Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]

Literatura | Música | Imagen | Sabidurías | Desasosiegos | Foro | Biblioteca





MariaPandora.com
"Arde", el nuevo disco de Migala

por Claudia Ortiz y Eva María Contreras

Aunque muchos no lo creerían al escuchar su música, Migala son de Madrid. Su lema a la hora de componer es "hacer canciones clásicas de ambiente enrarecido", canciones que hasta el momento se han repartido en tres discos, el último de los cuales acaban de presentar con el título de "Arde".



Definir el sonido de Migala no es cosa sencilla. En todas las reseñas de sus álbumes se acaba haciendo referencia a la música de otros artistas. Algunos les han comparado con los Tindersticks, otros les han emparentado con Leonard Cohen, hay quienes incluso les han hecho socios del club de la nostalgia al que pertenece Nick Drake, y muchos aseguran que cuando les escucharon por primera vez, creyeron estar escuchando a Nick Cave. Pero nadie aún se ha atrevido a ponerles una etiqueta. Para Abel Hernández, vocalista del grupo, definir su música no es algo tan complicado: es rock, así de sencillo.

ABEL HERNÁNDEZ - Estoy un poco harto de las etiquetas, de que se intente fragmentar todo. Entiendo que hay una necesidad de filtrar todo lo que está saliendo nuevo y colocar cada cosa en un cajón, desde luego la industria tiene un interés muy claro en que esto pase, pero yo creo que la diferencia entre grupos como Fromheadtotoe, Los Planetas y Migala, es mínima en cuanto a etiqueta. Está claro que hay una diferencia entre 7 Notas y 7 Colores y Los Planetas, pero no es tanta la que hay entre Anari y Los Planetas. Puedes colocar cada cosa en su cajoncito como en un juego de muñecas rusas, pero en nuestro caso la etiqueta sería simplemente rock and roll.

Coincidimos en que las etiquetas son limitadoras.



[Fotografía: Francis Tsang]

AH - Hay que ir a lo amplio, ¿qué diferencia hay entre Loquillo y Migala? La música que hacen, pero, ¿cómo llamas a la música que hace Loquillo y a la que hace Migala? Rock and roll. No es ni techno, ni hip hop, ni música clásica, ni música de vanguardia. Es rock and roll.

El proceso de composición

Los integrantes de Migala siempre han huido del ensayo como medio de creación, es decir, no son el típico grupo que se reúne con la finalidad de crear, y se alejan de la improvisación que caracteriza el proceso de composición en la mayoría de las bandas. Aunque esto no significa que sus conciertos estén libres del elemento sorpresa y que sus canciones no suelan mutar sobre el escenario. De hecho, las canciones de "Arde", su último disco, han crecido mucho desde la grabación. ¿Proceso de composición? Variable. En "Arde", las letras han sido un factor muy importante, aunque no un patrón a seguir:

AH - Por ejemplo, en "La espera", se hizo primero la música, la letra estaba por otro lado y la añadimos. En este disco sí que ha habido quizá un mayor impulso por parte de las letras, han tenido no mayor peso, pero si han sido más el motor que en otras ocasiones.

Las letras

Es del dominio público que la mayoría de los grupos que se arriesgan a cantar en inglés siendo españoles, no suelen hacerlo muy bien (tenemos la sinceridad como bandera), no tanto por la mala pronunciación, sino más bien por el contenido absurdo de las letras. Pero Migala se encuentra dentro del pequeño grupo que aprueba con nota más que satisfactoria el examen. Sus letras no sólo están llenas de metáforas, sino que poseen un ritmo que solo puede compararse con el de la poesía. Sus canciones están plagadas de historias y situaciones que no son solo familiares a las personas cuya edad oscila entre los veintitantos años, sino a los de treinta y pico y más que guardan todos sus recuerdos en un compartimento secreto entre el corazón y el cerebro.

En "Arde" han incluido por primera vez dos canciones con letra en castellano.

AH - "La noche" estaba ya a punto de mezclarse, pero no acababa de convencernos, y entonces, en una combustión inmediata, cogí el micro y me puse a improvisar. Los demás empezaron a tocar un poco sobre el playback, y de repente la cosa cambió. Entraron tres o cuatro instrumentos que luego han sido claves en la mezcla final. La casa donde grabamos está al lado de una vía de tren y hay piscinas vacías, la letra es un poco lo que ves por la ventana. Hay mucha influencia de Le Mans en esa canción, un grupo que me parece absolutamente increíble, sobre todo por cómo consiguen escribir en castellano y encajar las letras en la música de una forma tremendamente natural. Le tengo mucha envidia a gente como Nosoträsh, Le Mans, Planetas o Sr. Chinarro, porque me gustaría poder hacerlo.

