Mariapandora.com
[Visita nuestro patrocinador]

Literatura | Música | Imagen | Ciencia | Sosiegos | Desasosiegos





Deabruak.com
Tánger en cinco oraciones

por Hari Camino

ORACIÓN DEL ALBA

La bruma templada de cualquier mañana mediterránea se convierte en una cortina de suspenso que se abre en el último momento para descubrir las tierras más septentrionales de Africa. A lo lejos los cerros verdepardo. Puntos blancos se desparraman hasta el mar. La Tingis romana -ahora Tánger-, es una ciudad cargada de ambientes disímbolos que se entremezclan y perduran en los sentidos. Si se toma el primer ferry desde Algeciras (España) se puede estar atracando en el puerto a las 9. En caso de haber rellenado correctamente las incomprensibles formas migratorias, el viajero pisa tierra; de lado izquierdo de la bahía tiene una playa, flanqueada como en cualquier parte del mundo por elevados hoteles impersonales y boulevares con palmeras. Delante está la Medina (ciudad antigua), sobre sus tejados, una tupida vegetación de antenas entre las que sobresalen los alminares de varias mezquitas, torres católicas y sinagogas.

ORACIÓN DE LA MAÑANA

La medina de Tánger podría resultar amenazante para el turista recién bajado del autobús, pese a que, lo amenazante son las hordas de turistas sudorosos que se mueven como el plancton. En realidad es un laberinto muy bien organizado por gremios y género, niños jugando al balón, rincones apacibles donde penetra la brisa marina, olor a frutas y cuero, gatos en el pellejo y escaleras multiformes. Una vez en su interior, como en casi todas las medinas, habrá que lidiar con una media docena de guías-camellos que esperan agazapados bajo una chilaba su oportunidad para demostrar la hospitalidad marroquí. -Hola, Ali-Babá-¿Donde tu dejaste los cuarenta ladronis... mejor con curenta mojeres...?- etc.

Dicen conocer el camino más corto a la mezquita famosa, pero éste siempre pasa delante de la tienda de alfombras del amigo, la pastelería del primo o la pensión del cuñado. En caso de pelmacez obsesiva se les puede despachar con dos monedas de 10 dirhams o entrando resueltamente al primer café, para situaciones extremas, con un Sit´ahua (piérdete) es suficiente. Tánger ofrece una posibilidad para el viajero que siempre soñó con penetrar en el corazón del Africa subsahariana, pero gratis. En la parte más baja de la medina (petit souk) se pueden escuchar casi todas las lenguas del continente negro.

Cientos de inmigrantes en pos de Europa, abarrotan las pensiones de mala muerte, pasean agarrados de las manos, bailan ocasionalmente con palmadas y sonrisas que se ven a la distancia. Pueden permanecer en la ciudad durante meses a la espera de saltar ilegalmente a la ciudad española de Ceuta o para conseguirse un espacio clandestino en la bodega de un mercante. Hay que subir hasta la Kasbah (fortaleza en árabe, aunque con restos portugueses), beberse un té a la menta frente a la plaza del mismo nombre y recorrer el antiguo palacio Dar el Makhzen (museo etnográfico y arqueológico).

Finalmente, posar bajo la puerta mayor de la muralla. Al volver a casa se podrá presumir enseñado una foto similar en la portada del Achtung Baby.

ORACIÓN DEL MEDIODÍA

En la parte alta (Blvd Pasteur) está la zona de embajadas, bancos y grandes hoteles. El ambiente gira en torno a la Plaza de los Ociosos, desde donde se puede divisar la costa Andaluza separada tan sólo por 15 kms. de mar y casi 15 siglos de historia. A un costado de dicha plaza está el Café París, sitio frecuentado por intelectuales (Becket, Genet, Bourroghs werethere), trotamundos, prostitutas, hombres de negocios, hombres de negocios turbios, hinchas televisivos del Real Madrid, diplomáticos... Sus camareros son auténticos kioscos de información, conocen al dedillo a cada cliente, son discretamente indispensables si lo que se busca es alguien que haga pasaportes falsos o 20.000 babuchas para exportar. A la hora de la comida, evitar los restaurante típicos, con menús para alemanes, mejor buscar los puestos de bocadillos populares, tan suculentos como barrocos: atún, remolacha, jamón, macarrones, aceitunas, tres salsas. El pescado suele ser bueno, así como el queso fresco envuelto en hojas y los zumos de varias frutas licuadas.

ORACIÓN DE LA TARDE

Para moverse dentro de la ciudad recomendamos los petits taxis (de color azul) y para trayectos más largos, nunca exentos de peligro y emoción, escoger los viejos Mercedes color crema. La naturaleza de estos autos es colectiva, el precio de un solo viaje se divide entre cinco, de esta forma no solo es más económico, sino que se pueden compartir mandarinas, entonar canciones de B. Marley a coro, conseguir alojamiento para esa noche, etc.

Para los que disfrutan del mar se recomiendan las playas de Cabo Spartel en el Atlántico o de Ksar Sghir en el Mediterráneo, ambas a media hora de viaje. Son playas de recreo para los tangerinos o riffeños en donde desembocan pequeños ríos, se pueden comer excelentes tajines de pescado y acampar sobre la arena. Cabo Spartel está sobre el camino que lleva al pueblo blanco de Asilah (otra recomendable excursión).Para llegar a Ksar Sghir tomar la carretera a Ceuta que discurre sobre acantilados y peñones, bosques de pinos y puestos de artesanía beréber montados al lado de las curvas mas pronunciadas.

ULTIMA ORACIÓN

De vuelta a Tánger se puede pasar una tarde inolvidable de cine hindú en el Cinema Riff (delante del Zoco Grande): delirantes thrillers-romantico-musicales con subtítulos en árabe y francés, porros de hachís que recorren varias filas y un precio atractivo por dos pases en sesión continua: 35 centavos de dólar. Dos horas antes del ocaso el aire de la ciudad vibra con una sinfonía de altavoces que repiten "Solo Alá es grande", desde todos los rincones se van uniendo, entremezclando y extinguiendo. Concluye la jornada.

Se van encendiendo las luces distantes de España, pero los ecos de la última oración siguen zumbando en el cielo de Marruecos.

 

 

Texto, Copyright © 2000 Hari Camino. Todos los derechos reservados.
mariapandora.com
[Visita nuestro patrocinador]

 


Babab.com
Correo: Colaboraciones
Última actualización: domingo, 30 de abril de 2000

Copyright © 2000-01 Mañana Es Arte A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor . Todos los derechos reservados.