Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]

Literatura | Música | Imagen | Sabidurías | Desasosiegos | Foro | Biblioteca





Mariapandora.com
Fundación Orquesta Filarmónica de Gran Canaria: "Algo más que una Orquesta"

por Dionisio Rodríguez

La oportunidad que nos brinda el desplazamiento de nuestro corresponsal a las islas, con motivo de cubrir las fiestas lustrales de La Palma (en este mismo número de Babab) motivó que esta sección decidiera dar comienzo a una serie dedicada a las instituciones musicales que a nuestro juicio, y creemos que honradamente y según lo atestiguan sus resultados, pueden servir de acicate y modelo a las demás. Que sea la primera una institución isleña pone de manifiesto que no es la geografía sino las sociedades y sus mentores los responsables últimos del progreso de los pueblos.

Una orquesta sinfónica en el Siglo XXI es algo más que un soberbio instrumento musical. Esto es algo de lo que no parecen enterarse la mayoría de nuestros gestores culturales. No es así en el caso que nos ocupa. Continuadora de una tradición que comenzando en 1845, llega hasta nuestros días ininterrumpidamente, la actual Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, se declara heredera de aquellas que, al amparo de la Sociedad Filarmónica de la capital, o inspiradas por el decidido impulso de gentes como los recordados maestros Gabriel Rodó y MarÇal Gol, marcaron las cumbres de nuestro sinfonismo local. La sociedad canaria en general, y la que nos ocupa en particular, ha demostrado siempre un interés por lo musical plasmado tanto en sus manifestaciones culturales, como en los numerosos artistas, hijos de estas tierras, que han ilustrado páginas brillantes de su historia pasada y actual.

La Fundación, nos explica su presidente Gonzalo Angulo González, la creó el Cabildo Insular de Gran Canaria con la idea de que era el cauce legal más adecuado a un proyecto que fue ambicioso desde el principio.

Tras una primera etapa, en la que el primer logro fue consolidar y profesionalizar tanto a los componentes de la orquesta como al propio equipo de gestión, es cuando se plantea diversificar la apuesta cultural diversificando la oferta.

Primero fue la recuperación de los Conciertos Escolares y la creación de una Escuela de Música a fin de incidir especialmente sobre la población que se supone serán los futuros oyentes.

La conversación, la sostenemos en la nueva sede de la Fundación. En uno de los extremos de la bella playa de Las Canteras de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y junto al espectacular edificio que el arquitecto Oscar Tusquets construyó para sede del Auditorio. El mismo arquitecto ha edificado un bello y luminoso pabellón, con tres cuerpos separados por patios de luz con una ambientación que recuerda un jardín zen. Uno de los cuerpos del edificio, el que alberga la sala de ensayos principal, puede transformarse en estudio de grabación ó utilizarse como sala de conciertos. Ha sido bautizado como sala Gabriel Rodó. El resto del amplio recinto desplegado en dos plantas da cobertura a todas las necesidades de la Fundación.

No es la única nueva aportación que en materia de edificios de fin cultural se ha hecho la Fundación. Es todavía reciente la inauguración y afronta su primera temporada el nuevo Teatro Cuyás, destinado a producciones teatrales y musicales y aún a la opera, y que ha sido recibido con satisfacción por la ciudad, tanto por tratarse de la recuperación del espacio y edificio donde se enclavaba el antiguo cine de igual nombre, como por lo que significa de aportación al necesario entramado cultural de la ciudad.

Otro motivo por el que pueden sentirse orgullosos los miembros de la Fundación son los espectaculares resultados obtenidos por sus diferentes departamentos formativos.

El ciclo de Conciertos para Escolares que organiza el Departamento Pedagógico y dirige Fernando Palacios, ha conseguido cifras de espectadores impensables en el panorama de nuestra cultura, y llegar a amplias capas de la sociedad con programas específicos para niños, jóvenes, bebés y ancianos. Los conciertos "en familia" y la gran cantidad de publicaciones y actividades programadas son otros de los medios para conseguir los objetivos fijados, y que ya se desarrollan en otros puntos de España y en el área de Hispanoamérica.

