Mariapandora.com
[Visita nuestro patrocinador]

Literatura | Música | Imagen | Ciencia | Sosiegos | Desasosiegos





Deabruak.com
Bernardo Rivavelarde: "Entre tanta publicidad, voy a ver si diseño algún contenido..."

por Eva María Contreras

España siempre ha contado con grandes artistas y diseñadores y ello se reflejará en breve en el World Wide Web. Lo que sucede es que muchas páginas españolas no han sido creadas por diseñadores, sino por programadores. Lo mismo ocurría hace dos años en Estados Unidos o, más reciente, en Alemania.

Enrique Jungbauer, director de WYSIWYG Diseño Digital.
"Bitniks", Nº 6, 1996.

Parece ser que ya se ha acabado definitivamente la era de los diseños web hechos por programadores. Hoy día, profesionales del diseño trabajan para la web en grandes empresas de diseño digital. Bernardo Rivavelarde es uno de ellos. Trabaja para la multinacional sueca Icon Medialab, aunque los premios de diseño que ha recibido en 1999 y que han hecho que se hable de él se han debido a un trabajo personal, Escuchando Imágenes.

Antes de trabajar en Icon, Bernardo Rivavelarde ya llevaba tiempo dedicado al diseño dentro del mundo digital. Nada más terminar sus estudios de diseño gráfico en 1993 trabajó para la primera revista multimedia española, CD-Magazine. Él y su hermano gemelo la diseñaron a la vez que cumplían otras funciones dentro de la revista. Más tarde entró en Teknoland como diseñador de páginas web. Y allí estuvo dos años hasta terminar en Icon.



La carrera de Rivavelarde ha discurrido pareja al desarrollo del diseño multimedia y su aplicación a la red, a lo que él ha contribuido activamente.

El diseño gráfico en las web empezó en el 93, y ha habido de todo. El boom de hacer cosas espectaculares de diseño en el web se ha pasado ya, por el tema del negocio y el comercio en internet, y los portales... Todo esto condiciona todo lo que se hace en las empresas. Hubo una etapa de asombro, que para mí fue entre 1995 y 1997, en la que se hacían webs muy interesantes habiendo menos recursos que ahora. Ahora condiciona mucho el mercado la creatividad en el web. Pero depende de la empresa, las hay que pretenden hacer cosas muy espectaculares y otras que quieren que sus webs sean sencillas, que generen dinero, que sean rápidas, que no tengan excesivo diseño y sean prácticas.

Habría que diferenciar por tanto entre las empresas dedicadas a realizar páginas de publicidad para empresas y las que no.

Existen empresas de realización de páginas web desde 1994-95. Muchas empresas hacen webs de publicidad. Las de Icon no lo son. Hay diseño, pero deben ser prácticas, tienes que poder utilizarlas para tus gestiones sin que pesen mucho, deben ser rápidas y que funcionen bien. Son condicionantes que no te dejan hacer un web muy atractivo ni muy espectacular. Esas condiciones tienen mucho peso. Tienes que hacer que sea lo más atractivo posible dentro de esos límites.

En las empresas de diseño de páginas web se tiende a la especialización. En ellas, al revés de lo que pasa con los aficionados, que hacen todo ellos mismos, cada uno tiene su cometido. La estructura recuerda muchas veces a la de las empresas de publicidad, con un creativo a la cabeza. Y muchas veces es eso lo que realmente son. Pero también aparecen nuevos personajes específicos de este campo, como el HCI o técnico de usabilidad.

Hace que la web sea lo más práctica y útil posible. Se relaciona con todos los demás. Debe intentar que se llegue a cada sitio en el menor número de pasos posibles. Antes esta figura no existía. Navegan mucho e investigan todos estos temas, buscan soluciones prácticas.

El producto final se debe al trabajo de todo un equipo, y la figura del diseñador, como las demás, se diluye en el conjunto.



Se habla de empresas de diseño, no de diseñadores de web. Es el mercado, como en los anuncios, que se dice qué agencia ha hecho un anuncio, pero no quien lo ha diseñado. Lo que se conoce es la empresa (la marca) que lo ha hecho. Los que estamos aquí metidos sí sabemos quién hace qué, y si se hace bien o mal. En estas empresas tienes que ser la bomba, porque tienes que contentar a todos. Hay mucha presión. Pero en un trabajo propio sólo estás tú. Cada cosa tiene su mérito.

Escuchando imágenes es un trabajo de Bernardo Rivavelarde realizado al margen de su empresa. Un proyecto personal para el que dejó Icon temporalmente en 1998.

