Mariapandora.com
[Visita nuestro patrocinador]

Literatura | Música | Imagen | Ciencia | Desasosiegos





mariapandora.com
Miguel Franco: "La vanguardia está donde hay alguien que hace algo nuevo" (Entrevista a Miguel Franco)

por Manuel Barón

Con 37 años, lleva más de cinco como Contrabajo Solista en la Orquesta Sinfónica de RTVE. En su haber, más de cuarenta estrenos de su obra, cuatro películas, dos premios de composición y varias publicaciones. A primera vista, puede parecer el curriculum de un triunfador, pero no lo cree así Miguel Franco, que sigue luchando por mantener un sitio en el panorama musical español. Una vez que coincidimos tocando me comentó: "...si yo fuera simpático como tú, hubiera llegado más lejos en esta orquesta". Aunque pueda parecer serio, tiene un gran sentido del humor, es amigo de sus amigos y, sobre todo, un trabajador incansable.

Miguel Franco nos cuenta en Babab el punto de vista de un compositor joven, y las dificultades de este duro camino.

MANUEL BARÓN - Tú eres un compositor joven que, me consta, además vives en tu tiempo; pero me comentabas que muchas veces tachan tu música de decimonónica por que es tonal. ¿Dónde está la vanguardia en la música española?

MIGUEL FRANCO - La vanguardia teórica está en los centros oficiales, y la vanguardia en sí misma está donde hay alguien que hace algo nuevo. El problema surge cuando se quiere dirigir la vanguardia. Los patrones de esta vanguardia los dictan en España, entre otros, el Centro para la Difusión de la Música Contemporánea (CDMC). Ellos dictan sus reglas, y todo lo que se salga de ellas no es vanguardia, lo cual puede parecer incluso ofensivo. A veces uno piensa que ellos mismos se protegen entre sí. No se si tienen miedo a que algún virus tonal o de música "biensontante" infecte sus mentes. Lo que sí es malo es apoderarse de la vanguardia por razones políticas, económicas o institucionales. El compositor, como el hombre, ha de ser libre, y ha de tener las mismas oportunidades que cualquiera para dar a conocer su obra. Desde este punto de vista, miembros del CDMC no prestan atención mas que a un determinado tipo de música. Son los salvaguardas de la vanguardia, y no quieren que nadie ajeno a esta vanguardia se mezcle entre ellos.

MB - A pesar de no estar en la vanguardia oficial, y de no tener demasiada suerte a la hora de estrenar, ¿qué es lo que te motiva a componer?

MF - Uno es compositor, pintor o concertista porque quiere destacar; quiere salir de la media ya que cree que tiene algo que decir a la sociedad. Yo escribo música para destacar, como un atleta se entrena a diario para ser el primero. Cuando me pongo a componer, a parte de esta idea, lo único que me conmueve es que mi música va a ser mirada por otras personas, a las que yo conozco y que me aprecian. Aunque no me encarguen de manera oficial ni gane dinero por ello siempre escribo para alguien en concreto. Jamás he escrito música para mí mismo o para alguien desconocido. El problema viene a la hora de estrenar, ya que unas veces se puede y otras, tanto la persona a la que se ha destinado como yo nos quedamos un poco frustrados. Soy un compositor de persona a persona, no de persona a una entidad abstracta. Yo escribo pensando en músicas y en músicos, no como algunos compositores contemporáneos que escriben para ellos mismos.

MB - ¿Qué opinión te merecen los concursos de composición?

MF - Todos los concursos tienen un jurado. En España, que es lo que mejor conozco, el jurado es casi siempre el mismo, independientemente del concurso que se trate. Conozco bien a estos miembros y no van a premiar nunca una obra que no sea de su estilo, ya que la mayoría de ellos son compositores y tienen una idea bien definida: la música rompedora, muy de vanguardia (de su vanguardia), arriesgada, multifónica...; entonces, si un compositor pertenece a esta línea y conoce a los miembros del jurado podrá optar a un premio, si no es absolutamente imposible.

MB - Pero tú has conseguido algún premio...

MF - Los segundos premios a veces sí se dan a gente anónima. En 15 ó 16 años que llevo escribiendo música he recibido dos segundos premios: uno el de Junventudes Musicales en Barcelona en 1.985, y otro en Lliria, en 1.998. Puede que sea fruto de la casualidad o que, en verdad, al jurado le haya gustado mi música, y hayan considerado que, aunque es buena, no merece el primer premio. Espero seguir ganando segundos premios a lo largo de mi vida.

MB - ¿Ganar el segundo premio es una victoria, o es como quedar segundo en una partida de ajedrez?

MF - Ganar un segundo premio siempre es perder. Incluso se pierde aun más si el primer premio queda desierto, que fue mi caso en el año 98. Yo creo que cuando se convoca un concurso, igual que una carrera de atletismo, el premio se debe dar al que llega primero; en este caso, el primero fui yo. Declarar desierto un premio me parece una ofensa para los concursantes y para el jurado mismo. Me ha ocurrido, me molesta y me considero un perdedor. Hubiera preferido no ganar nada.

MB - ¿Consideras que los concursos pueden ser una manera de difundir tu música, o que otras razones te llevan a presentarte a un concurso?

