Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]

Literatura | Música | Imagen | Sabidurías | Desasosiegos | Foro | Biblioteca



Rechenzentrum

por Alberto Rahim

Rechenzentrum significa "punto de encuentro"; sin lugar a dudas un nombre que da muchas pistas sobre las labores de esta formación que apareció a finales de los 90 en Alemania. Una de las primeras cosas que hay que explicar sobre ellos es que su campo de acción no se limita exclusivamente al de la música.

Formado por Marc Weiser y Lilleväen, Rechenzentrum crea en sus presentaciones en vivo imágenes y sonido, repartiéndose entre la pareja tales funciones. Marc Weiser es un productor y vocalista en cuyo currículum podemos encontrar la puesta en funcionamiento del Festival Club Transmediale y de uno de los puntos neurálgicos de las actuaciones en vivo de la capital alemana, el Maria Am Ostbahnhof, además de haberle encontrado colaborando con otros paisanos suyos como Le Hammond Inferno. Lilleväen ha coordinado exhibiciones de videocreación y trabajado con artistas como Christine Hill o Blixa Bargeld antes de terminar como parte de Rechenzentrum.

Empezaron a trabajar juntos en una casa okupada de Berlín hacia 1997, dedicándose por aquellos años a la música electrónica más experimental. Tras un periodo de demos difícilmente escuchables para la mayoría del público, empezaron a afinar su propuesta hasta que recibieron una oferta del sello Kitty-Yo -que empezó siendo de post-rock y ha terminado dando cabida a freaks electrónicos como Gonzales o Jeans Team-.

En mayo del pasado año salió a la venta el primer disco de Rechenzentrum, un álbum homónimo que fue destacado por la prensa especializada como uno de los mejores trabajos de techno, en su vertiente más minimalista, del 2000. El pasado mes de septiembre llegaba a nuestro país The John Peel Session, su segundo larga duración que además de presentarnos a Christian Conrad como tercer miembro del grupo, alterna tomas en vivo con nuevas creaciones. Unas semanas antes de su publicación estuvimos hablando en Berlín con Lilleväen que nos explicó su dinámica de trabajo.



AR - Ahora mismo estáis grabando para dos sellos discográficos distintos -Kitty-Yo y Shitkatapult-. ¿Es por una cuestión de libertad artística acaso?

R - Es la mejor manera de poner diferente material en las tiendas. Nuestro sello es Kitty-Yo, ese es el principal, pero hacemos mucha música que a ellos no les gusta o no pueden vender.
A los otros sellos les gusta esa música así que preferimos no trabajar en exclusiva. Trabajamos con cualquiera que le guste la música; que nos guste el sello, nos caiga bien la gente que lo lleve y trabajamos con ellos.

AR - ¿Y para hacer ese material diferente, no sería mejor utilizar otro nombre que no fuera Rechenzentrum?

R - Otros artistas cambian su nombre y tienen diferentes nombres para sus proyectos. Pensamos que Rechenzentrum no es un grupo de un solo estilo de música; es un sistema, un sistema que trabaja con información, música y vídeo pero también para trabajar con la industria discográfica y con los medios de comunicación. Por eso pensamos que realmente no es un problema qué tipo de música hacemos. Podríamos hablar de hacer discos de funk o de pop. Lo importante es que funcionamos como un sistema en el que introduces la información y esperas a ver lo que sale por el otro lado. Nos gusta trabajar eso. Muchas veces los medios no saben qué tipo de música hacemos.

AR - ¿Qué nos puedes decir sobre los dos 12" que habéis editado en Shitkatapult? Hay gente que me ha comentado que no les gusta. Les parece demasiado oscuro.

R - ¿Tu piensas que mola?

AR - Si, creo que es bueno.

R - Ese es el éxito para nosotros. Lo que buscamos.

AR - ¿Y sobre lo que habéis estado grabando últimamente?

R - Desde que publicamos el álbum en junio de 2000, hemos sacado dos 12" en Shitkatapult y hemos colaborado en muchas recopilaciones. Hicimos una remezcla para Kid 606 del sello Mille Plateaux, pero lo que importa ahora es preparar The John Peel Session. Ya está casi terminado y a finales de agosto saldrá como nuevo CD en Kitty-Yo. Estoy acabando el vídeo que lo acompañará ahora, o sea que estamos bastante ocupados.

AR - Rechenzentrum es una banda que desde el principio se manifiesta multidisciplinar, utilizando a la vez el campo del audio y del vídeo. ¿No os limita el formato vinilo-CD?