Todas las músicas y estilos, sin renunciar al rigor necesario en la materia, son susceptibles de ser utilizadas para conseguir del oyente una motivación que le lleve a apreciar la música, una valoración de la misma como lenguaje universal, y al mismo tiempo lograr la formación de un público más consciente, participativo y crítico, acercándoles la música de forma continuada y amena.

La orquesta mantiene también una destacada presencia en todos los espacios escénicos existentes en otros municipios e islas del archipiélago. En cuanto a su temporada sinfónica, la ultima etapa marcada en lo artístico por la presencia en el podio de Adrian Leaper, ha llevado a la orquesta a ampliar enormemente su difusión pública. Hoy se ofrece un abono de 19 conciertos en el Auditorio por precios que oscilan entre las 14.000 y las 35.000 pts. con reducción del 50% para los estudiantes de hasta 28 años. Es notoria su presencia discográfica con 25 CDs en el mercado internacional y una amplia discografía de música española y de diversas producciones didácticas.

La orquesta participa en todas las ediciones del Festival de Música de Canarias, y en la Temporada de Opera, amen de en las producciones propias tales como los Conciertos de Semana Santa y Ciclo de Música Antigua, Festival Internacional de la Guitarra de Canarias, y Concurso Internacional de Canto "Alfredo Kraus".

De encomiable ha de calificarse al menos la recuperación y puesta en escena de la bella escenografía y telones que diseñara el grancanario Néstor de la Torre para un "Don Giovanni" mozartiano, y que han llevado a la práctica Ramón Sánchez Prat y el equipo de la Fundación en el nuevo espacio del Teatro Cuyás.

Justo es nombrar al magnífico equipo que conforman el corazón de esta Fundación, a los ya mencionados, habría que añadir a los coordinadores y responsables de las diferentes áreas artísticas: Manuel Benítez, Gregorio Afonso, Jesús Doreste y Marta Padilla. En la revista de la entidad, además de artículos de algunos de ellos, se glosan las figuras de los desaparecidos Francisco Guerrero y Juán Sanabras, tan queridos e importantes en etapas menos fáciles para la Fundación.

Al frente de todos ellos está desde hace unos años Juan Antonio González Ojellón, gerente de la entidad. Han sido años de expansión y de trabajo frenético en esta casa. De todo ello tuvimos ocasión de hablar con él el pasado 23 de agosto.

El trabajo con artistas supone elementos diferenciales a tener en cuenta

DIONISIO RODRÍGUEZ - ¿Desde cuándo está ligado a la Fundación?

JUAN ANTONIO GONZÁLEZ OJELLÓN - Yo entré en la Fundación dirigiendo la Academia de la Orquesta y coordinando el programa de apoyo a bandas que tenemos por los diferentes municipios. La salida del anterior gerente Juan Márquez hacia la dirección del nuevo Auditorio, propició que yo pudiera acceder a este puesto en febrero de 1997.

DR - Cuéntenos qué significa ser gerente de una Fundación de tan variado campo de actuación cultural.

GO - Ciertamente que no es fácil llevar adelante una empresa como ésta. La variedad aún dentro del mismo ámbito, el trabajo con artistas, supone el contar con elementos diferenciales a tener en cuenta. Desde luego que hay una actividad, unos horarios, nóminas, etc.; pero tienen mucha importancia los proyectos de la Fundación y sus resultados ya que afectan directamente a la sociedad y a su entramado cultural. Requiere una organización, una metodología, y un seguimiento y evaluación de las actividades, para responder al compromiso con una sociedad que nos compromete a ofrecerle lo mejor dentro de nuestra actividad, dentro del panorama musical actual.

DR - Háblenos un poco de los aspectos educativos de la Fundación.

