Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]

Literatura | Música | Imagen | Sabidurías | Desasosiegos | Foro | Biblioteca



Antonio Serrano: La armónica que no cesa

por Dionisio Rodríguez (entrevista), Dionisio Rodríguez y Manuel Barón (elaboración) y Robert Freeman (fotografía)

Es indudable que la aparición de Antonio Serrano en el panorama de la música que se hace y se graba en España, no ha pasado desapercibida para los que estamos en ello, y BABAB no podía ser una excepción. Hemos estado con él en el Teatro de la Maestranza de Sevilla cuando formaba parte del grupo que acompañó a Esperanza Fernández, en el magnifico espectáculo "De la luz, el júbilo y la melancolía" que la racial cantaora hizo junto a las no menos poderosas luces del actual flamenco, Estrella Morente y Carmen Linares, el pasado verano.

Nos contaba entonces Antonio de su ilusionado viaje a EE.UU. y de las esperanzas puestas en él. A su vuelta lo hemos encontrado en el "Café Central", referente inequívoco del Jazz y la fusión en el Madrid de los últimos tiempos. La presentación de un disco, grabado en directo en el mencionado local y en colaboración con el magnífico trío del pianista y pedagogo Joshua Edelman, fue en esta ocasión la excusa para charlar con Antonio a la vuelta de su viaje y cruzar también para nuestra revista unas palabras con Edelman, músico y hombre interesante donde los haya y a quien prometemos dedicar pronto más espacio en esta sección.

DIONISIO RODRÍGUEZ - Acabamos de terminar el Concierto en el Teatro de la Maestranza en Sevilla, con los temas de Guillermo Mac Guill para la cantaora Esperanza Fernández, etc. y la primera pregunta que se nos ocurre es: ¿Qué hace una armónica en un concierto flamenco?



[Fotografía: Robert Freeman]

ANTONIO SERRANO - Yo soy el primer sorprendido de me hayan llamado para este trabajo, aunque ya llevo algún tiempo tocando con Guillermo MacGuill. Procuro acoplarme al lenguaje flamenco. Lo que quiere Guillermo es un sonido nuevo. A él le gusta mucho el bandoneón y este tipo de sonidos, así que creo entender lo que busca. Además está el trabajo de la improvisación, que es algo que conozco mejor y en la que puedo aportar ideas, como cualquier otro.

DR - ¿Cómo es que te reconozcas en el lenguaje flamenco? ¿Has tenido algún contacto anterior? ¿Hay alguna tradición en tu familia?

AS - Pues la verdad es que no. Yo entré en el mundo del flamenco a través de Guillermo, y tampoco puedo considerarme conocedor de esa música. La función que hago es básicamente la de improvisar sobre los ritmos y las armonías que se utilizan en el flamenco y aportar como te decía, el novedoso sonido de la armónica en estas músicas, pero no considero que conozca el flamenco desde la perspectiva de "tocar flamenco".

DR - No cabe duda que en el mundo del flamenco, Sevilla es una plaza importante. Volviendo otra vez al concierto de La Maestranza, vemos que presenta algunas particularidades. En primer lugar el uso de la cuerda con protagonismo, no solo como mero acompañamiento, el uso de la armónica y la ausencia de guitarra parece una apuesta fuerte precisamente en esta ciudad. ¿Qué nos puedes comentar al respecto?

AS - Pienso que es un proyecto ambicioso, sobre todo por parte de Esperanza y de Guillermo, pero creo que hay que "tirar para'alante" y buscar sonoridades nuevas. Por ejemplo, integrar la cuerda en el grupo, no solo haciendo notas largas, sino haciendo falsetas y entrando en los ritmos. Ya has visto la entusiasta respuesta, por otra parte pienso que en este Teatro seguro que en el público hay muchísima gente que sabe más flamenco que yo...

DR - ...y que yo (risas).

AS - Sí, y que la mayoría de nosotros, excepto Esperanza y Guillermo. En esta tesitura, lo que he intentando no es sentirme "flamenco", sino sentirme "músico", un músico que está aportando algo a una "fusión", porque no deja de ser eso, una fusión. A pesar de tener la etiqueta de flamenco, están mezcladas muchas cosas. Desde influencias de los cuartetos de Bartok, hasta los tintes de jazz en los solos de las bulerías.

