más creativos y relevantes músicos de este tiempo; pero en realidad fue una expresión que por los años ochenta el gran músico bahiano Caetano Veloso asignó (en Cores e nomes) al más joven y talentoso de los exponentes de lo que llegaría a llamarse emblemáticamente: Música Popular Brasileña (MPB). El trabajo del artista nordestino, es una suerte de antropofagia (recordando la denominación de la estética literaria y cultural brasileña de comienzos del siglo XX), su obra mezcla de manera original, la más auténtica música de su país (Forrõ, samba, bossa...) con ritmos africanos y afrocaribeños (Salsa, Plena...) y con un toque -bastante grande y evidente- de Jazz, Funk, Pop, Rock y R&B.

Djavan, comenzó su aventura musical (de manera profesional, quiero decir; ya la había comenzado desde niño en Maceió) en 1973 cuando llegó a Rio de Janeiro contratado como crooner en la "Boate" Number One de esa ciudad. Seis años más tarde, discos como Alumbramento y Seduzir ayudan a su establecimiento como cantautor y canciones como Meu Bem Querer se convierten en hits en el mundo lusófono.

En 1983 graba Luz (que incluye la participación de Stevie Wonder) y que lo coloca en concepto de popularidad y prestigio junto a las luminarias musicales de su país (Caetano Veloso, Chico Buarque, Milton Nascimento, María Bethãnia, Gal Costa...). Y le convierte en uno de los artistas brasileños más reconocidos en los Estados Unidos y Europa. Un año después se presenta en el Avery Fisher Hall de New York, donde recibe el aplauso de la crítica y el público; ese mismo año se presenta por primera vez en el Festival de Jazz de Montreaux y no hay duda alguna, el músico alagoano ratifica su calibre de artista internacional.

A partir de ese momento su carrera va in crescendo y son constantes sus giras por Japón y Europa y graba numerosos discos que le hacen merecedor de múltiples premios. Sus canciones son interpretadas por artistas como Simone, María Bethãnia, Chico Buarque, Caetano, Ana Belén, Mercedes Sosa, Gal Costa y colabora con músicos como Paco de Lucía y Quincy Jones.

En 1998 saca a la luz su álbum número trece, O Bicho Solto- O XIII, y con él celebra casi treinta años de su carrera. En este álbum participan sus hijos Max Viana y Flavia Virginia y también el rapero brasileño Gabriel O Pensador. Este trabajo vendió más de 200.000 unidades solamente en Brasil. En 1999 grabó el primer disco en vivo de su carrera, Djavan Ao Vivo, en el que recoge toda su trayectoria musical desde las antiguas -y maravillosas- Sina y Flor de Lis hasta la innovativa A carta que grabara en su último disco, y por el que recibió un Grammy latino, en la categoría de "mejor canción brasileña". Con este trabajo Djavan nos demuestra una vez más que hay "djavaneo" para rato y sobre todo, que es uno de esos artistas intemporales y únicos a los que Brasil ya nos tiene acostumbrados.

 

ENTREVISTA CON DJAVAN

Hay músicos y hay canciones que nos acompañan toda la vida, que marcan un momento único en nuestra existencia y que nunca nos dejan. Nunca pasan de moda. Me pasa con Milton, me pasa con Caetano, y me pasa con Djavan. Djavan y sus canciones Sina y Acai tienen ese efecto en mi, no lo voy a negar, y ésta - sin duda- fue la razón por la que disfruté en extremo la conversación que sostuve con el músico alagoano. Para mí, fue como encontrarme con un viejo amigo, con el que podía recordar momentos dormidos en mi memoria, pero también discutir sobre las cosas que mueven y conmueven el presente.

BABAB: Considero que eres parte de la historia de la música popular brasileña, sigues haciendo la historia de esa música, hasta tu aparición la MPB era una marca de generación (conformada por Chico, Caetano, Gilberto...) Después de ella se convirtió en un estilo. ¿Qué piensas al respecto?