GO - Nosotros tratamos de ocupar los vacíos que tienen las estructuras de enseñanza musical existentes con el fin de paliarlos en la medida de nuestras posibilidades. Nuestros profesionales ejercen la enseñanza instrumental y la formación orquestal profesional, también ejercemos la docencia con los pequeños, aunque en este campo nuestra actividad esta lastrada por la ausencia de profesionales en un área tan especializada. Hemos puesto por ello énfasis en otros aspectos que podíamos cubrir mejor, como el lenguaje musical, el canto coral, las actividades instrumentales colectivas, música y movimiento, música de cámara. Estamos desarrollando complementariamente una política importante con la actividad coral, formando coros de niños, jóvenes y adultos y dándoles formación técnica y musical. La educación conlleva proyectos a medio y largo plazo antes de conseguir resultados notables. Queremos atender tanto a la formación general como a la necesaria para formar a un músico profesional que pueda enfrentarse a esta difícil profesión con garantías.

DR - Observamos que en todos los ámbitos de la Fundación, incluida la orquesta, se observa una importante presencia de gente local. ¿Podría decirnos algo al respecto?

GO - Nuestro propio compromiso público hace de ello uno de nuestros objetivos con nuestros contribuyentes en cuanto a política de empleo, salvaguardando las garantías profesionales que se requiere para ello. No es fácil, y en determinadas áreas nos cuesta más. Así, en cuanto a la formación de profesionales, la política de becas del Cabildo Insular apoya a aquellos que realizan estudios superiores y de postgrado que no se pueden realizar aquí. Es para nosotros una razón y un convencimiento lograr el mayor entronque social posible de la institución y sus componentes. Concretamente en la Orquesta hay un número de españoles y canarios muy importante y por encima de lo habitual en nuestro país.

DR - La prensa nacional y el mundillo de la música se han hecho eco de la labor realizada por la institución, el departamento pedagógico y con los conciertos de divulgación en general. ¿Puede hablarnos un poco de todo ello?

GO - Tenemos varios niveles de actuación. La actuación básica es con los colegios, una vez que nuestro departamento propone los objetivos y destinatarios, elaboramos unas fichas y una documentación de apoyo que ayude a los profesores de música de los colegios a preparar el concierto. Por otro lado cuidamos mucho la presentación y puesta en escena de las diferentes producciones. Los resultados han sido espectaculares y la aceptación máxima. Lo testimonia el hecho de que esos mismo chicos arrastren a sus familias a la repetición del mismo concierto que hacemos los sábados. Lo que llamamos "Conciertos en familia" ya es todo un clásico.

Por otro lado en los conciertos se nota la ausencia de un público juvenil. Ese es otro ámbito en el que estamos incidiendo y los resultados se verán a más largo plazo. Queremos que aprendan a escuchar y que luego oigan lo que quieran, sin inhibiciones. Empezamos a sentir los primeros indicios de los resultados, comenzamos a tener abonados jóvenes que se han formado en nuestros conciertos. La actividad de este departamento que coordina y anima Fernando Palacios es algo que nos llena de satisfacción.

Por otra parte está el asunto del envejecimiento de la población que asiste a los conciertos. Yo dejo sobre el tapete la propuesta de una renovadora reflexión sobre el modelo de orquesta, de concierto, etc. Creo que es un tema interesante la búsqueda de nuevos elementos y la reflexión del fenómeno social que hay tras de ello. Debemos preguntarnos si el modelo que utilizamos para presentar la música, teniendo en cuenta la opinión de los jóvenes, es la adecuada.

Nuestro compromiso mayor es con la música

DR - En ese aspecto, ¿no cree Ud. que la forma de presentar los programas está estancada y no ofrece el suficiente atractivo a los mas jóvenes? ¿ No se identifica el Obertura -Concierto con solista- Sinfonía, con un elemento de la iconografía de nuestros ancestros?

GO - Empezamos a hacer pinitos y experimentamos con programas que tienen otros componentes, desde el Musical a la Música del Siglo XX, es un nuevo reto y tenemos también que ayudar a la formación y a la escucha de músicas que no respondan únicamente a los criterios románticos más estereotipados. Son otros públicos y tratamos de incorporar elementos narrativos y plásticos que ayuden a la mejor comprensión de las obras y a la actitud estética de los compositores en el entorno histórico.