DR - ¿Cuáles son tus primeros recuerdos musicales?

AS - Pues mis primeros recuerdos son cuando mi padre nos enseñaba a mis hermanos y a mí a tocar la armónica, sentados los tres en el pasillo de casa, cada uno con nuestra libretita de música...

DR - ¿Hay, entonces, antecedentes musicales en tu familia?

AS - Sí, mi padre tocaba la armónica y un poco el piano. Era un gran amante de la música, y nos transmitió ese amor a nosotros.

DR - ¿De dónde es tu familia, y donde se desarrolla tu infancia?

AS - Mi padre es de Jaén y mi madre es uruguaya. Yo nací en Madrid, y estudié en colegios ingleses de pequeño. A partir de los once años estuve viviendo en Altea (Alicante). Ya ves lo que hay de variedad en todo esto.

DR - Los colegios ingleses tienen también gran tradición musical. Me imagino que tendrías algún contacto con la música en ese periodo.

AS - Sí. Aparte del inefable coro, siempre había gran actividad musical, actuaciones de fin de curso, etc.

DR - Y estudios musicales mas serios, ¿dónde y con quién los haces?

AS - Hubo una temporada que estuve en el Conservatorio, primero en Madrid y luego en Alicante. Allí estudié algo de piano, violín, solfeo, armonía, etc., (damos fe de haberle visto tocar varios instrumentos con soltura, y de conocer algunas de sus muy bellas composiciones)... hasta que me di cuenta de que lo que más me llamaba la atención era el jazz, y un profesor de armonía que tuve me dijo que lo que yo quería saber no me lo iban a enseñar en el Conservatorio. Entonces se convirtió en una especie de investigación privada: preguntar a la gente con la que tocaba, estar muy atento a los discos...

DR - Actualmente vives en Madrid. ¿Es allí donde has desarrollado tu actividad musical?

AS - Cuando vivía en Altea, que estuve hasta los 18 años, hice algunas cosas con bandas de blues, con las que trabajábamos por la zona, pero la verdad es que en cuanto a jazz había muy poca cosa. Entonces decidí irme a Madrid buscando eso: músicos de jazz, sitios donde tocar. Y ha sido en Madrid donde he conocido más músicos y donde he tocado con gente muy diferente. Me alegra expresamente que no haya sido solo jazz, sino cosas como las que hemos hecho hoy con Esperanza y Guillermo. También he trabajado con cantantes del mundo del pop, con cantautores, algunas cosas de música contemporánea y de música clásica. Madrid es una ciudad donde confluyen muchos formas diferentes de entender e interpretar la música.

DR - Es verdad que te vemos en todos los lados. ¡Vas a poner de moda la armónica! Y de todas estas cosas que haces, ¿En donde te sientes o te has sentido más cómodo y satisfecho?

AS - Siempre he intentado implicarme a fondo en todos los proyectos en los que he participado, pero si es cierto que hay cosas con las que me he sentido o me siento más identificado o más contento de sus resultados. Es al jazz a lo que le dedico más tiempo y con lo que me siento mas identificado.

DR - ¿Qué tal te encuentras en Madrid? ¿Que harás a tu vuelta?

AS - La verdad es que yo en Madrid, lo he pasado bastante bien, tengo muy buen recuerdo, pero a la vuelta no se si voy a quedarme en Madrid, o me iré a Valencia. Tengo ganas de estar cerca del mar, y además allí hay una serie de músicos con los que me apetece trabajar: Perico Sambeat, Albert Sanz, Lucho Aguilar... También, desde allí tengo la posibilidad de trabajar en Barcelona, donde también hay un ambiente musical y cultural muy interesante. Ya veremos, estoy abierto.

DR - Te ha ganado el espíritu mediterráneo...

AS - No es eso, me apetece una época de más recogimiento. Aquí estoy trabajando mucho, lo cual está muy bien, pero querría algo más de tiempo para mí, y seleccionar un poco más las cosas que hago, de manera que pueda prestarles más atención y mayor dedicación. A veces tengo la sensación de que se me escapan de las manos, y no me gusta eso. Prefiero implicarme a fondo en lo que hago.

