Biblioteca Babab
[Visita nuestra Biblioteca: libros completos totalmente gratis]

Especiales | Biblioteca | Artículos | Foro | Nosotros | Enlaces | Inicio


Mariapandora.com
27ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires

por Rosana Gutiérrez (enviada especial)

28 de abril de 2001
De Osvaldo Bayer a Maximiliano Guerra, con escalas

Rainer y Minou, más que un amor, más que una historia

El autor de la memorable novela histórica "La Patagonia Rebelde", presentó su primera obra de ficción: "Rainer y Minou", Acompañado por el filósofo León Rozitchner y el escritor Juan Forn, en la Sala José Hernández del predio de La Rural.

El grupo vocal "Opus cuatro" acompañó el acto, entonando baladas de amor que todo el auditorio coreó como si del mejor recital de música popular se hubiese tratado.

Ese clima de "peña folklórica" fue el contexto ideal para llevar adelante la presentación del nuevo libro de uno de los más incansables luchadores por los derechos humanos; que relata una "historia de amor maravillosa, como todas las historias de amor", según los dichos del escritor santafecino.

Pero, si bien esto es cierto, esta novela no es una simple historia de amor, ya que se trata de la relación amorosa imposible entre el hijo de un verdugo nazi y una joven argentina judía, estudiante de cine que viaja a Alemania con una beca.

"Osvaldo ha contado un mito que expresa todas las tragedias del mundo. Se trata de un libro sobre la herencia. Nosotros, los hijos de la tragedia, somos los que vivimos en la vida cotidiana las contradicciones todavía no enfrentadas en nuestra propia historia social". Esto dió lugar a una interesante disertación sobre los horrores del pasado y el modo de afrontar el futuro llevando a cuestas todo ese lastre histórico. "¿Qué hacer con ese pasado tan horrendo que fue el nuestro? ¿Cómo enfrentar la vida después de Auschwitz y de la Escuela de Mecánica de la Armada?", manifestó Rozitchner.

La historia que cuenta Bayer, es una historia real. Los dos personajes existieron y fueron amigos del autor durante su exilio en Berlín. "La novela no busca ser un código de moral, pero la descripción de la absoluta verdad puede servir para que alguna vez el amor derrote a la tragedia. Y también como una lección para los verdugos y los políticos que actuaron y actúan en regímenes que cometen crímenes de lesa humanidad: ¿Qué va a pasar con sus hijos y sus nietos? Van a pagar las culpas de los padres, sin ninguna duda", sintetizó el escritor.

A su vez, el escritor Juan Forn señaló: "Siento un profundo respeto por la obra de Osvaldo Bayer y este libro me lo ha intensificado. Por la decisión de encarar la ficción de una historia tan poderosa, por la potencia expresiva con la que puso todos los detalles, y además por el coraje para poner al corazón como brújula estilística. Tengo una esperanza: que algún día Bayer escriba así su autobiografía, que se investigue de la misma manera en que contó esta historia".

Por último, Osvaldo Bayer, notablemente emocionado habló del desafío que se le presentó al debutar con una novela de ficción. "Nunca me había interesado el género, pero esta historia de la realidad tenía tantos detalles, tantas búsquedas en el amor entre dos seres, que no podía recurrir al método netamente histórico para contarla. Aunque admiro a los novelistas, soy un enemigo del género novela, nunca me ha gustado. Pero me entusiasmé tanto que, si me queda tiempo, voy a seguir escribiendo novelas".

"Ojalá así sea", pareció decir una sala repleta de jóvenes, en su caluroso aplauso.

Después no digas que no te avisé

Si bien, los libreros consideran que el volumen de ventas es menor al esperado (¿y qué se sorprenden?) también tienen esperanzas en que día a día, la cosa vaya poniéndose mejor y, por otro lado, algunos apuestan a compradores potenciales. De eso debiera tratarse, en definitiva, una exposición de estas características, sobre todo, teniendo en cuenta que, a pesar del 10% obligado de descuento en todos los volúmenes y de algunas esporádicas mesas de saldos, los precios no son muy diferentes a los que pueden encontrarse en cualquier librería de la Calle Corrientes.

Lo cierto es que la mayoría de la gente aprovecha la Feria para pasear, "pispiar" (echar una miradita) libros, presenciar algún espectáculo o participar de algún taller.

Pero también hay algunas perlitas a saber: los volúmenes de la Editorial Anagrama que han bajado considerablemente sus precios: obras de Charles Bukowski, Franz Kafka, Jack Kerouac, Raymond Carver, Paul Auster y muchos más, rondando entre los seis y once mangos (léase dólares) Una verdadera "ganga" para quienes hace unas semanas los pagamos entre diez y quince.

Los stand con mesas de ofertas son, por razones obvias los más visitados. Aquellos lectores compulsivos pueden allí, por dos o tres pesos (léase mangos) llevarse esos títulos que desaparecieron "misteriosamente" de las bibliotecas, como "Antología poética" de Federico García Lorca o "Una temporada en el infierno", de Arthur Rimbaud (Librería El Aleph). O, por ocho pesos cada tomo, las obras completas de Charles Dickens y Miguel de Cervantes (Editorial Alfaguara), "La Odisea" de Homero, y "Así hablaba Zaratustra", de Nietzsche (Librería Santa Fé) por 3 pesos.