También es cierto que la incidencia del público tiene relación directa con la taquilla. La programación de determinadas obras muy populares completa nuestro aforo con facilidad, pero nuestro compromiso mayor es con la música, que es la que es y la que conforma nuestra realidad actual. Por fortuna, seguimos teniendo magníficos compositores. Es el desconocimiento del lenguaje de la música el que crea las exclusiones en bloque, es cuestión de tiempo una vez más. A los más jóvenes no les resulta tan extraño, ellos lo están viviendo como un lenguaje más de su tiempo.

DR - En otros países europeos es tradición, en el nuestro sin embargo casi es anecdótico, que las orquestas, en su propio nombre, graben producciones con grandes artistas de otras disciplinas musicales. ¿ Que tiene que decir acerco de ello? ¿No significa una autolimitación? Por este mismo Auditorio pasan grandes artistas, Chic Corea, Herbie Hancok, Wiston Marsalis, Arturo Sandoval, por nombrar tan sólo a algunos de los más reconocidos músicos de jazz. ¿Es tan complicado concertar una cita con gentes que tiene una gran cantidad de trabajos con orquesta incluso grabados?

GO - Yo participo de su opinión y considero que se debe hacer. Estamos buscando el momento, tenemos muchos proyectos en marcha y necesitamos tiempo para consolidarlos. Nuestro crecimiento es limitado aunque firme. Debemos dar fijeza y confianza a un núcleo importante de nuestros trabajadores. Es importante consolidar y cohesionar a estas gentes que llevan mucho tiempo tocando juntos y afrontando responsabilidades. Estamos haciendo alguna incursión en el cine (Recientemente, la banda sonora de "Mararia" de Pedro Guerra) y proyectamos alguna colaboración en disco de la índole por la que pregunta. No abjuramos del asunto en absoluto, de hecho siempre programamos algún concierto con contenidos menos habituales. De momento, lo dosificamos y valoramos positivamente y aspiramos a que forme parte de la "normalidad" de nuestros programas, aún sabiendo de las especificidades técnicas y humanas necesarias. Hay que hacerlo bien, sin concesiones al populismo y a lo chabacano.

Nuestras grabaciones son nuestra tarjeta de presentación

DR - Esta Orquesta ha realizado en los últimos años un volumen de grabaciones inusitado para un conjunto español. Ahora, a pesar de haber parado el ritmo se continúa grabando en nuevos proyectos de música española y en las producciones propias. Responde sin duda a una deliberada política de expansión de su mensaje sonoro. ¿Qué podría decirnos al respecto?

GO - Nosotros comenzamos a grabar cuando el mundo del disco tenía sus niveles más bajos y optamos por empresas de distribución que ofrecía un producto a bajo precio, por tener menos costes, sin bajar por ello la calidad. Era un reto para una Orquesta como la nuestra tener una proyección internacional de esa envergadura (25 CD´s en tres años con la firma Arte Nova). Significó un acicate en todos los aspectos y ahí están los resultados. Sirvió también técnica y artísticamente a la institución, que se implicó en el reto. Ahora con ASV estamos haciendo música española con menos premura y estamos obteniendo incluso premios por nuestras grabaciones e interpretaciones, y reseñas en las mejores revistas especializadas. De alguna forma es nuestra tarjeta de presentación, y nos da sus frutos con invitaciones a participar en ciclos y festivales importantes. Pronto visitaremos Austria Suiza y Alemania, todas las plazas un reto para nuestra modesta contribución a la música, pero que nos llena de orgullo como institución. Al Festival de Música de Canarias vienen las mejores Orquestas del mundo. Los directores, "mánagers" y críticos nos oyen y luego nos invitan a sus temporadas. Somos afortunados también en eso.

DR - Ligado al nuevo proyecto del Teatro Cuyás se ha vuelto a revitalizar el nombre de la Orquesta Sinfónica de Las Palmas, formada en esta ocasión básicamente por profesionales que nos son miembros de la OFGC y estudiantes avanzados. Preparan producciones escénicas principalmente. ¿Nos puede comentar un poco la cuestión?