Y claro que pueden hacerlo. De hecho en "Principios de agosto", la otra canción de "Arde" que tiene letra en castellano, música y letra encajan tan bien como las de cualquiera de los grupos que Abel dice envidiar.

AH - Las dos se grabaron por la mañana, recién levantado. Esto es algo que sugirió Silvia Raposo, que toca el chelo en "Principios de agosto". Cuando escuchó la maqueta dijo: tienes que grabar la voz recién levantado, un día que hayas dormido poco. Es increíble la textura que tiene, hay que engañar un poco a la cabeza, estar con las defensas bajas, sin estar alerta para que todo fluya.

El backstage del Festival Internacional de Benicássim, además de ser el paraíso prohibido de los fans del pop europeo, es un lugar en el que no sólo surgen amistades, colaboraciones y proyectos, sino en el que también se reciben sugerencias.

AH - El backstage de Benicássim de este año influyó mucho en que incluyéramos letras en castellano. Estuvimos hablando de música, de micros, de efectos... Y también estuvimos hablando con Bea de Nosoträsh sobre el reparo que tiene con Migala. Le gusta mucho, pero le echa para atrás algo, y creía que buena parte del problema era el inglés. Me dijo que lo intentara con el castellano. Yo había escrito una cosa antes de Benicássim y me dije: vale, voy a intentarlo.

La temática

El debut del grupo, "Diciembre 3 a.m.", encerraba esa especie de tristeza que aún alberga esperanza y que suele invadir al ser humano en invierno, cuando contempla las últimas hojas que le quedan a los árboles del parque más cercano, y la nostalgia cae en forma de nieve. En "Así duele un verano", su segunda producción, dejaron bajo nuestras almohadas melodías que nos recordaban aquellos días en los que el cielo era más alto, el mar más grande, los días más largos.

Intentamos encontrar el tema central de "Arde", y no podemos evitar encontrar una relación con los accidentes automovilísticos, empezando por la portada y la utilización en dos ocasiones de un sampler de un coche que se estrella.

AH - También hay en una canción un sampler de una conducción peligrosa, de "El graduado". Hemos incluido el diálogo de cuando él está con la madre de ella, que le pregunta qué es lo que pasa con su hija. Para que la cosa se corte rápido, él es muy borde, y fue el momento que escogimos. Porque además ella le pregunta por su futuro...

Yo creo que el disco ha tenido mucha influencia de lo que hemos vivido en Madrid, fundamentalmente los últimos dos años y sobre todo por la noche. Incluso había una letra, que luego se desechó, que hablaba de todo sin nombres ni apellidos, como "Chelsea girls" o algo parecido, sobre gente concreta que te has ido encontrando y que te encuentras a menudo. Es un disco sobre empezar a trabajar, sobre no querer sentar la cabeza, lo que viene una vez llegada la madurez.

Esto es algo de lo que habla la canción "Our times of disaster", en la que en un momento dado se hace referencia al momento en que despiertan los padres (parent's wake) y que coincide con tu llegada a casa después de pasar la noche fuera:

AH - Este "wake" se refiere más bien a acabarse, consumirse, en el sentido de una vida que se está acabando o que ya está en su cuesta abajo. La letra está jugando con que llegas a casa cuando tus padres están levantándose. Habla de que estás apurando la noche hasta la mañana y luego llegas y están ahí desayunando. Siempre hay un choque, no tanto moral como de que son dos vidas que se están cruzando, que viven bajo el mismo techo y que no tienen nada que decirse.

De nuevo el tema del choque, en este caso generacional, que poco a poco parece irse configurando definitivamente como el tema central del disco, o al menos como el hilo de unión entre todas las canciones.

"Suburbian empty movie theater" habla de la adolescencia y de esa experiencia que es estudiar un año en el extranjero, y cómo no, se hace de nuevo referencia a un accidente de coche en el que los protagonistas casi mueren la noche anterior:

AH - La hicimos con el álbum de la escuela a la que fue Diego delante. Lleva como subtítulo "Días de intercambio" (Exchange days). En otros álbumes hablamos de la infancia ("Así duele un verano"), pero nunca habíamos hablado de la adolescencia. Todo es bastante automático, nada está demasiado pensado, pero te das cuenta de que en el anterior disco había varias canciones sobre la pérdida de la inocencia, sobre el encontrarte con tu propia infancia, lo que, para mí al menos, significa el momento en que empieza la madurez. Y aquí de repente hay una canción sobre la adolescencia, una canción muy tierna, que a mí me emociona mucho. Diego me dio un texto, al que añadí alguna cosa, y en un rato vimos todos cómo podía funcionar musicalmente.

