Editorial

 

Babab 29 - Sexto cumpleaños

Notas Aniversarias

por Luis Miguel Madrid



Nos sienta bien notar que el tiempo pasa cuando comprobamos que lo hace con nosotros dentro. Estar integrados en las efemérides nos produce una suave tentación de ser felices y las ganas de celebración llegan solas, naturales, produciéndonos normalmente, alegría; una de las más sanas sensaciones que los seres vivos disfrutamos en general y especialmente, mientras seguimos dentro.

Más llamativo incluso, resulta el deseo de compartir situación y sensación con los que consideramos iguales, ampliando el círculo a muchos parecidos e incluyendo a otros diferentes. De este tipo de reuniones, suponemos, nacen muchos convites de colegas, felicitaciones vecinales, borracheras de oficina o los villancicos familiares.

Nos parece bien.

Porque nos parece mal que las personas o países se conviden solos, se vanaglorien de robar, brinden por ganar o canten para espantar la soledad. Resulta triste la tristeza que produce el aislamiento.

Nos parecen mal las fronteras, por si no había quedado claro, ya sean de alambre, de color o de lenguaje. Las consecuencias son vergonzosas. Para quien las construye y quien las sufre. Para el que se beneficia, para el que se queda mirando.

Para todos.

Porque nos parece bien compartir las migajas, palabras o morcillas que tengamos y la vieja práctica del "Juan Palomo" —...yo me lo guiso, yo me lo como— nos da dolor de estómago.

Porque nos parecen bien los billetes abiertos, las puertas abiertas, las revistas abiertas, las fronteras abiertas... en estos días con decorados de festival y fechas especialmente coincidentes, damos la bienvenida al año que comienza, al cumpleaños de Babab y a todas las celebraciones sobradamente merecidas.

Nuestra bienvenida a todas las miradas que estas páginas hagan coincidir. A todos los que quieran estar dentro.

Para todos, desde aquí, nuestra puerta abierta. Nuestros deseos no tienen fronteras.

Ningún tipo de fronteras.

Porque Babab está deliberadamente afuera de fronteras, aquel invento que sirvió al hombre para demostrar su maldad y que sirve aun para aislar y marginar a los que no pueden de los que si. Para dejar fuera a los que no.

Bienvenidos todos a nuestros países, a nuestras miserias, a nuestras pasiones.

Y también nuestra constante bienvenida a Babab.

Bienvenidas muy agradecidas a todos los esfuerzos y talentos que van abriendo el hueco para que Babab también siga estando dentro. También damos la bienvenida a los cambios que gracias a todos vienen y van siendo. A tanto interés desinteresado, a todos los granos del granero, a los todos los granos que caen dentro.

En definitiva, Babab les desea felices tolerancias y próspero año dentro.



Volver al sumario


Opina sobre este artículo
Nombre:
E-mail:
Asunto:

¿Qué opinas sobre este artículo?
  

Texto, Copyright © 2006 Luis Miguel Madrid Todos los derechos reservados.



[ Entra ahora en Babab.com ]
Entra en Babab.com

 


Babab.com
Suscríbete a Babab y recíbelo puntualmente en tu buzón
Última actualización: enero de 2006

Copyright © 2000-06 Mañana Es Arte A.C.
Prohibida la reproducción de cualquier parte de este sitio web sin permiso del editor. Todos los derechos reservados.