DJAVAN: Mi música viene de una formación totalmente ecléctica, algo muy propio de los músicos de mi generación. En aquella época era valioso oír de todo, viajar por todos los géneros, todas las músicas... Yo tuve una formación muy diversa, que va desde Luiz Gonzaga, que es el rey de Baiao (aquella música preciosa de mi región) hasta los Beatles, pasando por el Jazz, el flamenco, la música de Rio de Janeiro (Samba...) Y encima de todo la música africana, a través del folklore alagoano y pernanbucano.... Mi arte viene de todo eso. Y unido a todo eso, viene mi manera personal de componer y de crear, viene mi personalidad creativa, diferente.

B: La poesía de sus canciones es muy particular, hay un enorme énfasis en el factor lírico de sus creaciones. ¿Como se refleja en su obra la tradición poética y literaria de expresión lusófona?

D: Toda la poesía está en mi, tengo Eugenio de Andrade, tengo Pessoa, pero tengo fundamentalmente los poetas brasileños como Adelia Prado, Carlos Drummond, tengo también a Lorca, que es uno de los poetas de cabecera para mi, siempre estoy regresando a él, porque sus imágenes, sus metáforas, son únicas y se resuelven poéticamente de una manera brillante... Pero, la poesía de mi música viene esencialmete de mi madre, ya que cuando era pequeño, una de las cosas que me enseñó fue el gusto por la contemplación, mirar el cielo, las estrellas... Hay personas que saben mirar el cielo, otras que no...

B: Una manera de hacer poesía. ¿No?

D: Puede ser... Mi madre era un poco poeta, inventaba canciones para dormirnos... Y estoy seguro que el lirismo de mis canciones viene, en parte, de mi madre. Era una persona muy lírica. La jungla por ejemplo. Hoy tengo un profundo encantamiento, una relación muy profunda con la selva, los árboles, los animales, la vegetación, la naturaleza, todo eso son las reminiscencias de un pasado vivido con mi madre y centrado en las observaciones del bosque, de la naturaleza... Si me quieres ver realmente feliz ponme en el medio del bosque, allí me encuentro perfectamente bien...

B: Esto me lleva a otra pregunta. En sus discos siempre hay alguna canción que toca el tema de la ecología, la reivindicación social... ¿Existe alguna intención didáctica en específico?

D: No, es que existe un envolvimiento personal real, yo siempre he estado relacionado con eso... con los asuntos de naturaleza, de la sociedad, porque no puedo distanciarlo de mi. Vivo en un país del Tercer Mundo que es una potencia natural enorme, que tiene la reserva forestal mayor del planeta, que tiene minerales, riquezas innumerables, un pueblo maravilloso, pacífico, trabajador... Un país que es una posibilidad real, pero lleno de problemas económicos, políticos, sociales, y yo estoy conviviendo con eso diariamente y es lógico que eso aparezca en mis canciones, es lo que vivo, respiro, amo y sufro cada día.

B: Son conocidas tus colaboraciones con artistas de la magnitud de Caetano, Chico, Gilberto, Paco de Lucia, Stevie Wonder... Es obvio que todas son especiales para ti, pero ¿hay alguna que sea más importante que las otras?

D: Todas son personas iluminadas, personas con las cuales convivir es un regalo... En relación con los artistas brasileños como Chico, Caetano y Milton, como soy de una generación posterior a ellos, me recibieron como un primo más joven, con mucho cariño y la relación con ellos hasta ahora es muy afectiva, muy bonita... Siempre los tuve como mis ídolos y acabé siendo su amigo, y eso es algo fascinante... Y con todos los otros, como Stevie, él es un hombre muy seductor, muy sensible, bueno para tenerlo cerca, para conversar, para verlo cantar, tocar... Paco es una persona monstruosamente talentosa, con él hice Océano, una canción para la que quería una esencia flamenca, y él ofreció su guitarra con un carisma y una humildad sorprendentes. Sin lugar a dudas, todas fueron personas muy interesantes para mi, fueron vivencias muy buenas para mi... Todas por igual.