MF - Lo primero es ganar dinero, evidentemente, ya que los premios se anuncian con una dotación económica importante. Premios como en Reina Sofía o el de Lliria tienen una dotación de 2.000.000 ó 2.500.000 de pesetas en el primer premio. La difusión es secundaria, ya que en la música contemporánea es muy limitada. En el mejor de los casos se puede editar un CD y vender 200 ó 300 copias. Por otro lado, si se consigue un premio, los organizadores de conciertos quizá te encarguen una obra, pero no es determinante. Lo que realmente resulta más interesante de un premio es el montante económico, para que vamos a engañarnos.

MB - ¿Qué otros caminos existen para difundir la música de un compositor como tú?

MF - Pues, como en todo, dar la lata; enviar mil cartas o hacer un montón de llamadas. Uno se presenta a si mismo en las distintas orquestas o agrupaciones sinfónicas o de cámara, cuenta lo que ha hecho y lo que quiere hacer. En el mejor de los casos, recibes una respuesta, aunque sea negativa, pero casi siempre lo que ocurre es que no la hay. A la hora de hacer la programación de una agrupación sinfónica o de cámara se tienen en cuenta propuestas de gente realmente muy importante dentro de la música sinfónica clásica: gente que ha trabajado en ministerios, ayuntamientos, o que son presidentes de festivales..., pero no gente anónima. No se da nunca oportunidad a gente que no tiene un nombre hecho ya por otras vías: vía política, comercial, o por vía de la docencia, aunque esta última es la menos probable.

MB - ¿Tú has conseguido algo de esta manera?

MF - No. Todo lo que he conseguido ha sido producto de la amistad, de la gente que me rodea, que me conoce y que conoce mi obra.

MB - ...es posible que no tengas los amigos adecuados, o que tus amigos no están en los puestos adecuados.

MF - Tengo los amigos que el destino me ha deparado. Si es cierto que no tengo amigos importantes, y cuando alguno lo ha sido se ha olvidado de mi. Te puedo contar el caso del Director General de Música de la Comunidad de Murcia, que fue profesor mío de piano durante un año y, como no había mucha diferencia de edad, nos hicimos pronto muy amigos. Después de clase nos íbamos a los bares a contarnos nuestras historias. Yo le contaba mi vida y el me apreciaba muchísimo. Tanto, que cuando llegó al poder se olvidó absolutamente de mí. Mientras él ahora sigue en su despacho, yo sigo en mi casa guardando la música en el cajón.

MB - Tú has estudiado y trabajado fuera de España, y sabes que hay muchos países que nos llevan mucha ventaja en el campo de la música, y una de las causas, a mi entender, es la gran diferencia en sus sistemas de enseñanza y en las infraestructuras en este campo. En este sentido, hay una parcela de la composición que se que tu has tratado, y que en países como Estados Unidos o Inglaterra se aborda con gran seriedad y reconocimiento. ¿Cual es tu opinión a este respecto, y como ves la situación en España?

MF - La música folklórica es la primera que escuchan los niños al nacer; sus madres les cantan y queda en su memoria, muy dentro, pero lo suficientemente presente, y va a aflorar en cualquier instante. Esta circunstancia debe ser tenida en cuenta en respeto a los que van a ser enseñados y en el país donde van a ser enseñados. No estoy de acuerdo en llenar a los niños españoles de melodías sajonas, o por lo menos que no sea sólo este tipo de educación musical la que reciban. Se pueden compaginar con melodías eslavas, húngaras... pero también españolas...

MB - Palabras muy parecidas a las tuyas nos contaba Yehudi Menuhin en la presentación de la ESTA (Asociación Europea de Profesores de Cuerda) en España hace unos cinco o seis años...

MF - Pues si lo dijo el maestro, yo no voy a añadir ni una coma más... Desde este punto de vista me he preocupado de estudiar el cancionero español, y de haber hecho un libro para contrabajo y piano, que ha tenido fortuna y se han hecho versiones para violín, viola y violoncello, una de ellas por quien me entrevista. Además he escrito mucha música sinfónica para estudiantes basada en el folklore español. Estoy muy satisfecho de esta labor a la que he dedicado casi tres años, y que considero una experiencia enriquecedora, tanto el redescubrir el folklore español como contribuir a que los niños que se educan con estas canciones, cuando menos, hagan más felices a sus padres que reconocen estas melodías.

MB - Hay muchas más cosas de las que podríamos seguir hablando, pero sabes que hasta en Internet el espacio el limitado. ¿Querrías añadir algo más?

MF - Tan sólo agradecerte este encuentro, y desearte larga vida en este negocio; y, de paso, deseármela a mí mismo.

MB - En este nuestro negocio... que es la música.

MF - Por supuesto.

Babab te ofrece la posibilidad de obtener en exclusiva una versión del tema Obertura en forma de variaciones (6'54'') de Miguel Franco interpretada por la Orquesta de Cámara del Hermitage dirigida por Alexis Soriano. La grabación se realizó en directo por Radio Nacional de España desde la Sala Goya del Museo Hermitage, San Petersburgo, en julio de 1998. Pulsa aquí para iniciar la descarga (formato mp3, 2'8 Mb).

 

 

Si lo deseas, puedes descargar a tu disco el curriculum vitae de Miguel Franco pulsando aquí.
Texto, Copyright © 2000 Manuel Barón. Todos los derechos reservados.
mariapandora.com
[Visita nuestro patrocinador]

 


Babab.com
Correo: Colaboraciones
Última actualización: viernes, 31 de diciembre de 1999

Copyright © 2000-01 Mañana Es Arte A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.