La portada parece ahora tener mucho sentido: se trata de la imagen de un accidente de coche, el elemento recurrente de "Arde" ya sea de forma literal o convirtiéndose en metáfora de otro tipo de choque. Sin embargo, la elección de esta imagen parece haber sido más bien fruto de la casualidad...

AH - En principio no era la idea que había para la portada, un amigo nuestro nos ayudó y sacó fotos de películas que le habíamos pedido. Pero al final Rodrigo se empeñó, tenía muy claro que tenía que ser esta portada, y como a los demás nos gustaban más cosas y no podíamos optar por ninguna, dejamos que se llevara el gato al agua.

Yo sigo pensando que la portada es un poco desacertada porque en el disco hay más cosas, pero Rodrigo sigue teniendo fe ciega en ella. Como los demás tenemos más dudas que él, pues vamos a dar la versión oficial: sí, resume.

Dejando aparte los accidentes de coche, hay algo más que caracteriza a "Arde": las continuas referencias al cine, algo que ya estaba en los trabajos anteriores de Migala, pero que ahora se acentúa. Nada más escucharlo nos vienen a la memoria películas como "El dulce porvenir", de Atom Egoyan, por la unión entre cine y accidentes de tráfico. En "Arde" se hacen continuas referencias a películas concretas como "El graduado" o "Arrebato", de Iván Zulueta.

AH - El cine es parte de vuestra vida también, hoy todos vemos películas todo el tiempo, no hay más explicación. Lo que pasa es que a lo mejor otros grupos no se atreven o no quieren, o les parece mal, incorporar esa parte de su vida a sus canciones. A nosotros nos parece bien y lo usamos, nos aprovechamos de ello, porque es una riqueza muy grande. Hemos incluido también un sampler de "La Vaquilla", un trozo de copla, y no es que "La Vaquilla" sea una película importante para nosotros, pero la hemos visto y ya está, extrajimos de ahí un fragmento musical porque nos interesó en un momento dado. No hay nada demasiado fabricado, ya sé que Migala da esa impresión, pero está muy fabricado inconscientemente. De hecho ahora que lo analizamos, yo puedo encontrar un montón de conexiones entre historias, pero cuando se está haciendo no te das cuenta. Somos un grupo bastante grande, en el que todo el mundo participa, y muchas veces no sabes muy bien por qué conectamos, ni por qué estamos de acuerdo en meter ese trozo de "La Vaquilla", simplemente lo metemos. El cine es parte de la vida de una persona que viva en Madrid, en el año 2000 y que tenga 26, 27 años.

Aparte de los "cortometrajes" sonoros con los que Migala han completado sus tres discos, han regateado con el tiempo hasta conseguir que un "largometraje" suyo ilustrara, a modo de banda sonora, una obra de teatro:

AH - Fue bastante frustrante. Acabamos contentos tanto el director de "Flors", como la compañía en general y nosotros, pero era un proyecto bastante más ambicioso, íbamos ha hacer una banda sonora de verdad y acabó siendo más bien una remezcla de cosas que ya teníamos, por falta de presupuesto, por falta de tiempo. Porque la Compañía General Eléctrica de Barcelona funciona con obras que planifica poco y hacen sobre la marcha, y "Flors" era una de ellas. El propio director no tenía muy claro cómo iba a hacer las cosas, y era muy difícil crear algo a partir de eso.

Con este antecedente y con las referencias cinematográficas que se encuentran en sus discos, no nos extrañaría que un buen día nos sorprendieran con una banda sonora para una película. De hecho, han recibido ya varías propuestas, pero hasta ahora ninguna se ha concretado.

La grabación del disco

AH - Hemos grabado en un estudio lo que es más complicado de grabar bien en casa: chelos, acordeones, baterías. De hecho, al grabar las baterías, hemos aprovechado para grabar a la vez el bajo y la guitarra rítmica. El resto, en casa con el ordenador.

Su debut, "Diciembre 3 a.m.", fue elegido como uno de los mejores discos del 98 por la prensa musical, concretamente por revistas como "AB" y "Rockdelux". "Así duele un verano" es el best-seller del sello Acuarela gracias al éxito que tienen en Francia, Bélgica y el Reino Unido. En Francia han vendido más de 3000 copias, lo que sitúa el listón muy alto para "Arde".

AH - De momento tiene todo muy buena pinta, yo creo que es el mejor disco que hemos hecho. Creo que es la síntesis superada de los anteriores. Recupera inconscientemente muchas cosas de "Diciembre 3.a.m." y también de "Así duele un verano". Creo que es la mejor mezcla posible, hemos dado con el cóctel. Ahora no nos podemos siquiera plantear el próximo disco, la gestación de "Arde" ha sido muy fuerte, con mucho trabajo y muy intenso.