GO - Es una buena idea y una oportunidad para los jóvenes el foguearse un poco en el foso, que es escuela de buenos músicos. La Orquesta se ha constituido en una asociación cultural que bien capitaneada por el competente Antonio Melian, han resuelto y seguirán resolviendo, espero, el apartado orquesta en las producciones del Teatro Cuyás. Es un grupo muy solvente y lo preparamos previamente con los profesionales adecuados. Cubre un vacío semiprofesional y los hemos alentado en lo posible. Hacen una labor limitada de momento, pero están cubriendo de sobras las espectativas.

Tenemos un edificio adecuado a nuestras necesidades, bien situado y diseñado por Tusquets

DR - Nos llama la atención el lujo sin lujo de sede que tiene la Fundación y la Orquesta. Frente al mar, junto al Auditorio y en este cómodo, funcional y bien diseñado espacio y entorno.

GO - Tuvimos que salir de donde estábamos por ser zona hospitalaria y donde se iban a ejecutar obras. Tuvimos problemas para instalar nuestra sede en el Auditorio porque el Ayuntamiento, gestor del mismo, tenía otras ideas para el recinto. De tal forma que nuestra relación con el Auditorio se remite a los conciertos y poco más. Tusquets había diseñado también unas ideas para el entorno del Auditorio, y en esa coyuntura se diseña un edificio con las características que necesitamos y sin impacto apenas sobre el entorno. Cuando se complete todo el proyecto de este espacio, esto estará magnífico. Tenemos un edificio adecuado a nuestras necesidades bien situado y diseñado. Es además un espacio muy agradable.

DR - ¿Qué hay de los espacios aún casi vírgenes en la actuación cultural de una Fundación de estas características? Le digo algunos: Biblioteca Musical, Centro de Documentación, Escuela de Música y Danza, con mayúscula, Publicaciones. En el sentido de lo posible y a medio plazo.

GO - Todos ello y algunos más son temas que se desarrollan en las discusiones de las reuniones del Consejo de esta Fundación. Están algunos de ellos esbozados en nuestro organigrama, necesitamos cuantiosos fondos para desarrollarlos. De momento, los que tenemos son profusamente utilizado. Necesitamos sin embargo, personal especializado en determinadas áreas que no tenemos. Somos conscientes de nuestras carencias, y también de que tenemos que ir ofreciendo más servicios como parte de la vida cotidiana de esta Fundación. Tenemos, modestamente, un archivo musical importante que incrementamos cada año y que utilizan también otras Orquestas. Son muchos años de orquestas sinfónicas en Las Palmas y hemos heredado los archivos y los hemos completado, unos 1.500 títulos en proceso de expansión. Aspiramos a catalogarla y copiarla a formatos que nos asegure un patrimonio a salvo de problemas. Hay un fondo sonoro y de fotografías de toda la vida de la Orquesta.

DR - Solemos preguntar a nuestros entrevistados por su relación con el medio Internet. ¿Cómo está la Fundación en la asignatura Internet, correo electrónico, página web, etc.? ¿Hace la Fundación algún tipo de compras y/o de comercio por Internet?

GO - Para nosotros los asuntos comerciales son incipientes. Usamos sin embargo habitualmente el correo electrónico, y todo el personal se está acostumbrando a utilizar el medio por sus muchas virtudes. Aunque disponemos de página web, aspiramos a mejorarla sobre todo en el mantenimiento, queremos que sea muy ágil y que se convierta en una vía de información importante.

 

Desde las instancias políticas se desarrollan modernamente los impulsos que configuran, en todos los casos, la acción cultural de los pueblos. La prolongada permanencia de un político como Gonzalo Angulo González al frente de la Fundación Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, su constatado amor por la música y el arte y su refrendada permanencia en la institución del Cabildo durante dos decenios, le convierten en un referente de la actuación pública en lo musical de esta comunidad insular. No faltan quienes acusan a la Fundación de ser un ogro devorador de presupuesto y de que no deja espacio a nada más en la institución. Lo que nadie niega es que hay un antes y un después de su dedicación a este área. El Gobierno Autónomo también aporta fondos a la Fundación así como a otras entidades similares.

Con Angulo mantuvimos una charla en la sede de la Fundación. Tras una breve sesión fotográfica en compañía del gerente, y una animada y breve conversación común, nos despedimos de Juan Antonio González agradeciéndole su atención para con nosotros.