B: Esta es una pregunta retórica... ¿Cuál es la razón por la cual algunas de tus canciones no pasan de moda?

D: ¡Gracias! Creo que porque son canciones con una construcción melódica bien original, distintas... Entonces marcan para siempre. No puedo explicarlo, pero mi impresión es esa...

B: ¿Tienes algún intérprete preferido?

D: Escuchar tus canciones en la boca de otra persona es para mi un desafío muy interesante, porque se te ofrece otra versión diferente a lo que pensaste... Y gusto mucho de verlas cantadas por todos... a veces gusto mucho, a veces menos, pero eso no es lo que importa, lo que importa es que una canción se puede transformar en centenas de canciones... más de 45 cantantes han interpretado mis canciones... Lo importante es ese universo de diversificación que esas versiones proponen... Las canciones se mantienen nuevas...

B: Musicalmente hablando... ¿Hay un Djavan para Brasil y otro para el extranjero..?

D: Eso no es importante. Soy el mismo en cualquier lugar... El escenario es escenario en cualquier lugar, ya sea en Japón, en España, Francia, los Estados Unidos, Brasil... la comunicación a pesar de la diferencia de la lengua se mantiene porque la música tiene ese poder unificador...

B: Hoy la música más que un hecho individual, es prácticamente un producto global, donde las influencias y tendencias interactúan de manera fluida. ¿Qué piensas al respecto?

D: Creo que tener influencias en tu trabajo no impide que tu música tenga un nivel de originalidad, porque encima de todo creo que lo que tiene que regir es tu manera personal de hacer las cosas... Tengo una formación musical muy diversa, en la que están contenidas casi todas las músicas del mundo, pero hago una música muy personal... Vivimos en una aldea global desde el punto de vista informático, donde uno tiene el mundo a sus pies... Y todo es el "aqui-ahora". Al mismo tiempo se puede ser original siendo provinciano, y es precisamente en ese instante cuando eres más internacional... Exactamente por causa de esa globalización, por ejemplo, el maracatú de Recife es un ritmo que va a ser internacional, siendo una música de una pequeña comunidad...una música verdaderamente original. Esto la hace única en un mundo donde todo es más o menos igual y ahí radica su cosmopolitismo.

B: En 1994 salió su disco Esquinas en el que incluyó numerosas canciones en español... ¿volverá a cantar en esta lengua o tiene algún proyecto totalmente en español, similar al de Caetano?

D: Hacer un proyecto como el de Caetano, es algo más probable, pero para que ese proyecto pueda nacer de mi, existe una dificultad, en primer lugar mi afirmación se encuentra en la composición, yo me afirmo componiendo, más que cantando... Además mi objetivo central es divulgar la lengua portuguesa. Yo sólo quiero cantar en portugués. Y ese objetivo tiene también una particularidad interesante. Mi música es hecha, compuesta, construida en portugués. Cuando mi poesía es trasladada a otra lengua pierde mucho.

B: Una pregunta convencional para terminar. ¿Qué planes hay para el futuro?

D: Grabar un nuevo disco e intentar que sea diferente a lo que hice en los tres discos anteriores. Este será un disco de regreso a mis raíces, a mi mismo... Ya hice muchas incursiones en música de todo tipo; jugué con Salsa, Funky, Bossa Nova, Jazz... Quiero hacer un disco que explore la esencia musical brasileña, quiero ver si consigo eso... No un disco de recuperación folklórica, sino un disco que integre todo ese universo musical maravilloso que es Brasil.

 

 

 

Texto y fotografía, Copyright © 2002 Raúl E. Romero. Todos los derechos reservados.
mariapandora.com

 


Babab.com
Para contactar con nosotros entra aquí
Última actualización: jueves, 28 de febrero de 2002

Copyright © 2000-02 Mañana Es Arte A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.