Artículos de Luis Miguel Madrid

Gabriel García Márquez: El mundo sin Macondo

LUIS MIGUEL MADRID - Los viajes más largos no salen de su origen, la lejanía está marcada por la intensidad de los sentidos implicados en atravesarla. En ese trasiego de paisajes alrededor de la misma puerta consiste quizás la soledad, que al final no es más que la tristeza que ponen los ojos de los personajes de Gabriel García Márquez ante las prisas de la fatalidad.

HOJAS SECAS MOJADAS. La memoria fermentada de Isabel Bono

por Luis Miguel Madrid   Isabel Bono dice que el único premio que le gustaría recibir es el Nóbel de Física. También dice que cada vez sabe menos cosas y que cada vez quiere menos cosas. Que sólo quiere vivir en Los Alpes, tener un gato que se llame Niebla  y que su vecino cabrero le preste su tablet. Y así se la imagina uno, incluso después de haberla conocido, incluso ahora, sentado al parecer al lado de ella (deseando ser el rey de Suecia… entregándole solemnemente la figurilla en...

LOS ILUSOS, poema de amor en verso blanco

LUIS MIGUEL MADRID - La historia que se cuenta no es trágica ni triste ni tremenda. Los ilusos son seres preocupados, soñadores, provistos de expectativas, ingenuidad y buen carácter (...) [Los Ilusos es] un acto de amor profundo de quien quiere al cine más allá de cualquier tipo de religión. De quien lo vive y se retrata viviéndolo poniendo al entorno como tapadera.

EL CINE DE LAS SÁBANAS BLANCAS

LUIS MIGUEL MADRID - Cuando el pintor Santos recibió un ejemplar de El cine de las sábanas blancas, se esfumó como uno más de los fantasmas retratados en el libro. A las cuatro horas regresó y mostró al poeta todos los poemas estampados. Había puesto la imagen de los personajes sobre los versos. Les añadió trazos, contornos y expresiones. Incluso colores.

PURO POEMA
Vida y muerte de Marina Abramovic´.

LUIS MIGUEL MADRID - De una reunión de poetas lo natural es sacar poesía y eso es lo que han hecho la poeta exploradora Marina Abramovic´, el poeta inventor Robert Wilson, el poeta contador Willem Dafoe y el poeta cantador Antony, grandemente ayudados por un magnífico elenco de poetas variopintos.