Durante los primeros momentos de la charla nos dedicamos a entrar en materia recordando la andadura artística, económica y política que ha tenido la Fundación en sus veinte años de vida. Ya tratados por el gerente el día a día de la institución, optamos por preguntarle a su presidente y referente político por el futuro, y por las líneas maestras que guiarán a la institución.

Estamos en un momento de sosiego y aclimatación

DR - Nos gustaría que nos adelantara cuáles son los proyectos próximos de la Fundación y cuáles son las prioridades en cuanto a nuevos ámbitos de actuación.

GONZALO ANGULO - Estamos aterrizando del último impulso y necesitamos un momento de sosiego y de aclimatación. A la vez, es un momento de expansión de nuestros proyectos. No es un momento fácil, pagamos con nuestro personal el precio de nuestra apuesta de gestión corporativa. Nuestra mejor gente está agobiada. Se impone tanto la reflexión como la necesaria ampliación de nuestro personal técnico que alivie las tareas de gestión.

DR - Al igual que a su gerente le preguntamos por los nuevos ámbitos de actuación de la Fundación que Ud. contempla como posibles.

GA - Básicamente estamos volcados en conseguir que el oyente no habitual acuda a nuestros programas y se aficione o aficione a alguien de la familia. Atendemos la demanda de aquellos que ya acuden a nuestras propuestas, pero buscamos a los que habitualmente no tienen entre sus opciones asistir a un concierto. Hay que buscar nuevas vías de acercamiento.

DR - De eso estuvimos hablando con Juan A. González. De la perseverancia del modelo decimonónico.

GA - Es el modelo utilizado porque de momento no se vislumbran claramente otros, los cambios hay que meditarlos. Por supuesto que se pueden proponer otros modelos y de hecho se hacen. Indefectiblemente en la oferta hay que introducir cambios. También somos conscientes que navegamos en un mundo en que no se ha enseñado precisamente a las gentes a tener un oído y un mínimo criterio musical.

DR - ¿Cree que la actuación de la Fundación es suficientemente conocida, además de reconocida en su ámbito de actuación?

GA - Yo creo que sí, lo que pasa es que nuestra capacidad de ser noticia en los actuales medios de comunicación, que nos llevan del menisco de aquel al contrato de tal como noticia nacional, es limitada. La cultura tiene una onda expansiva informativa lenta, porque la información cultural no resulta prioritaria. No se trata de hacer mas carteles y cuñas. Nosotros dedicamos a ello sólo un presupuesto razonable. Si la sociedad se respeta a sí misma, pone los medios para parar y paliar el desfallecimiento cultural de los medios de comunicación.

DR - En medio del éxito del jazz y el mestizaje, ¿Cómo ve las posibilidades de colaboración con otro tipo de artistas e incluso de lenguajes musicales?

GA - El posible rechazo vendría si acaso de un sector del melómano tradicional. Las Orquestas son muy profesionales y no ponen reparo, todo lo contrario, a tocar cualquier tipo de música. Hay puntos de encuentro y chocamos también con algunos divismos, que los hay, en el pop, el rock y el jazz. Es interesante aunque lógicamente no es para hacerlo todos los días. Nosotros hemos sondeado a algunos, y aparte de caros tampoco se mostraron muy interesados.

Estamos tratando de hacer musicales, un teatro lírico del siglo XX de calidad. Seguimos haciendo intentos, no obstante, a pesar de que personalmente los considero a muchos de ellos demasiado líderes y demasiado ególatras. Soy, no obstante, de los que opino que nos podríamos llevar sorpresas si conseguimos ofertas más imaginativas. La oferta del "superdivo" no nos interesa, y seguimos una línea que espero se imponga en Europa.

Estamos hablando de cosas que pertenecen al territorio de la cultura, al de la espiritualidad y la reflexión humanista compartible por muchos, pero que no debe verse arrinconado en el circo de los divos y divas que en todos los ámbitos florecen. Estamos padeciendo formas de cultura alienantes, y teniendo, por tanto, un público ávido del bravo y el aplauso fácil, que no distingue la calidad de lo que allí se está dando. Es triste. Hecho de menos el pateo, el grito, el abucheo, es todo muy ovejuno. El público con criterio es bueno para la cultura. La historia de la cultura esta hecha de contradicciones y rupturas, es el modelo que mueve todo.