Lo hice porque estaba harto de hacer cosas para clientes, aburrido. En estas empresas el trabajo que se hace es comercial, corporativo, tienes que satisfacer a la empresa. Me fui. Y empecé con Escuchando Imágenes, que surgió porque conocí a unos chavales que hacían música electrónica, VMG, charlando en una página web de música electrónica. Tocaron en el Siroco, les fui a ver, y me gustó muchísimo la música. Les dije que iba a hacer una exposición con mis imágenes y les propuse que pusieran la música.

El resultado de esta unión fue una exposición de diseño digital que se presentó en la Galería Valle Quintana de Madrid el 18 de mayo de 1999. Aglutinaba desde imágenes fijas a otras en movimiento, música y una página web.

Escuchando Imágenes es mucho más que la página web. Había una animación también realizada con ordenador. Y un cuaderno interactivo: una pantalla de ordenador con imágenes para que diseñaras tú otra; al terminar lo guardabas en un disquete y te lo llevabas. También se proyectaban diapositivas, como cuarenta imágenes más, diferentes a las que están en la web. Había ordenadores con otras animaciones, y columnas, cada una con un monitor con un tipo de animación, repartidas por la galería. Las imágenes que están en la web estaban impresas, colgadas como cuadros.



Costó muy caro. Me la financié yo junto a la empresa. Apple me dejó ordenadores, Canal Satélite a través de Canal C también me ayudó en cuanto a la promoción: grabaron un programa entero en la galería. Pero a nivel económico: la empresa y yo.

En la actualidad el Museo Reina Sofía de Madrid exhibe hasta el 29 de mayo la exposición Signos del siglo, 100 años de diseño gráfico en España. Y este trabajo de Bernardo Rivavelarde ha sido seleccionado y puede verse en la sala multimedia dedicada a los últimos diseños digitales y la web.

Me llamaron del Reina Sofía gracias al premio Laus, que gané en marzo de 1999 por la página de la exposición. Son premios de diseño. En el ámbito nacional son los más reconocidos en gráfica. Entra desde grafismo de televisión a la papelería de una agencia. Hay muchos premios y el de web me lo dieron a mí.

También ha conseguido con Escuchando Imágenes, su trabajo más alabado hasta el momento, el premio Mobius a la mejor aplicación Net-Art 1999.

Me hizo mucha ilusión porque era un premio de aplicaciones multimedia, englobaba mas que la gráfica, que era lo que contemplaba el Laus. Fui con los músicos y no sabíamos si nos iban a dar un premio. Era una ceremonia, había que presentar los trabajos ante un jurado durante dos días. Y al final dicen si ganas o no. Fue muy emocionante. Me hizo mucha ilusión.



El éxito de Escuchando Imágenes ha hecho que Rivavelarde se decida a intentarlo de nuevo. Dejará Icon durante una temporada para realizar un nuevo trabajo que ya tiene en mente. Empezará nada más volver de París, en mayo, donde se dan los premios Mobius europeos entre los finalistas de cada país.

Para su nuevo proyecto, Bernardo Rivavelarde contará de nuevo con la música de VMG y con la ayuda de un equipo de colaboradores, ya que un trabajo de este tipo y de esta envergadura, aunque libre de los condicionantes de una empresa y de un cliente, no es posible que lo realice una sola persona.

Es un trabajo en equipo. Es como una película, hay un director, pero él no lo hace todo, aunque sea el responsable de todo. Esto es así también: va creciendo muchísimo.

En lo que se refiere al futuro del diseño en la red, parece que los condicionantes económicos seguirán pesando sobre los productos de las grandes empresas de diseño.

No sé hacia dónde va todo. Quizás lo próximo sea la televisión interactiva. Últimamente se ha puesto de moda el portal, y ya todo el mundo está aburrido de los portales. Todas las empresas han hecho portales. Pero van a saturar a la gente, les van a aburrir y luego les dará por otra cosa.

En internet se vive el presente. Hay afán por ganar dinero a golpe de click, por hacer realidad esa historia de "montó su página y en dos meses ya facturaba doscientos millones". La idea es sacar dinero de donde sea. Sean los portales u otra cosa. Es alucinante todo el tema de la publicidad en internet. Es todo publicidad. Haces una página y tienes que reservar espacios para los banners en determinados sitios. Entre tanto anuncio voy a ver si diseño algún contenido...

 

 

Texto, Copyright © 2000 Eva María Contreras. Todos los derechos reservados.
Imágenes, Copyright © 2000 Bernardo Rivavelarde. Todos los derechos reservados.
Sitio web de Escuchando Imágenes: http://www.iconmedialab.es/ei
mariapandora.com
[Visita nuestro patrocinador]

 


Babab.com
Correo: Colaboraciones
Última actualización: sábado, 06 de mayo de 2000

Copyright © 2000-01 Mañana Es Arte A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor . Todos los derechos reservados.