DR - Te vimos el otro día también improvisando y tocando en el piano algún tema tuyo. ¿Te atrae la composición?

AS - Va lenta, pero la "cosa" va. Hago un esfuerzo para componer, no es una cosa que me salga natural. Cierto es que una vez que me pongo, van saliendo algunas cosas presentables. Quizás sea una falta de confianza. Para mí, sentirse compositor es una cosa muy seria, siento un gran respeto por la gente que se dedica a ello; pero creo que todos podemos hacer nuestros pinitos, sin más pretensiones. Cada vez es más difícil hacer algo original, aunque queda gente que lo hace.

Meses más tarde nos citamos con Antonio al termino de la mencionada actuación en el "Café Central", que sirvió de presentación al ya conocido y apreciado disco "Antonio Serrano & Joshua Edelman Trío en el Central". Le recordamos sus ilusiones americanas y le preguntamos por ellas.

AS - Nueva York, es desde luego es una ciudad que no te decepciona. Yo fui buscando jazz, y encontré muchísimo jazz. Ha sido una experiencia enriquecedora y en la que creo haber aprendido bastante.

DR - ¿Cuánto tiempo has estado?

AS - Pues casi dos meses, junio y julio.

DR - En este tiempo, que has estado haciendo. ¿tenías algún contacto por allí?

AS - La verdad es que fui un poco a la aventura, y las dos primeras semanas estuve buscando un sitio donde estar, que es bastante difícil, a no ser que tengas mucho dinero. El resto del tiempo he estado asistiendo a "jam sesions", a conciertos, y relacionándome lo más posible con los músicos de allí. La verdad es que hay tantos sitios y tantos músicos, que uno al principio se siente perdido, pero pienso que es una experiencia imprescindible para cualquier músico de jazz.

DR - ¿Te han quedado ganas de volver?

AS - Pues recién llegado a España no me apetecía nada. Tenía ganas de quedarme tranquilo por aquí, pero ahora ya me está empezando a picar otra vez el gusanillo. Quizá vuelva en primavera, aunque menos tiempo, quince o veinte días.

DR - ¿Estáis satisfechos con el resultado del disco?

AS - Es un disco fundamentalmente enfocado para que lo compren las amas de casa, y creo que estamos llegando a ese público. El otro día me dijo una señora que lo oía casi todos los días en su casa, sobre todo cuando tenía visitas. Es una buena noticia (risas).

DR - Sí, es un disco que está destinado a ser número uno en todos los ascensores del mundo (risas)... En otro orden de cosas, ¿qué es lo estás haciendo ahora, y qué proyectos tienes?

AS - Pues la verdad es que ahora mismo estoy haciendo poca cosa, porque me acabo de enamorar de una chica maravillosa, y estoy disfrutando de eso. Pero tengo intención de grabar un disco con un gran guitarrista y músico de jazz que está ahora en Madrid. Queremos grabar un disco con temas suyos y míos; y algún estándar que arreglemos entre los dos, o mejor dicho, que arregle él, porque la verdad es que lo hace muy bien. Aparte de eso, estoy tocando y grabando con el contrabajista Pablo Martín, haciendo maquetas. Me han entrado ganas de grabar y hay que aprovechar los impulsos.

DR - ¿Cómo ves la profesión en estos momentos ¿cómo están los "cachés" y las condiciones de trabajo? Me refiero a los "músicos de a pie", no a las estrellas. ¿Cómo está el mundo del jazz en este sentido en España y fuera?

AS - Hombre, yo creo que como en todo, el que es muy muy bueno, y realmente hace algo diferente y original, siempre tendrá su público y no le faltará trabajo. Aparte estamos los "normales" (risas), que tenemos que trabajárnoslo. La suerte que he tenido yo es que no tengo mucha competencia, por lo menos aquí en España, si hace falta una armónica me llaman a mi; disfruto de ese privilegio. Pero en la música, como en cualquier arte, no te puedes relajar. Tienes siempre que estar haciendo cosas y no tienes nunca seguridad de nada, incluso de que si el mes que viene vas a tener para vivir. Yo ahora mismo no me puedo quejar, la verdad es que me va bien. En estos últimos años me ha ido cada vez mejor, pero en el futuro no sabe uno lo que puede pasar. De repente a todo el mundo le gusta la armónica. Puede ser la "novedad" y que de pronto empiecen a cansarse de ella...