DR - Con las nuevas adquisiciones, la ciudad se ha dotado de multitud de espacios para la actuación cultural. ¿Es fruto de una demanda social o se trata de una actuación de orientación sociopolítica que va por delante de la sociedad canaria?

GA - Concretamente, en el caso del Cuyás, fue una plataforma de ciudadanos la que se opuso a que fuera vaciado y dedicado a oficinas. Ahí estuvieron también Hilda Mauricio, Ignacio Cuesta, Carlos Bosch, Agustín Millares, y más ciudadanos que estábamos haciendo un llamamiento razonable. Hablamos con el Ayuntamiento, Sergio Pérez Padilla apoyó desde la comisión Vegueta-Triana y, tras mil líos hoy, es una realidad. Realmente detectamos un cierto riesgo de sobre-oferta. Las cosas hay que hacerlas sobre bases sólidas, debe haber un substrato aficionado para que cuajen las políticas. Las músicas populares y tradicionales conforman un tejido básico, muchos países han elaborado sobre ello los rasgos de su identidad cultural. Los recursos humanos en éste ámbito son determinantes. El perfil del gestor cultural ha cambiado mucho. ¿Qué está pasando en Gran Canaria? Una gran inversión en espacios culturales en toda la isla. ¿Cómo darle sentido a todo eso? Saber hasta dónde podemos llegar cada uno, coordinar la gestión de tantas iniciativa. Debemos ser cuidadosos en la elección de los agentes culturales, dedicar más recursos a la cultura. Debemos tener una política rigurosa en ello para evitar los "zapirotes" que pululan alrededor de los presupuesto, de lo contrario caeremos en la más absoluta mediocridad. En una profesión en la que prima en gran medida el narcisismo, se desaprovechan las estructuras públicas y el talento de tantos con bastante asiduidad, se ve condicionado por el típico papanatismo local. Pero los que saben escoger su camino y se exigen a sí mismo más allá de su circunstancia local, tienen afortunadamente cada vez mayores oportunidades.

DR - Señálenos otras instituciones españolas del espectro de la cultura musical que le merezcan respeto por su labor.

GA - Sin despreciar a nadie, está claro que al servicio de la cultura y de la música hay muchas. Yo podría señalar por su esencia y sus resultados y también por nuestras relaciones, a la Fundación de "La Caixa" y a la "Fundación Albeniz", destacadas por su incidencia en la sociedad. También tenemos excelentes relaciones con el nuevo Liceo de Barcelona, y hacemos coproducciones con muchas instituciones con las que compartimos nuestra forma de actuar.

Me siento suficientemente recompensado en el Cabildo

DR - Por último, a un político como Ud., conocedor del entramado cultural de este país y conocedor de la política, ¿no le tienta la posibilidad de influir en la política a un nivel superior? ¿No le parece el INAEM y el Ministerio de Cultura un lugar diseñado para Ud. al menos durante un tiempo?

GA - No es algo que pueda tentarme sobre todo por la fuerte politización y escasa capacidad de actuación que se tiene desde esos puestos. Yo considero positivamente al equipo actual y me considero suficientemente recompensado con mi labor en el Cabildo, en el que no tengo casi interferencias políticas, y con el que me siento muy identificado. No le niego que he tenido ofertas para otros puestos más políticos, pero los he rechazado porque me siento muy a gusto en mi actual papel público.

Nuestro tiempo se acaba y dejamos la sede de la Fundación, deseándoles una buena singladura en los procelosos mares de la cultura, y deseando que sepan aunar todas las iniciativas de un pueblo que evidentemente apuesta por el arte y el desarrollo.

 

 

Texto, Copyright © 2000 Dionisio Rodríguez. Todos los derechos reservados.
mariapandora.com

 


Babab.com
Correo: Colaboraciones
Última actualización: jueves, 31 de agosto de 2000

Copyright © 2000-01 Mañana Es Arte A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.