R - No es suficiente. Para nosotros no sirve. En el primer disco que editamos para Kitty-Yo, regalamos 1.000 vídeos para ver con el disco. Ahora estamos esperando al DVD.
En el nuevo disco, que sale en septiembre hay también un vídeo en formato Quicktime, pero eso tampoco es lo que queremos. Es muy corto. Al menos mucha gente podrá conocer esa faceta nuestra. Para nosotros, la mejor manera de descubrirlo es en directo. Los discos no son más que una parte de esa experiencia en vivo. Los discos para nosotros son como una publicidad de los directos. El directo es la movida; con proyecciones, los sonidos en vivo...



AR - Pero hay gente que partiendo de la plataforma del CD han intentado integrar también el aspecto visual y el del sonido como Hexstatic.

R - Es interesante pero no nos gusta ese tipo de tecnología porque no es fácil disfrutar de ella. Primero tienes que saber cómo trabaja el ordenador para disfrutar de eso.
Últimamente hay muchas cosas interactivas; puedes hacer clic aquí, puedes hacer clic allí pero a mi eso no me llena. Pienso que en cierta manera la tecnología no tiene éxito. Avanza en la dirección equivocada.
Por eso trabajo solamente en formato vídeo-vídeo. Es lo que más me gusta porque todo el mundo tiene un reproductor de vídeo en casa.

AR - Me gustaría que me contaras tu impresión sobre vuestra actuación en el Festival de Benicassim del pasado año. (Dentro de una noche dedicada al sello Kitty-Yo en uno de los escenarios. A los pocos minutos de empezar su espectáculo la gente huyó en estampida, no sin que antes algunos energúmenos les increparan a causa de su música).

R - Bueno, creo que ya lo viste. Hoy en día creo que disfruté. Es la primera vez que alguien nos ha tirado una botella al escenario... teníamos que haber preguntado antes. Pienso que fue un error por parte de la gente que nos invitó a tocar allí, porque la gente que compra las entradas no quiere ver este tipo de música. Ellos buscan música en vivo, drogas o chunda-chunda y nosotros llegamos con nuestra extraña música electrónica y puedo comprender que no les guste. Pero fue muy interesante ver cómo cuando comenzamos había 3 o 4 mil personas y a los 15 minutos estaba vacío.
Después de esto hemos decidido ser más cuidadosos a la hora de actuar. Nos ponemos en contacto con el club y les preguntamos si saben qué tipo de música hacemos. No somos de los de tocar a la 1 de la madrugada en un club con 5.000 personas drogadas porque sabemos que no va a funcionar. Por eso tenemos que ser precavidos. Después de todo, la experiencia del FIB no fue tan mala.

AR - Es un buen momento para conocer algo de John Peel Session ¿Cómo surge esa conexión con Gran Bretaña?

R - Bueno, fuimos a la BBC3 a un programa. Teníamos un contacto y fuimos a tocar en vivo a la radio. Lo hicimos junto a People Like Us.

AR - ¿Y más proyectos para un futuro inmediato?

R - Ahora estamos trabajando junto a una compañía de danza. La música para la compañía es en vivo y todo lo que se refiere a la iluminación va a ser en vídeo; dos proyecciones creando una especie de espacio en 3D. Nunca había hecho algo como esto antes... siempre intentamos explorar nuevas direcciones.

AR - Leí recientemente un artículo en una revista norteamericana que hablaba de una nueva corriente musical que se estaba formando a partir de conjuntos como vosotros, Le Tigre o Fischerspooner que incluyen en su propuesta elementos de carácter artístico o que en otros casos ponían en circulación su música a través de galerías de arte.

R - ¿Sólo en galerías de arte? Creo que es probablemente el peor sueño de un artista frustrado para que su trabajo tenga más relevancia. Mira, yo también vengo de coordinar exhibiciones en vídeo y no es un mundo muy divertido. Creo que hacerlo sólo en galerías de arte no creo que sea muy excitante. Lo ideal es asegurarte de que estén en la galería de arte, esté en los supermercados y en todas partes e, incluso, hacer uno especial para cada sitio.
Lo que me parece más interesante hoy en día es que los artistas están tomando más control sobre su obra. Puedes plantearle un contrato a la compañía de discos, consigues un millón de marcos y si no haces los discos no vuelves con ellos de nuevo. Por eso es tan interesante el proceso de hacerlo todo por nosotros mismos. Nos lo planteamos como si fuera nuestro trabajo; mandando más faxes y haciendo vídeos, ¿sabes? Es interesante.
Las galerías de arte también son interesantes. Haces todos los contactos para promocionarte por ti mismo, nos buscamos nosotros nuestras entrevistas... no se, yo creo que esto es más interesante que solamente llamar a una agencia para que te lo lleven.

Texto, Copyright © 2001 Alberto Rahim. Todos los derechos reservados.
mariapandora.com

 


Babab.com
Correo: Colaboraciones
Última actualización: lunes, 31 de diciembre de 2001

Copyright © 2000-02 Mañana Es Arte A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.