En "Arde", Migala ha contado con las colaboraciones de Nacho Vegas, ex-Manta Ray y mitad musical de Diariu, David Belmonte, ex–Sr.Chinarro, e Irene R. Tremblay, el más reciente fichaje de Acuarela, quienes se han implicado de tal forma en el disco que incluso han ido a vivir con ellos durante la grabación.

World's famous indies

El hecho de estar en un sello independiente garantiza que el éxito es directamente proporcional a la calidad y no a la cantidad de discos vendidos, algo que Migala confirma. Han estado recientemente tocando en Bélgica, donde ni siquiera tienen una compañía que les saque los discos, sino una distribuidora. Actuaron en el club Cinex de Namur el 8 de diciembre, como cabezas de cartel ante 400 personas, donde presentaron "Arde". No hizo falta que hubiera una multinacional de por medio para que tuvieran una entrevista con la televisión nacional belga, ni para que tengan próximamente una presentación exclusiva del álbum para la prensa francesa en Mallorca.

El sello americano Subpop, bandera de la escena independiente, les ha editado un single para su "club del single", una conexión que surge a partir de los comentarios de otros músicos fans de Migala, como Stuart David, ex -Belle y Sebastián, ahora líder de Looper, quien incluyó en una lista de sus 10 discos favoritos de los 90 a "Diciembre 3 a.m."; y también, suponemos, de Damon & Naomi, con quienes tocaron en Madrid, y a quienes acompañaron en una gira por España.

Lo de Francia también surgió a partir del Festival de Benicássim en el 98. Los culpables: el público y la prensa francesa.

En México, la historia es bien distinta. La curiosidad por Migala surge porque la revista "Rockdelux" puede conseguirse en algunas tiendas de discos (aún cuando las discográficas independientes españolas no tienen distribución allí), aunque siempre sea con tres o cuatro meses de retraso. Y después de la crítica que sus primeros discos han recibido, el que se les busque y se les escuche no es algo muy extraño. En México son ya una banda de culto. En el mercado de la Ciudad de México, algo así como el Rastro de Madrid, se puede encontrar a gente que cambiaría muchos discos por el single que editaron en Elefant, que habla de México... y del mezcal Piedrita.

Sin embargo Migala no ha ido aún a México, aunque Abel asegura conocerlo por las películas:

AH - En las películas he estado muchas veces, y en sueños también, luego he estado físicamente, pero estuve en Yucatán nada más. "Arde" tiene un rollo muy mexicano, sobre todo en las dos primeras canciones. Y "Principios de agosto" es totalmente mexicana, es decir, la escala y todo lo que se está usando. Hemos resumido varias fuentes musicales distintas, empezando por el flamenco y por la música de carácter más español y acabando con el folk. La mezcla es lo que ha quedado. La música mexicana ha sido muy importante, quizá como cliché, desde Negrete, a Chavela, esa gracia, esa pasión, eso yo creo que ha influido mucho, realmente estoy llegando ahora a esa conclusión.

Influencias

Como siempre se les ha relacionado musicalmente con otros grupos, tanto europeos como americanos, con los que suelen tener un punto en común, parece a primera vista obvio que esas son sus influencias. Uno se imagina que cuando se reúnen todos sacan la caja de Nick Drake y la escuchan de principio a fin...

AH - Nos gusta a la mayoría, pero creo que Jordi y Rubén no han escuchado nunca a Nick Drake todavía.

Lo que estoy escuchando yo últimamente es "69 love songs" de Magnetic Fields y el disco de Sigur Ros. También escucho mucho a Camarón, esta antología inédita que acaba de salir. En tres o cuatro canciones está tocando él a la vez que canta, con dieciséis años ya era Dios. Le tengo devoción casi. También me gusta el último disco de Anari, La Mala Rodríguez, Elvis, Planetas, muchas cosas...

Arde salió en España el 24 de diciembre, y a partir de enero del 2001 se distribuye en USA (Darla Records), Corea del Sur (Myong Eum Co., Ltd), Bélgica y Holanda (Bang!), Reino Unido (Cargo) y Francia (Poplane).

 

 

Texto, Copyright © 2001 Claudia Ortiz y Eva María Contreras. Todos los derechos reservados.
mariapandora.com

 


Babab.com
Correo: Colaboraciones
Última actualización: domingo, 31 de diciembre de 2000

Copyright © 2000-01 Mañana Es Arte A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.