Por otro lado hay libros que solamente en la feria se pueden conseguir, se trata de autores poco conocidos, obras viejas de autores consagrados, investigaciones específicas y aquellos de editoriales chicas, de provincia o universitarias.

En un stand cedido por la Feria y la Secretaría de Cultura de la Nación, se agrupan treinta editoriales independientes y universitarias donde se encuentran verdaderas "rarezas": autores jóvenes y lo más curioso aún... poetas, mucha poesía. Revistas literarias como "El perseguidor" o "La danza del ratón".

Estos días se ha visto mucho más público, en relación a la semana anterior, pero las conductas de consumo no han cambiado y la apuesta fuerte es el comienzo del nuevo mes. De todas maneras la feria es un buen lugar de paseo y las largas filas de gente pueden verse en las conferencias, los espectáculos o los dos puestos estratégicamente instalados, donde bonitas promotoras sirven, para degustación y felicidad de sedientos lectores, vasitos de fernet con cola y hielo.

Tiemblan las baldosas de un bailongo

En el stand del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la Secretaría de Cultura rinde homenaje a tres de los máximos exponentes de la cultura porteña: Enrique Sántos Discépolo, Homero Manzi y Arturo Jauretche.

Para ello montaron una especie de "pequeño museo" donde pueden verse, entre otros tantos objetos, el afiche de la película "El hincha", (escrito e interpretado por Discepolín), un chaleco blanco que le perteneció, fotos tomadas en la década del 40’, dos discos de pasta: "Chorra", cantado por Luis Mendoza con la orquesta de Juan Sánchez Gorio y "Yira Yira", interpretado por Gardel, con acompañamiento de Francisco Canaro.

De Homero Manzi, una partitura quemada en las puntas de su canción "Turbión", un afiche del film "La guerra gaucha", del director Lucas Demare, basada en el libro de Lugones, que fue adaptado por él y Petit de Murat y un ejemplar del libro "Poemas, prosa y cuentos cortos".

También están los libros más populares de Arturo Jauretche, "Los profetas del odio", "El medio pelo en la sociedad argentina", y "Manual de zonceras argentinas."; algunos de sus célebres "corbatines", textos manuscritos y una foto suya, de joven, en Paso de los Libres.

En una pequeña tribuna que se levantó frente al stand se organizan diariamente espectáculos de tango, teatro y narración oral. Y también mesas redondas, debates y conferencias a cargo de destacados estudiosos de la obra de los tres "maestros".

No todo es literatura

Una hora antes de la cita, más de doscientas personas se agolpaba en desordenadas filas, frente a las puertas del auditorio central de la Feria, en el día de mayor afluencia de público, tal vez dada por un evento que no tuvo que ver estrictamente con libros, pero sí con un "clásico" de la cultura argentina: la presentación de Maximiliano Guerra junto con el Ballet del Mercosur, en un espectáculo organizado por la Asociación Amigos del Teatro Cervantes, quienes tuvieron el buen criterio de programarlo dentro de los días en que el acceso a la Feria es gratuito. Una gran oportunidad para todos aquellos a quienes, por la paupérrima situación económica reinante, este tipo de espectáculos, les está vedado, la mayoría de las veces.

Este gran bailarín, cautivó a un publico amante de la danza y a otro que, seguramente comenzará a hacerlo, a partir de una breve, pero impecable presentación de las piezas "Paso a 2 x 3", "Homenaje a Piazzolla", "Mujeres" y "Arms".

Guerra, en medio de una ovación y los ecos del bandoneón del gran Astor, hizo su aparición recién en la segunda pieza: un exquisito pas de deux, compartido con la eficaz bailarina Karina Olmedo.

Con un talento formidable, su paso perfecto y un salto que semeja al vuelo de un ave, Maximiliano demostró que es, sin dudas uno de los más grandes bailarines del mundo.

Por momentos acercándose a la acrobacia, su plasticidad y sutileza tuvieron esa extraña mezcla de sensualidad tanguera que terminó seduciendo al público cuando volvió a escena para interpretar la última pieza: "Arms".

______________
Más noticias de la Feria en Babab.com:

 

Opina sobre este artículo
Nombre:
E-mail:
Asunto:

¿Qué opinas sobre este artículo?

  

 

Texto y fotografías, Copyright © 2001 Rosana Gutiérrez. Todos los derechos reservados.
Visita nuestro Foro de lectores
[Visita nuestro Foro de Lectores y aporta tu punto de vista]

 


Babab.com
Suscríbete a Babab y recíbelo puntualmente en tu buzón

Correo: Webmaster | Colaboraciones | Información | Publicidad
Última actualización: jueves, 10 de mayo de 2001

Copyright © 2000-01 Mañana Es Arte A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.