DR - ¿Te parece que el lenguaje de la música está caduco o acabado en cuanto a su desarrollo estético?

AS - No, en absoluto. Es una cuestión de ordenar las notas de una manera diferente, y aunque se han ordenado ya de muchas, la combinatoria es infinita.

DR - ¿Y donde queda ahora la forma?

AS - Siempre tenemos la sensación de que se ha hecho todo, hasta que llega alguien que "le da la vuelta a la tortilla", y alucinas. Pienso que todavía queda mucho por hacer, en el arte nunca está dicho todo. Si es verdad, que hay algunos aspectos de la música que me parece que están anquilosados. Por ejemplo, la mayoría de la música contemporánea que sale de los Conservatorios si me parece que está en un callejón sin salida. Da la impresión de que se han agotado el filón.

DR - Tuvimos la oportunidad de entrevistar hace poco a Gabino Diego, que nos habló de su última producción, el disco del guitarrista Nono García, en el cual tu también vas a estar presente. ¿Qué nos puedes comentar de este trabajo?

AS - Pues hombre, yo a Nono le tengo mucho cariño porque hemos trabajado juntos mucho tiempo, y lo poco que he oído del disco me parece que refleja muy bien lo qué es y lo qué hace Nono. Ante todo es de Barbate, y con muchas ganas de conocer y de abrirse a otras culturas y a otras músicas. En el disco está presente el flamenco, pero hay mucha influencia de la música brasileña, del jazz, de las músicas populares... No he oído el disco entero, pero lo que he podido escuchar me ha parecido muy bueno.

DR - Pasamos ahora a nuestro cuestionario, lo hacemos a todos los entrevistados en esta sección de Babab. En primer lugar, tus compositores.

AS - Es una pregunta difícil, pero vamos a ver... Empezando por Bach, que es lo que he estudiado de pequeño para lograr una técnica en el instrumento... (se muestra dubitativo), Gershwin, no sabría decirte...

DR - No importa. ¿Intérpretes?

AS - Por supuesto, todos los grandes de mi instrumento, la armónica, que ha dejado páginas imborrables de la música. Y más en general.

DR - Háblanos de tus gustos artísticos, además de la música.

AS - Me gusta la lectura, aunque confieso que no soy un gran lector; el cine... La pintura también me gusta, aunque no entiendo mucho, y no soy capaz de emocionarme, pero si disfruto contemplando una obra de arte y admiro el trabajo que hay detrás.

DR - ¿Algún libro o escritor?

AS - Herman Hesse me ha gustado mucho. Boris Vian, lo he leído casi todo de él...

DR - Un personaje histórico.

AS - Leonardo da Vinci.

DR - ¿Cómo es tu relación con la Red?

AS - He mandado algún e-mail, pero más que nada por ver un poco como es eso. Todavía no estoy metido de lleno en la red. Pienso que hay que aprender a buscar allí. Hay muchísimas cosas, muchísima información. Cuando he navegado con algún amigo que está más puesto que yo, he tenido la sensación de que todavía se pierde mucho tiempo hasta que encuentras lo que quieres, pero pienso que puede ser también por desconocimiento de los métodos adecuados. Aún así, estoy convencido de que el futuro va por ahí.

DR - ¿Querrías comentarle algo más a nuestros lectores?

AS - Simplemente decir que para mí la música es algo fundamental en mi vida, y creo que en la vida de todo el mundo. Es, quizá, el único lenguaje universal, y es una maravilla poder comunicarnos con músicos de diferentes estilos y de diferentes países, y que no me etiqueten como músico de jazz, de flamenco o de música clásica, ante todo me siento músico.

 

 

Texto, Copyright © 2001 Dionisio Rodríguez. Todos los derechos reservados.
Fotografía, Copyright © 2001 Robert Freeman. Todos los derechos reservados.
mariapandora.com

 


Babab.com
Correo: Colaboraciones
Última actualización: jueves, 01 de marzo de 2001

Copyright © 2000-01 Mañana Es Arte A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.